El gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, incrementó las limitaciones para el financiamiento de grupos u organizaciones de salud en el extranjero que promuevan el aborto. No se entregarán fondos a las entidades que promuevan el asesinato de los niños que están por nacer, incluso si se dedican a otras causas.

Donald Trump: EEUU no financiará a organizaciones extranjeras pro aborto

Por medio del programa "Protección de la Vida en la Asistencia de Salud Global" se financiarán organizaciones no gubernamentales de todo el mundo, que cumplan con la regla de "mordaza global", la que prohíbe aportar con organizaciones que colaboren con el aborto. Esta iniciativa cuenta con un presupuesto de US$8.800 millones.

Así se se prohíbe a las organizaciones que reciban recursos de Estados Unidos promover o entregar servicios de abortos, sin importar si los obtienen del extranjero. A modo de ejemplo: una clínica que tenga aportes de Estados Unidos para combatir el VIH o el zika, perderá los recursos si colabora con el asesinato de bebés no nacidos.

"El dinero de EEUU no debe usarse para el aborto"

Desde el gobierno de Estados Unidos especificaron que: "Lo que el presidente ha dejado muy claro es: el dinero de los contribuyentes estadounidenses no debe usarse para apoyar a las organizaciones extranjeras que realizan o promueven activamente el aborto como un método de planificación familiar en otras naciones".