El ex Presidente y candidato de Chile Vamos, Sebastián Piñera, presentó su propuesta para mejorar las pensiones de los trabajadores chilenos. Planteó un programa de apoyo al “envejecimiento positivo”, establecer un aporte adicional de un 4% por parte del empleador directo a la cuenta individual del trabajador y un aumento del aporte estatal al pilar solidario equivalente a $1.500 millones de dólares.

El candidato de la centroderecha propone aumentar en 4 puntos la cotización obligatoria con cargo al empleador, es decir, pasar de un 10% a un 14%, con lo que las jubilaciones aumentarán en un 40% en el largo plazo.

Además anunció un aumento en la ayuda del Estado al pilar solidario, que subiría de 0,8% del PIB al 1,14%, es decir un 0,34% adicional, lo que tendría un costo de US$700 millones de dólares destinado a los trabajadores del sector público, mientras que para el resto de los cotizantes activos tendría un costo de US$800 millones.
En total, el Estado desembolsaría la suma de US$1.500 millones de dólares.

El ex Mandatario también comprometió un apoyo complementario al ahorro previsional de la clase media a través de un aporte fiscal a trabajadores que tengan un mínimo de años de cotización, aporte que se incrementará para quienes que voluntariamente decidan permanecer más tiempo trabajando.

Los hombres podrán acceder a dicho apoyo complementario desde los 20 años y las mujeres desde los 16.

Piñera también aseguró que se mejorará la competencia entre quienes administran los ahorros con el fin de alivianar el costo de los servicios a la tercera edad.

Críticas del gobierno

El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, criticó la propuesta de Piñera y afirmó que “es bueno que tengamos más conversaciones, pero seamos bien cuidadosos con lo que se ofrece”, explicando que los beneficios que propone el ex presidente se materializarán en un periodo de 45 años. “La propuesta del gobierno es para tener los beneficios ahora, no en 45 años más”, defendió.

Finalmente, Valdés lanzó una dura frase contra Piñera, recurriendo a la polémica que lo enfrentó con Piñera hace unas semanas sobre el gasto fiscal del gobierno. “Es fácil un día criticar al Gobierno por el gasto fiscal y al día siguiente ofrecer más gasto”, cuestionó el ministro respecto del aumento de aportes del Estado que propone el candidato.

Fuente: Pulso

Subdirector de El Demócrata. Periodismo Universidad de Chile.