Luego que el candidato del Partido Progresista, Marco Enríquez-Ominami, se reuniera con el Presidente de Bolivia, Evo Morales, para ofrecer una salida diplomática al conflicto entre ambos países en caso de que resultara electo, en conversación con El Demócrata, el diputado José Manuel Edwards (Ind ex RN), acusó a ME-O de "privilegiar sus intereses" en desmedro de los del país.

El siempre candidato del Partido Progresista se reunió con el Presidente de Bolivia, Evo Morales, a quien le adelantó que en caso de llegar a La Moneda, le ofrecerá que Bolivia baje su demanda marítima ante La Haya a cambio de que Chile haga lo mismo con la que hizo respecto al derecho de las aguas del Río Silala y de esta forma, se pueda negociar bilateralmente la salida al mar.

Al respecto, el diputado José Manuel "Rojo" Edwards (ex RN), sostiene que la política exterior la maneja el Presidente de la República, "por lo tanto, los candidatos no tienen nada que opinar sino es para apoyarlos en estas materias, en particular cuando hay un juicio en La Haya".

En esa línea, el legislador emplaza al cineasta: "Marco Enríquez-Ominami tiene que entender que no se puede hacer propaganda con la defensa de Chile, porque esta tiene que ser una sola voz, porque es lo que le conviene".

Además, Edwards expresa que "las diferencias se tratan internamente, y por lo tanto, que un candidato presidencial vaya a hacer una negociación ficticia con un mandatario extranjero, en un tema que está en una corte internacional, debilita la posición chilena".

Respecto a la propuesta que le presentará el candidato a La Moneda a Morales, el diputado piensa que esta puede discutirse "más allá de si es buena o mala". "El tema es que él no tiene derecho a hacerlo en este minuto, porque él sabe que lo que está haciendo no es la política que ha adoptado la Cancillería y todos los gobiernos anteriores".

Finalmente, reflexiona: "Lo que va a decir hoy día Evo Morales, es que 'un candidato presidencial piensa distinto a la defensa que ha hecho Chile' y eso nos debilita. Por eso sus intereses de dar una propuesta en ese sentido, quizás podría hacerlo públicamente, lo que ya es cuestionable, pero a través de una reunión con un mandatario extranjero va realmente contra los intereses de Chile".