Desde el Congreso, el activismo, la medicina y el arte hay quienes pelean día a día por defender la vida del que está por nacer, que se ve amedrentada por el proyecto de aborto en tres causales. Cristóbal Aguilera, Rosario Vidal, Luis Jensen y María Paz Vial están en primera linea de una lucha fatigosa y muchas veces silenciosa: que todo niño en el vientre de su madre pueda vivir. Así, el esfuerzo de ellos cuatro se une en la misma meta.

[caption width="1024" id="attachment_32332" align="alignnone"] FOTO: CAROLINA PRIETO / EL DEMÓCRATA[/caption]

Cristóbal Aguilera, labor legislativa

No utiliza pancartas, no sale en los medios, ni marcha en las calles. Su misión es otra: influir día a día en el proceso de creación de las leyes, para que estas respondan a la defensa de los derechos humanos, con el derecho a la vida como el primero de todos. Es así como a sus 26 años, Cristóbal Aguilera —abogado y coordinador legislativo de Comunidad y Justicia—, sigue de cerca la tramitación del proyecto de aborto en tres causales, asesorando a parlamentarios y tratando de frenar la iniciativa impulsada por la Nueva Mayoría.

"Nuestra experiencia es que si uno va con argumentos jurídicos serios, contundentes, si ha preparado la discusión, pero también va abierto a conversar, a entender la postura del otro, siempre va a haber espacio de diálogo con quienes tienen otra postura", explica Aguilera a El Demócrata. 

Si bien Cristóbal celebra que el movimiento pro vida ha reaccionado con mucha fuerza ante el proyecto de aborto en tres causales, reconoce que en él hay descoordinación e inexperiencia, versus el movimiento a favor del aborto, el cual lleva años de trabajo de la mano de Planned Parenthood, Aprofa y Miles Chile, entre otros.

[caption width="1024" id="attachment_27862" align="alignnone"] FOTO: PABLO OVALLE ISASMENDI/AGENCIAUNO[/caption]

En esa línea, Aguilera explica que "la razón o proporción entre el lobby pro aborto y anti aborto es de 10 a 1 en el Congreso", lo que entre otras cosas podría explicarse porque el gobierno de la Nueva Mayoría está de su lado. "Hay muchos trabajadores del gobierno que son efectivamente lobbystas, contratados por el gobierno para generar el cambio que ellos propician a través de estas leyes. En cambio, falta en los pasillos una presencia nuestra", advierte el abogado de Comunidad y Justicia.

Asimismo, Cristóbal sostiene que "si nosotros nos hubiéramos comprometido realmente con un proyecto para acoger a las mujeres con embarazos vulnerables hace cinco ó 10 años atrás, quizás el aborto habría disminuido, porque ya hubiese habido una solución mucho más humana para esos casos dramáticos".

"Si venía esta ola muy grande a favor del aborto, uno debería haberla atajado antes de que se proyectara un proyecto de aborto", reflexiona el abogado.

Por otro lado, Aguilera es enfático en que no hay que dar la batalla contra el aborto por perdida, ya que si bien el proyecto pareciera estar en su recta final, "todavía quedan instancias claves, como la votación en particular en el Senado y un eventual pronunciamiento del Tribunal Constitucional".

Finalmente, Cristóbal asegura que si se aprueba el proyecto, "es ahí donde empieza la arremetida principal, desde el punto de vista social, para poder derogar una ley de aborto", ya que "ahí no termina la pelea, sino que comienza el verdadero combate. Le he dicho mucho a parlamentarios que una vez promulgado este proyecto, lo primero que hay que hacer es presentar otro para derogarlo o para disminuir su alcance".

Rosario Vidal, Mujeres Reivindica

[caption width="1024" id="attachment_32333" align="alignnone"] FOTO: CAROLINA PRIETO / EL DEMÓCRATA[/caption]

Rosario Vidal fue madre por primera vez a los 17 años y no fue fácil. Hoy tiene 36 años y mira con impotencia y frustración el proyecto de aborto en tres causales. Impotencia, por la forma en que el movimiento pro aborto ha desplegado el lobby en Chile con un discurso que, a su juicio, "no es una representación real de las mujeres que viven el problema del aborto" ya que "tratan de normalizar algo que es violento". Frustración, por la poca disposición de los parlamentarios a dialogar y escuchar, ya que "hay un mandato de sacar una ley adelante, así esta sea tremendamente dañina".

