«Existe suficiente evidencia que demuestra que el aborto provoca daño a la salud mental de la mujer y su familia, aparte de la muerte del ser humano que está por nacer», asegura un grupo de más de 200 especialistas en salud mental, psicólogos y psiquiatras, a propósito del documento publicado recientemente por el Colegio de Psicólogos de Chile, titulado “Salud Mental y Aborto terapéutico por riesgo vital de la mujer, inviabilidad fetal y violación”, que afirma todo lo contrario. Datos que según estos especialistas, han sido omitidos por razones ideológicas.

FOTO: MARIBEL FORNEROD/AGENCIAUNO

A través del documento "Aborto y Salud Mental de la Mujer. Respuesta al Colegio de Psicólogos de Chile", una agrupación de profesionales independientes y de diverso origen, aseguran que "no existe evidencia alguna que demuestre que el aborto favorece o recupera la salud mental de una mujer que se encuentra en estas difíciles situaciones". Según afirman los denunciantes, "esta falacia invisibiliza a la mujer y vulnera su subjetividad, negando este daño y haciéndolo instrumento de un voluntarismo político peligroso".

Los 200 profesionales denuncian al gremio de "confundir a la opinión pública"

Según los especialistas, el análisis del Colegio de Psicólogos es "ideologizado, arbitrario, y conduce a pensar que el aborto sería una opción válida por el solo hecho de que el embarazo no deseado dañaría la salud mental de la mujer y su hijo". Para los más de 200 profesionales de la salud mental, y que se han manifestado críticos del organismo gremial, "aquello excede ya en sí mismo los propósitos de la ley en trámite y muestra la instrumentalización del sufrimiento de la mujer en estas tres causales para lograr en realidad el aborto libre en Chile".

"Nos parece legítimo hacer también un llamado a separar la ciencia de la ideología de género", se lee en la misiva dedicada al Colegio de Psicólogos por parte de más de 200 profesionales del rubro

Por su parte, aseguran que "el trabajo que ha llevado a cabo el Colegio de Psicólogos no cumple los requisitos mínimos que se esperan de un buen artículo de revisión de la literatura, como mostrar cuál fue la metodología de búsqueda y efectuar un análisis de los trabajos. Con esto, el Colegio de Psicólogos no solamente incurre en un error metodológico, sino que además pierde seriedad y credibilidad".

El documento denuncia que el análisis del Colegio de Psicólogos es ideologizado, arbitrario y busca instrumentalizar el sufrimiento de la mujer en estas tres causales para lograr el aborto libre en Chile.

Respecto a la opinión del Colegio de Psicólogos de que “el Síndrome post aborto es inexistente”, los profesionales aseguran que es una declaración tendenciosa. "No solamente confunde y desinforma a la población, sino que además invisibiliza el sufrimiento de miles de mujeres que padecen durante décadas las consecuencias psíquicas de haberse sometido a un aborto, que tanto psiquiatras como psicólogos vemos con frecuencia en nuestras atenciones clínicas, y cuyas voces rara vez son escuchadas y validadas".

«La opinión del Colegio de Psicólogos de que “el Síndrome post aborto es inexistente” nos parece tendenciosa. No solamente confunde y desinforma a la población, sino que además invisibiliza el sufrimiento de miles de mujeres»

Además, afirman que en el caso de aborto en malformaciones fetales, el Colegio de Psicólogos simplemente omite información que demuestra —en base a estudios de la más alta calidad— que especialmente en aquellos abortos que se realizan durante el segundo trimestre de gestación, sí constituye un evento emocionalmente traumático que conduce a respuestas severas de estrés postraumático y reacciones intensas de duelo, incluso después de varios años del trauma.

"De esta manera, hoy sabemos que las mujeres que abortan debido a malformaciones fetales presentan tasas de estrés postraumático cercanas al 50% y de depresión cercanas al 30% a los cuatro meses".

Los profesionales denuncian al gremio de "confundir a la opinión pública" al referirse a aborto como “terapéutico” en el caso de violación, asegurando antojadizamente que tener la posibilidad de escoger libremente entre matar o no matar al hijo producto de la agresión sexual constituye un "hecho reparatorio" en sí, sin contar con argumentos científicos serios que avalen dicha afirmación.

"Así como el Colegio de Psicólogos hace un llamado a separar la ciencia de la religión al momento de debatir sobre el aborto, nos parece legítimo hacer también un llamado a separar la ciencia de la ideología de género, ya que sería gravísimo que una nación tome decisiones de carácter ético y legal que vayan en contra de los principios básicos de la evidencia científica en los campos de la Medicina y la Psicología", concluyen.

Revisa aquí el análisis completo y los más de 200 profesionales firmantes

Subdirector de El Demócrata. Periodismo Universidad de Chile.