Una investigación de la Contraloría Regional del Maule constató irregularidades al interior de la Municipalidad de Villa Alegre. El alcalde Arturo Palma Vilches (PPD) entregó —sin autorización del concejo— un terreno municipal a un particular, para que este lo utilizara y explotara cosechando alfalfa. El órgano asegura que no es primera vez que se comprueba que el edil PPD actúa "al margen de sus atribuciones", ya que el año pasado también facilitó dependencias municipales para el festejo de matrimonios y bautizos.

Foto: Municipalidad de Villa Alegre

Tras una denuncia del concejal Ricardo Lizama Soto (PS) —y de otras personas que solicitan reserva de identidad— Contraloría investigó "supuestas anomalías ocurridas en la Municipalidad de Villa Alegre, relacionadas con el uso y explotación de un predio municipal, por parte de un particular, para la cosecha de alfalfa", como establece el informe al cual El Demócrata tuvo acceso.

En esa línea, el ente fiscalizador descubrió que el alcalde de dicha comuna, Arturo Palma Vilches (PPD), "entregó gratuitamente a don Manuel Romero Reyes un terreno de propiedad municipal con una superficie de 9.880 m2. Ello, por aproximadamente 5 años, todo lo cual no contó con el respectivo acuerdo del concejo", vulnerando la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades (Ley N° 18.695).

Cabe destacar que dicha ley establece que "el jefe comunal requerirá el acuerdo del concejo para traspasar a cualquier título, el dominio o mera tenencia de bienesinmuebles municipales".

El alcalde se defiende: "Se trató de ayuda a la comunidad"

En tanto, al ser consultado por Contraloría, Palma Vilches (PPD) explicó que facilitó a Manuel Romero Reyes el terreno municipal "para la siembra", hasta que "el municipio lo requiera para otra actividad" y que "no existe un convenio y que no ha recibido pago alguno por la utilización de dicho bien".

Asimismo, el alcalde de Villa Alegre manifestó que nunca tuvo la intención de realizar algún tipo de explotación agrícola, sino que más bien se trató de un "uso doméstico y de ayuda a la comunidad", ya que "Romero Reyes ha cooperado con fardos de alfalfa en todas las oportunidades que la población lo ha requerido, como por ejemplo en los incendios forestales que afectaron a la comuna recientemente".

En tanto, el PPD aseguró que "la utilización del predio por parte del agricultor en cuestión significó una limpieza del terreno, debido a que existía un foco de plaga de ratones en dicho lugar —el cual colinda con el internado municipal—, razón por lo que no corresponde considerar que estos hechos hayan causado un detrimento al patrimonio municipal y/o han afectado gravemente la actividad municipal".

Sin embargo, Contraloría sostiene que la respuesta del alcalde "no acompaña documentación de respaldo que acredite la cooperación que el señor Romero Reyes habría realizado —entrega de fardos de alfalfa— a los pobladores, ni los expedientes que respalden que dicho agricultor haya efectuado labores de aseo y/o desratización en ese predio, ello a fin de colaborar con el municipio en el cumplimiento de alguna de sus funciones".

Otra más del edil PPD

Por otro lado, Contraloría expone que "la conducta del jefe comunal —de proveer inmuebles municipales para beneficio de particulares—es reiterativa", ya que en 2016 habían constatado que Palma Vilches (PPD) entregó las dependencias del internado del Liceo Francisco Antonio Encina "a diversos vecinos de la comuna, para el festejo de matrimonios, bautizos, entre otros eventos".

En esa línea, el ente fiscalizados determinó que "la autoridad comunal actuó al margen de las atribuciones que le ha conferido el ordenamiento jurídico, y que su conducta ha sido reiterada y reprochada por esta Contraloría Regional en ocasiones anteriores"

Es por esto que "esta Sede Regional procederá a instruir un proceso disciplinario para determinar las eventuales responsabilidades administrativas involucradas en los hechos descritos", sostiene el documento.