Este martes la comisión de Salud del Senado retomó la discusión sobre aborto en niñas menores de 14 años que han sido víctimas de violación. En la instancia, se aprobó la propuesta del Ejecutivo, la cual permite que la niña pueda abortar pese a no contar con el consentimiento de sus padres. En este caso, es el juez quien dará la autorización. De haber violación, el juez nunca se puede negar a que la niña aborte y como la ley considera que toda relación sexual de una niña menor de 14 es violación, dicha indicación se abre al aborto libre para las mujeres hasta los 13 años.

[caption width="1024" id="attachment_35858" align="alignnone"] FOTO:PABLO OVALLE/AGENCIAUNO[/caption]

Con los votos a favor de Carolina Goic (DC), Guido Girardi (PPD) y Rabindranath Quinteros (PS) —en reemplazo de Fulvio Rossi (IND ex PS)—, la comisión de Salud aprobó la propuesta del gobierno de Michelle Bachelet, la que establece principalmente que:

  • Tratándose de una niña menor de 14 años, además de su voluntad, el aborto deberá contar con la autorización de uno de sus representantes legales, a elección de la niña.
  • A falta de autorización —entendiendo por tal la negación del representante— la niña, asistida por un integrante del equipo médico, podrá solicitar la intervención de un juez.
  • El tribunal resolverá la solicitud de aborto, sin forma de juicio y verbalmente, a más tardar dentro de las 48 horas siguientes a la presentación de la solicitud, con los antecedentes que presente el equipo de salud y oyendo a la niña o al integrante de éste que la asista.
  • El procedimiento será reservado, no será admitida oposición alguna de terceros y la resolución que deniega la autorización será impugnable vía recurso de apelación.
  • Cuando a juicio del médico existan antecedentes para afirmar que la solicitud de autorización al o la representante legal podría generar a la niña menor de 14 años, o la mujer declarada incapaz judicial a causa de demencia, un riesgo grave de maltrato, se prescindirá de ésta y se solicitará una autorización judicial sustitutiva.

La senadora Carolina Goic (DC), quien en la sesión de ayer manifestó su rechazo a que los tribunales de justicia no formaran parte del procedimiento, destacó la propuesta del gobierno. "Se ha perfeccionado el texto y espero que en la sala tengamos la mayoría suficiente para que sea aprobada", dijo la presidente de la DC.

Cabe destacar que dicha indicación hace referencia a las niñas menores de 14 años que han sido víctimas de una violación. Sin embargo, la ley establece que toda relación sexual de una menor de 14 se considera violación, salvo que el hombre tenga máximo dos años de diferencia con la niña.

Es por esto, que cada vez que una mujer menor de 14 esté embarazada podrá abortar, ya que no importará si su relación fue "con amor" o "a la fuerza", pues siempre será violación.

Derecho preferente de los padres a educar

[caption width="1024" id="attachment_19037" align="alignnone"] FOTO: PABLO VERA LISPERGUER/AGENCIAUNO[/caption]

En tanto, la senadora Jacqueline Van Rysselberghe (UDI) —quien votó en contra— sostuvo que si bien comprende que "hay situaciones dramáticas, en donde hay niños que son abusados, y creo que hay que resguardarlo", no está de acuerdo con que "a través de esta norma estemos permeando el cuidado preferente de los niños por parte de sus padres".

"Le estamos dando a los menores de 14 años la posibilidad de hacer acciones a escondida de uno de los dos padres. Una niña de 13 años perfectamente se puede haber metido con un chiquillo de 18 ó 19 años y quedó embarazada y va a poder hacer uso de esta causal (violación), en contra de lo que sus padres puedan querer para ella", advirtió la senadora Jacqueline Van Rysselberghe (UDI).

En esa línea, la presidente de la UDI sostuvo que "la familia es el pilar fundamental de la sociedad y ustedes (dirigiéndose al gobierno) están metiendo al Estado adentro de la familia, haciéndonos creer que un niño de 14 años puede mandarse solo (...) Este proyecto es mucho más que el aborto en tres causales, va de la mano de una serie de iniciativas que se están viendo en este Parlamento y que desde la izquierda están tratando de permear lo que son los valores de la familia".

Por su parte, el senador Francisco Chahuán (RN) votó en contra de la indicación, asegurando que con ella se "están creando atribuciones extraordinarias para los tribunales de justicia, vulnera el derecho preferente de los padres de educar a sus hijos y vulnera el derecho a la vida". En esa línea, el senador RN sostuvo que "acá vemos el intento para que sea que será un medico —no dice especialista— el que deberá resolver el interés superior del niño".