En 2008, Rosario junto a un grupo de mujeres y a partir de sus experiencias personales, crean "Mujeres Reivindica", un movimiento que busca ser un contrapunto al lobby del aborto y que "surge del sentir de la maternidad, del querer, de los conflictos que se vive respecto a la maternidad y que no están representados públicamente, ni políticamente en ninguna parte en forma seria y que de eso derivan muchos problemas que son invisibles", relata a El Demócrata.

[caption width="960" id="attachment_19870" align="alignnone"] Manifestación "La voz del corazón"[/caption]

Vidal asegura emocionada que "ser mamá es un sentimiento muy potente y por lo mismo el aborto es igual de intenso, porque trata de la vida de un hijo, y esa vida está en conflicto. Si el aborto fuera algo que no implicara ni amor, ni afecto, ni un hijo, no significaría el dolor que todo el mundo reconoce".

En esa línea, la presidente de Mujeres Reivindica sostiene que "hay una distorsión tan grande del problema del aborto, que uno no se puede quedar callado, porque es como que pasen por encima de las mujeres. El aborto pone en jaque a las mismas mujeres y da lo mismo en qué posición estés, a favor o en contra, es dañino para las mujeres". 

Por un lado, "Mujeres Reivindica" se dedica al contacto con la comunidad, ofreciendo ayuda a distintos hogares y fundaciones. Por otro, se dedican al activismo y a realizar campañas comunicacionales en contra de la ley de aborto.

[caption width="960" id="attachment_19869" align="alignnone"] Manifestación "La voz del corazón"[/caption]

Una de ellas es "La voz del corazón". Esta es una manifestación de mujeres embarazadas con megáfonos conectados a monitores fetales con los que reproducen en vivo los latidos de corazones de niños que están por nacer.

Rosario sostiene que la idea surge ya que "había que despejar el camino y mostrar de lo que verdaderamente estamos hablando. Nadie que es humano puede ser indiferente al latido de un corazón". Para explicarlo, Vidal cita a la periodista Alejandra Matus, "quien dijo que para poder hacer lo que quieras con un ser humano, tienes que hacer como que no lo sea. Todo el discurso a favor del aborto apunta a eso".

Sobre cómo ve al movimiento pro vida, Vidal manifiesta que "les falta mayor compromiso. Creo que nos han acomplejado mucho. La gente tiene mucho miedo de dar su opinión, porque si algo ha conseguido la posición a favor es que se transforme en políticamente incorrecto decir 'yo estoy en contra del aborto'".

Luis Jensen, Médicos Comprometidos por la Vida

[caption width="2603" id="attachment_32463" align="alignnone"] FOTO: CAROLINA PRIETO / EL DEMÓCRATA[/caption]

Su misión de médico es resguardar la vida siempre. Por eso, tras el anuncio de la Presidente Michelle Bachelet durante el discurso del 21 de mayo de 2014 de ingresar al Congreso un proyecto para despenalizar el aborto en tres causales, el doctor Luis Jensen se reunió con un grupo de médicos para elaborar un manifiesto que sintetizara en nueve puntos su postura sobre el tema y su compromiso con la vida.

Es así, como Jensen y el grupo "Médicos Comprometidos por la Vida" difundieron el documento, logrando recolectar más de 1.300 firmas —ante notario— de médicos y estudiantes de medicina y cerca de 50.000 firmas de personas que adhieren a dicho compromiso. "Tenemos certeza de que todas esas personas están comprometidas y nos la vamos a jugar por este tema", aseguró Luis Jensen a El Demócrata.

En paralelo, la organización de médicos trató de participar en las distintas instancias legislativas del proyecto, tanto en la comisión de Salud de la Cámara de Diputados, como en la del Senado. Sin embargo, "nunca tuvimos posibilidades de llegar", denuncia Jensen.

Es por eso, que en 2016 "decidimos salir a la luz pública con una manifestación cívico cultural en la plaza de la Constitución, en la que gráficamente tendimos en el suelo delantales blancos. Era una especie de señal de que los médicos vamos a dejar el delantal si es que tenemos hacer abortos, no estamos dispuestos a transar nuestro ejercicio de profesión con eso".

[caption width="762" id="attachment_18890" align="alignnone"] "Médicos comprometidos por la vida" entregó más de 1.300 firmas de médicos y estudiantes de medicina contra el aborto a la Presidente Bachelet[/caption]

Tras el acto público, los médicos lograron reunirse con el ministro del Interior, Mario Fernández (DC) y con algunos senadores de la comisión de Salud del Senado. Asimismo, realizaron dos manifestaciones más: una en Valparaíso y otra en Santiago. Aún así, Jensen aseguró que "no hay ninguna disposición por parte de los senadores y diputados a dialogar y escuchar (...) Hay una decisión tomada y que la van a implementar a diestra y siniestra".

