Esta multinacional abortista fue fundada en 1916 por Margaret Sanger, que promovió políticas eugenésicas, con influencia del racismo. Sus lemas fueron “el derecho de la mujer a destruir” y control de natalidad, instrumento para acabar “con el peso muerto de la basura humana”. Además, la meta era promover la esterilización de la población de color para exterminarla. En Chile, Planned Parenthood tiene a APROFA, a la cual financia junto a MILES Chile con el fin de aprobar el aborto en el país: así, ambas instituciones quedan ligadas al nazismo. La transnacional lucra con el aborto a través de sus clínicas en EEUU: de hecho, le pasó US$ 30 millones a la campaña de Hillary Clinton (20 mil millones de pesos).

Planned Parenthood es responsable de la muerte de 6.8 millones de vidas humanas bajo el supuesto del "control de la natalidad". La creadora de Planned Parenthood, Margaret Sanger, quería detener “la procreación irresponsable, resultado de nuestro estúpido y cruel sentimentalismo”.

Margaret Sanger (1879-1966) una eugenésica convencida

Margaret Sanger (1879-1966) era una eugenésica convencida, con ideas antinatalistas y racistas.

Hija de una católica y de un librepensador, casada con el anarquista William Sanger, tuvo ideas por la liberación sexual y por separar placer de procreación. Con eso buscaba terminar con los tabúes y sexuales, también de las consecuencias de la relaciones entre hombre y mujer, aunque esas “consecuencias” fueran vidas humanas.

Contemporánea de Freud, sostenía que el paraíso estaba en la Tierra: el amor libre y las relaciones promiscuas. Fue consecuente: tuvo muchas "aventuras".

Con la influencia de eugenesistas anglosajones, como Darwin y Galton, creó en 1917 The Birth Control Review, con un lema: “Control de la natalidad: crear una raza de purasangres”. En 1929 fue adaptado y modificado por uno más "aceptable": “Bebés por elección, no por azar”.

En sus escritos se ve que el control de la natalidad eliminaría “el peso muerto de la basura humana”.

Dentro de sus escritos expresó: “Nos encontramos en una situación en la que nuestras instituciones de beneficencia, nuestros actos de compensación, nuestras pensiones, nuestros hospitales, incluso nuestras infraestructuras básicas, tienden a mantener con vida a los enfermos y a los débiles, a los cuales se les permite que se propaguen y, así, produzcan una raza de degenerados”.

Por lo que estimaba que hay que poner fin a “la procreación irresponsable, resultado de nuestro estúpido y cruel sentimentalismo”.

Políticas eugenésicas

No cabe más que un programa práctico y factible para enfrentarse al gran problema de los incapaces: evitar el nacimiento de los que podrían trasmitir la imbecilidad a sus descendientes”. De no actuar así, según Sanger, la civilización “se enfrentará al problema siempre creciente de la imbecilidad, ese fértil origen de la degeneración, el crimen y el pauperismo”.

“Nos decantamos por la política de la esterilización inmediata, para asegurarnos de que la paternidad es algo absolutamente prohibido para los incapaces”, así complementaba su pensamiento.

Planned Parenthood: aplicar el pensamiento de Sanger

Fundó en 1917, la National Birth Control League (Liga Nacional para el Control de la Natalidad), que posteriormente se llamó en 1942 Planned Parenthood Federation of America (Federación de Planificación Familiar de América, PPFA, sigla en inglés).

Planned Parenthood es actualmente el mayor proveedor de abortos del mundo. Antes de la II Guerra Mundial, sus miembros también se encontraban en American Eugenics Society (Asociación Eugenésica de América), antes de ser desprestigiados por los experimentos nazis.

En un documento de 1977, "Nacimientos planificados, el futuro de la familia y la calidad de la vida en América", Planned Parenthood lucha por implantar a nivel nacional "tests de embarazo y servicios de prevención, diagnóstico prenatal de defectos fetales, asesoramiento genético, prevención de enfermedades venéreas y otros servicios", aludiendo al aborto.

Esterilizar a "negros", más efectivo que ku-klux-klan

El “Negro Project”, mantenido en secreto, pretendía exterminar a las personas de color en EEUU. "Deberíamos de contratar a tres o cuatro sacerdotes de color, preferentemente con conocimientos del servicio-social y con atrayentes personalidades para que expliquen a los negros las bondades de la anticoncepción”, era el plan que Sanger, fundadora de Planned Parenthood, dejó por escrito.

Distintas asociaciones por los derechos civiles de los negros acusan que los métodos abortivos y anticonceptivos usados por Margaret Sanger acaban anualmente con más personas de raza negra que todos los linchamientos del Ku-Klux-Klan.

Los negros representan el 11% de la población norteamericana, mientras que sufren del 32% al 43% de los abortos de este país. Además, la tasa de esterilización entre las personas de color en EEUU es 45% más alta que entre los blancos.