Sergio Carrasco Gouet (75 años), quien tiene el grado de "Venerable Maestro de la masonería" comenzó una labor de captación de contribuyentes a la campaña del senador Alejandro Guillier, vinculado al Partido Radical. Además, miembros de la Logia acordaron realizar comisiones para generar propuestas a un eventual programa del ex rostro de Chilevisión.

FOTO:PEDRO CERDA/AGENCIAUNO.

Con un talonario en la recepción de la sede de la Gran Logia de Chile, Sergio Carrasco Gouet, militante histórico del Partido Radical, Venerable Maestro de la masonería y miembro de la Logia Marco Bontá, busca recaudar apoyos para la candidatura del senador Guillier al alero de la Nueva Mayoría. Con el conserje como "cómplice" de la cruzada del Ingeniero, la iniciativa da muestra del movimiento que empieza a haber al interior de la influyente asociación.

Guillier es un reconocido masón —al igual que su padre—, pertenece a la Logia Pedro Casteblanco Agüero y ha levantado el interés de la Logia en influir directamente en lo que será un eventual gobierno de la centroizquierda.

Según comenta Carrasco en El Mercurio, adherentes a la opción de Guillier y miembros de la Logia se reunieron y acordaron iniciar un trabajo en comisiones para tratar temáticas que son prioritarias para el laicismo y estudiar los temas en que buscarán influir. "Él sabrá si los considera o no, es como el el aporte programático de nosotros", explica.

Además, comenta que "se acordó hacer una campaña para conseguir adherentes a la candidatura en la cual, efectivamente, yo soy la persona que estoy encabezando", afirmó el destacado miembro del radicalismo.

Carrasco afirma que en el encuentro participaron radicales, PPD, socialistas y jóvenes, y que el encuentro nada tuvo que ver con la orden. En la misma línea descarta que en varias oportunidades que él participe buscando apoyos a Guillier en otras logias, pues, según dice, una y otra vez, "la masonería no hace política".

Subdirector de El Demócrata. Periodismo Universidad de Chile.