En tanto, el vocero de Médicos Comprometidos por la Vida criticó cómo el proyecto de ley aborda la objeción de conciencia, ya que en él sólo se le permitirá al médico acudir a ella para no realizar un aborto y no el resto del equipo, lo que atenta contra un derecho de todas las personas. Por eso, Jensen comentó que "estamos organizándonos para que en todos los servicios de salud haya un grupo de personas que no van a participar en ninguna etapa del aborto (...) Ya se verá qué sucede después, si se sigue siendo funcionario del servicio, te cambian, te echan, te hacen un sumario o te hacen la vida imposible".

[caption width="674" id="attachment_18904" align="alignnone"] "Médicos comprometidos con la vida" tendieron sus delantales en el suelo, en señal de que prefieren colgar sus delantales, antes de realizar un aborto[/caption]

Finalmente, Jensen hizo un llamado a la comunidad pro vida a unir fuerzas y no perder nunca el foco de la discusión, que es la vida humana. "Aquí las personas que estamos jugándonos por el respeto, el cuidado y el servicio de la vida, tenemos que seguir tratando de unir fuerzas para lograr tener un impacto en la cultura. No podemos seguir disgregados. Nos faltan estrategias que unan las fuerzas y que tengamos un mensaje propositiva".

Asimismo, en la discusión contra el aborto "se confunde mucha veces el plano objetivo —continúa el doctor—, de la ciencia, con el tema político, ideológico, económico, y por otro lado religioso. Debemos ser capaces de hacer una sola propuesta que toque todos esos aspectos de forma propositiva y constructiva".

María Paz Vial, Mujeres de Blanco

[caption width="1024" id="attachment_32341" align="alignnone"] FOTO: CAROLINA PRIETO / EL DEMÓCRATA[/caption]

María Paz Vial necesitaba dar a conocer un mensaje fuerte y claro a todas las mujeres que han abortado: "Tu hijo no te condena, ni te apunta con el dedo y no te odia. Desde el amor, él te sigue amando y está vivo". Es así como en 2015 nace "Mujeres de Blanco", movimiento que "surge de la inspiración" y busca darle a las mujeres una palabra de apoyo, sin juzgarla, para que pueda salir adelante.

"Mi experiencia es cuando tú das esta noticia a una mujer que ha abortado, se le abre el cielo, y ella tiene la opción de dejar de considerar el aborto como opción, porque se da cuenta que es un ser vivo y es un ser que quiere su bien", explica María Paz a El Demócrata.

Para dar a conocer el mensaje, "Mujeres de Blanco" ha realizado 13 manifestaciones artísticas, las cuales surgen "en respuesta al proyecto de ley de aborto, con una plástica en la calle, la que entendemos como un acto en el silencio", asegura Vial, quien se dedica al teatro, trabajando con imágenes y sensaciones.

La primera de ellas, fue el 19 de marzo de 2015 en la Plaza de la Constitución, y consistió en mujeres vestidas de blanco con una caja pequeña, con el nombre del niño que fue abortado escrito en ella y una cruz negra. "La caja no es un sarcófago de muerte, sino una pequeña nueva cuna", en la cual las mujeres pueden "volver a acunarlo (a su hijo) y volver a enterrarlo, pero no como quien entierra un pecado, sino dándole un sentido que trasciende".

[caption width="1024" id="attachment_32450" align="alignnone"] FOTO: PABLO OVALLE ISASMENDI /AGENCIAUNO[/caption]

En esa línea, Paz explica que "hablamos con la imagen, hablamos en cómo nos vestimos, cómo caminamos y cómo —en la manifestación— formamos un cuerpo. No está cada mujer sola, ya que nos necesitamos unas a otras".

Por otro lado, la creadora de "Mujeres de Blanco" sostiene que la idea nace producto del "gran dolor de las mujeres que han abortado, que se sienten encerradas y esclavas al seguir abortando, como si tuvieran una marca que las lleva a un destino que es malo y sin vuelta. Como una mancha, pero no es una mancha, es un niño, al cual tú le puedes pedir perdón. Ese paso es algo muy liberador, muy sanador".

El acto más grande de "Mujeres de Blanco" fue en septiembre de 2015, en la que miles de personas llegaron hasta la explanada del Templo Votivo de Maipú, vestidos de blanco, para manifestar su rechazo en contra el proyecto de aborto.

[caption width="1024" id="attachment_32449" align="alignnone"] FOTO:FRANCISCO LONGA/AGENCIAUNO[/caption]

Finalmente, María Paz asegura que "todavía queda mucho por hacer", y que es necesario que "más gente salga a las calles".