Loading...

Síguenos

El sargento primero de Carabineros (r), José Mario Fritz Esparza, interno del Penal Punta Peuco falleció ayer en el Hospital de Carabineros. Fritz es el segundo encarcelado en Punta Peuco que fallece de los cinco que habían solicitado el indulto presidencial en diciembre pasado. Este tema ha sido parte del debate político, cabe recordar que la semana pasada, la presidente de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe (UDI) fue a visitar a un grupo de internos del penal para conocer su estado de salud. En tanto, el diputado José Antonio Kast (Ind) espera que condenados terminales sean indultados.

El sargento en retiro, tenía 85 años y cumplía una condena de 10 años y un día de presidio, por el secuestro calificado de siete personas. Desde 2008 se encontraba recluido en el recinto penitenciario.

Fritz tenía un síndrome demencial de inicio tardío, según lo determinó el Servicio Médico Legal, luego de la solicitud del ministro Mario Carroza —quien investiga causas de Derechos Humanos— para conocer las condiciones de salud mental y evaluar si era o no sobreseído.

Segundo reo que fallece esperando indulto

José Mario Fritz Esparza es el segundo interno en morir tras solicitar el indulto presidencial.

El primero fue el ex carabinero Gustavo Muñoz Albornoz, quien estaba cumpliendo condena de 10 años y un día por el delito de secuestro y homicidio calificado. Su muerte fue polémica, debido a que su defensa acusó que este murió “engrillado”.

Esta solicitud fue apoyada por el abogado Raúl Meza.

La Ley de Indultos determina que para poder recibir tales beneficios, que las condenas no hayan sido por conductas terroristas. También se evalúa la gravedad del delito y la cuantía de la pena.

 Debate presidencial

En tanto, hoy en una entrevista radial, el precandidato presidencial, el diputado José Antonio Kast (Ind) estima que “a todos los adultos mayores de cierta edad para arriba —hay que buscar un consenso—, los dejaría cumplir las penas en sus hogares“.

Además, sostuvo que “aplicaría los beneficios carcelarios para todos, porque hoy día no se les aplica. La persona que lleva la mitad de la condena no puede postular a un beneficio como salida dominical, o libertad vigilada”.

Además, aseguró que “también indultaría a los enfermos terminales, porque no tiene sentido que una persona muera engrillada sin conocimiento en un hospital. Ahí hay más venganza que justicia“.