Luego que la Cámara de Diputados no aprobará las modificaciones que realizó el Senado al proyecto de aborto —impulsado por el gobierno de la Nueva Mayoría–, la iniciativa deberá ser discutida por una "comisión mixta" integrada por cinco diputados y cinco senadores. Si bien la Cámara ya designó a los "honorables" que la conformarán, en el Senado se mantiene en suspenso. Aún no se sabe si serán los senadores de la comisión de Salud o de Constitución lo que participarán de la instancia, decisión que se debe tomar en una sesión en sala llamando a todos los senadores a decidir.

Victor Torres (DC), Leonardo Soto (PS), Marco Antonio Núñez (PPD), Claudia Nogueira (UDI) y Nicolás Monckeberg (RN) han sido los elegidos para integrar la comisión mixta y resolver las diferencias que tiene el proyecto en ambas cámara sobre el artículo que busca consagrar el derecho de la menor de 14 años de recurrir a tribunales en caso de querer abortar, si sus representantes legales están en contra.

Luego que el presidente de la Cámara anunciara a los cinco diputados, la diputada Claudia Nogueira (UDI) sostuvo que "espero que sea un debate profundo, serio y responsable. El debate de hoy muestra que es tan malo el proyecto que ni la propia Nueva Mayoría estuvo dispuesta a apoyar. La votación de hoy es una potente señal que este proyecto de ley que legaliza el aborto no concita toda la adhesión que se pregonó por tantos".

A la espera del Senado

Sin embargo, para poder funcionar la comisión mixta está a la espera de que el Senado designe a sus cinco representantes. Para que esto ocurra, primero se debe dar cuenta a la Cámara Alta que no se aprobaron en la Cámara de Diputados las modificaciones propuestas. 

Luego, la sala podrá resolver qué senadores conformarán la comisión mixta. Estos pueden ser los integrantes de la comisión de Salud —Van Rysselberghe (UDI), Chahuán (RN), Girardi (PPD), Goic (DC) y Rossi (IND ex PS)— o los integrantes de la comisión de Constitución —Larraín (UDI), Espina (RN), Harboe (PPD), De Urresti (PS) y Araya (IND pro DC)— al ser estas instancias quienes estudiaron el proyecto.

Sin embargo, la próxima semana es distrital, es decir, los parlamentarios deben trabajar en sus zonas y el Congreso no sesiona. No obstante, como el proyecto tiene urgencia "discusión inmediata", existe la posibilidad de que se cite a una sesión especial la próxima semana para resolver el tema. 

Comisión mixta podría tener 1 ó 2 sesiones

En tanto, en los pasillos del Congreso hay consenso en que una vez conformada la comisión mixta esta no debiese demorarse más de dos sesiones en zanjar el tema.

Una vez que el proyecto sea despachado por la comisión mixta, este estará listo para convertirse en ley y ser promulgado por la Presidente Bachelet.

Tribunal Constitucional: La esperanza por la vida

No obstante, el proyecto de aborto en tres causales irá al Tribunal Constitucional. Así lo han anunciado desde la oposición, quienes en el trámite de la ley han presentado reservas de constitucionalidad y han hecho explícita su intención de recurrir a dicha instancia para que la ley de aborto sea declarada inconstitucional, se expulse del sistema jurídico y se entienda como derogada.

El requerimiento —el cual ya está redactado— debe ser "formulado antes de la promulgación de la ley" y hasta 5 días después del despacho del proyecto, es decir, entre que los parlamentarios lo votan y la Presidente lo promulga.

Por su parte, la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Claudia Pascual (PC) ha asegurado que "como Ejecutivo nos hemos preparado para ese escenario y lo vamos a defender en el Tribunal Constitucional".

Los votos del Tribunal Constitucional

Tal como adelantó El Demócrata, el Gobierno puso el acelerador en la tramitación del proyecto de aborto para que la revisión que haga el TC sea con el ministro Carlos Carmona como presidente del tribunal, quien fue designado por Bachelet en 2009 y se ha manifestado a favor del "derecho al aborto".

¿La razón? De haber un empate entre los 10 votos del tribunal, será el presidente que haya "conocido" la reclamación quien tenga el voto dirimente en caso de empate, independiente de que haya un nuevo presidente del TC en ejercicio. Iván Aróstica, designado por Piñera y quien como académico ha suscrito el derecho a la vida desde la concepción, asumirá como presidente el 29 de agosto pasando a ser él el voto dirimente.