La Presidente Michelle Bachelet  anunció este miércoles en la Asamblea General de la ONU que enviaría un proyecto de "matrimonio homosexual" en la primera mitad del 2017. La iniciativa se enmarca en una serie de medidas que el Estado —representado por la Nueva Mayoría— prometió al Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) en un acuerdo firmado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En 2012 el Movilh denunció ante el CIDH que el Estado de Chile habría vulnerado algunos principios establecidos por la Convención Americana de Derechos Humanos. Es por esto, que en junio de este año, el Movilh y el Estado firmaron un acuerdo de resolución amistosa, en el que este último se reconocía la necesidad de mejorar y adecuar sus políticas públicas y legislación para garantizar los derechos de las personas LGBTI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales).

El acuerdo fue firmado por el vocero del Movilh, Rolando Jiménez, y por el director de Derechos Humanos del ministerio de Relaciones Exteriores, Hernán Quezada.

Lee también: Acusan al gobierno de regalar soberanía por acuerdo sobre “matrimonio homosexual”

También, se suscribieron a él autoridades de gobierno como Claudia Pascual, ministra del Sernam; Carmen Castillo, ministra de Salud; Javiera Blanco, ministra de Justicia; Marcelo Díaz, ministro vocero de Gobierno; Heraldo Muñoz, ministerio de Relaciones Exteriores; Adriana Delpiano, ministra de Educación.

Principales medidas a las que el Estado se comprometió:

  • Iniciar un proceso de discusión púbica en torno al "matrimonio homosexual", que involucre a la sociedad  civil, a representantes del Gobierno e invite a participar al Congreso Nacional.
  • Ingresar a tramitación legislativa dentro del primer semestre del 2017 un proyecto de ley sobre "matrimonio homosexual".
  • Adoptar las medidas necesarias para impulsar la iniciativa de "matrimonio homosexual", como un asunto que "constituye un interés legitimo en una sociedad democrática e inclusiva" .
  • Rediseñar el programa de salud sexual y salud reproductiva, con el fin de integrar a todas las LGBTI. El programa se formalizará en el cuatro trimestre de 2016.
  • Promover políticas y programas que reconozcan la diversidad de mujeres que habitan en Chile, considerando la orientación sexual y identidad de género como criterios relevantes para la formulación de reformas normativas y de políticas públicas.
  • Resguardar que el Plan de Formación Ciudadana y el Programa de Sexualidad, Afectividad y Género incluyan contenidos de diversidad sexual, complementarios a la base curricular nacional y a los planes de estudio para educación parvularia y escolar.
  • Actualizar el decreto supremo 924 de 1983 del ministerio de Educación que reglamenta las clases de religión en establecimientos educacionales, para que considere aspectos que garantice la no discriminación de docentes y estudiantes.
  • Establecer una mesa de trabajo con representantes de la sociedad civil y el Ejecutivo para realizar propuestas e impulsar medidas relacionadas a la población LGBTI, como incorporar en la   ley de adopción de menores a personas unidas mediante un acuerdo de unión civil.
  • Asegurar continuidad al proyecto de ley de identidad de género —que está en trámite legislativo en el Senado— y promover indicaciones que faciliten el cambio de nombre y sexo legal mediante un trámite simple y ágil.

Revisa el acuerdo de resolución amistosa completo AQUÍ.