Tras recorrer España, Colombia, México y Estado Unidos, el próximo lunes 10 de julio llega a Chile el "Bus de la libertad", cuyo objetivo es recorrer las calles del país en defensa de una educación libre de ideologías y del derecho de los padres a educar a sus hijos. Desde el Movilh ya preparan una arremetida contra la campaña, lanzando el "Bus de la diversidad" y exigiéndole al gobierno que tome postura al respecto. Desde el bus de la libertad explican a El Demócrata que "no vamos a reaccionar frente a la intolerancia. Lo nuestro es entregar nuestro mensaje y punto".

 

En conversación con El Demócrata, Francisco Fritis, presidente de la ONG Padres Objetores de Chile —quien en conjunto con CitizenGO Chile y Observatorio Legislativo Cristiano traen el bus a Chile— explica que la máquina "es un símbolo de la libertad de conciencia y la libertad de escoger la educación para nuestros hijos".

"No somos homofóbicos como ellos nos tildan, porque creemos que lo que haga un homosexual adulto, mayor de edad, consciente, en la privacidad es un tema privado y nosotros ahí no nos metemos, no es nuestro tema" — presidente Padres Objetores

El bus es naranjo y tiene escrito con letras blancas "Con mis hijos no se metan". Para Fritis esta frase "responde a cabalidad cual es el objetivo de la llegada del bus a nuestro país, cuyo mensaje va a dirigido a las padres, para que despierten y se preocupen por saber qué se les está enseñando a sus hijos y quién le está enseñando. Que entiendan que hoy, con los instructivos que entrega el ministerio de Educación, está cambiando la enseñanza de los niños".

Itinerario del bus: La Moneda y el Congreso

El bus naranjo estará seis días en nuestro país, desde el lunes 10 al sábado 16. "Hay un itinerario pre establecido, que se está afinando, pero evidentemente vamos a estar visitando La Moneda, para entregar las firmas que hemos reunido a través de a plataforma de CitizenGO y haremos una acción similar en el Congreso el miércoles", comenta el presidente de Padres Objetores.

Desde el Movilh preparan arremetida

Tras el anuncio de la llegada del "Bus de la libertad" a Chile, el Movilh manifestó su "su máximo repudio" contra "una funesta y odiosa campaña de la ONG española Hazte Oír, del grupo Citizen Go". Asimismo, anunció que responderán sacando su propio bus a las calles de Santiago y Valparaíso. Se llamará el "Bus de la Diversidad y el Respeto", cuyo objetivo será "promover la plena inclusión de las personas LGBTI en el sistema escolar y en toda la sociedad".

Frente a esto, Francisco Fristis afirma que "es lógica la reacción de ellos. No esperábamos que se fuesen a quedar tranquilos. Todas las reacciones que hemos visto publicadas nos demuestran cuán intolerante pueden llegar a ser. Nosotros simplemente estamos entregando un mensaje, dirigido a los padres y las familias y vemos que a ellos no les gusta".

"No somos homofóbicos"

En tanto, desde el Movilh han enviado cartas a "la Cancillería, al Ministerio de Educación y a la Segegob, solicitando al Ejecutivo que exprese su más férreo rechazo a esta campaña de odio emprendida por unos de los grupos más homofóbicos y transfóbicos del mundo y que intenta ilegítimamente interferir en la autonomía de los países".

Por su parte, el presidente de Padres Objetores recalca a El Demócrata que "no somos homofóbicos como ellos nos tildan, porque creemos que lo que haga un homosexual adulto, mayor de edad, consciente, en la privacidad es un tema privado y nosotros ahí no nos metemos, no es nuestro tema".

En esa línea, explica que "ciudadanos tenemos derechos a discrepar, pensar diferente y defender a nuestra familia. Creemos que los niños deben estar a salvaguarda de este adoctrinamiento que no es nuevo, el homosexualismo como corriente política viene impulsado desde la ONU y es de carácter global".

"Nosotros como ONG Padres Objetores hemos hablado con homosexuales, quienes nos han dicho que no se sienten representados ni por Iguales ni por el Movilh, ya que a ellos no les interesa ni el matrimonio igualitario, ni tampoco adoptar. Por eso decimos que lo que buscan estas leyes es favorecer a la minoría de la minoría", agrega Fritis. 

"No vamos a reaccionar frente a la intolerancia"

En otros países del mundo en los que ha estado el bus, este ha recibido fuertes criticas y agresiones, por ejemplo le ha tirado piedras. Si esto llegase a pasar en Chile, Fristis asegura que "a parte de recibir las piedras, tomate, huevo y pinturas, nosotros no vamos a reaccionar frente a la intolerancia. Lo nuestro es entregar nuestro mensaje y punto".

Asimismo, el presidente de Padres Objetores advierte que "no vamos a caer en el juego de la violencia, no vamos a caer en las provocaciones. Solo queremos advertir a los padres que se preocupen de la educación, sobre todo que desde la educación parvularia ya están enseñando los conceptos de ideología de género".