El ex ministro de Salud de la era Piñera, Jaime Mañalich, sostiene que el proyecto de despenalización de aborto impulsado por el gobierno de la Nueva Mayoría es "en realidad una ley de aborto libre". Además, defiende el rol que cumple el Tribunal Constitucional ante la legalidad de las leyes aprobadas.

En medio del debate que ha surgido por el avance del proyecto de aborto en tres causales, Chile Vamos ha anunciado que enviará dos requerimientos ante el Tribunal Constitucional para impugnarla.

"Se va al Tribunal Constitucional porque hay un artículo específico en la Constitución que dice que el Estado debe proteger la vida del que está por nacer", precisa Mañalich.

Según el ex ministro, para que esta no hubiese sido inconstitucional, "lo que debería haber ocurrido primero era haber reformado la Constitución".

"Es una ley de aborto libre"

Además, Mañalich considera que la iniciativa de gobierno "en realidad es una ley de aborto libre". Para fundamentar su postura, alude a la causal de violación, debido a que no se requiere presentar una denuncia. "En la forma en que se ha tramitado, claramente es una forma que permite que ante circunstancias no probadas pueda entregarse la prestación de un aborto para personas que reclaman haber sufrido una violación", argumenta Mañalich.

En la misma dirección, recuerda un caso de aborto por violación en Estados Unidos, en donde la Corte Suprema aceptó el aborto en base a una denuncia falsa. "Esta mujer después se arrepintió, y en 1995 confesó que había sido violentada, presionada por grupos pro aborto para hacer este caso, que fue presentado ante la Corte Suprema de EEUU y que el año 2005 se pidió revertir ese dictamen y no ocurrió", ejemplifica.