El diputado Jorge Sabag (DC) hizo ver la realidad que vivirán los millones de niños que serán abortados de aprobarse la ley. En su intervención en la Cámara sostuvo que "miles de niños serán triturados, quemados con ácido y succionados".

"Yo le pregunto a la ministra de Salud qué va a pasar con estos desechos, con estos órganos, con estas criaturas. Queremos que se deje constancia que no queremos tráfico de órganos de estas criaturas", afirmó el parlamentario DC, uno de los pocos de su partido cristiano que sí defiende la vida.

Al concluir, comparó el proyecto de ley con el caso que afecta a Nabila Rifo, a quien su pareja la dejó ciega. "¿Por qué al que le saca los ojos a una mujer le perdonamos la vida y en este caso no?", reflexionó.