GOLPE | En noviembre pasado, El Demócrata constató que entre 2008 y 2015 la transnacional abortista más grande del mundo y polémica por tráfico de órganos humanos, invirtió $931 millones en nuestro país con el objetivo de incentivar el debate y conseguir la legalización del aborto. Sin embargo, en su informe financiero de 2016, Planned Parenthood detalla que sólo en el último año —el cual ha sido clave para el proyecto de aborto de la Nueva Mayoría— le entregó un total de $302 millones a sus filiales en Chile, Aprofa y Miles. Es decir, un tercio de lo inyectado en los 7 años anteriores, así suman más de $1.233 millones para el lobby abortista.

La transnacional abortista más grande del mundo —que financió la campaña de Hillary Clinton en EEUU— aumentó considerablemente sus aportes al lobby en Chile. Hasta 2016 superaron los $1.233 millones (mil doscientos treinta y tres millones de pesos) siendo el último, 2016, el que mayor dinero inyectó en dos instituciones: su filial APROFA y la ONG activista "Miles".

2016: esperanzador para el negocio del aborto

Sin duda el 2016 fue un año clave para el proyecto de aborto impulsado por el gobierno de la Presidente Michelle Bachelet: En marzo la iniciativa se aprobó por completo en la Cámara de Diputados y pasó al Senado. En septiembre la comisión de Salud de dicha cámara aprobó las ideas matrices del proyecto y la comisión de Constitución lo hizo el 16 enero 2017. Días más tarde, fue el turno de la sala del Senado.

En tanto, El Demócrata constató que Planned Parenthood, multinacional abortista más grande del mundo e investigada en Estados Unidos por tráfico de órganos al vender restos humanos post abortos, le entregó en ese mismo año a sus filiales en Chile, Aprofa y Miles, US$ 447.000, lo que se traduce en $302.172.000 —calculado con el dólar promedio 2016— cifra considerablemente mayor al promedio anual que IPPF viene inyectando en Chile desde 2008.

Básicamente, en 2016 la transnacional del aborto inyectó un tercio del presupuesto total de los 7 años anteriores.

Aprofa: $234 millones de IPPF

Débora Solís, directora ejecutiva de APROFA, filial abortista de Planned Parenthood en Chile

En su último informe financiero, la transnacional abortista Planned Parenthood detalla que le entregó en 2016 a la Asociación Chilena de Protección de la Familia (Aprofa), US$347.000 en 2016 ($234.572.000. Unos $20 millones mensuales).

Sin embargo, entre 2008 y 2015 Aprofa recibió $725 millones de IPPF, lo que corresponde a un promedio de $90,6 millones anuales. Por lo tanto, el monto de Planned Parenthood a Aprofa en 2016 equivale a lo recibido en 2.5 años anteriores.

Miles: $67 millones de IPPF

Por su parte, Miles Chile recibió US$100.000 en 2016 ($67.600.000). No obstante, en 2015 la ONG de la cual Rolando Jiménez es "socio miembro" ya había recibido $48 millones de la trasnacional del aborto.

Cabe recordar que la directora ejecutiva de Miles Chile es Claudia Dides, una fuerte activista pro aborto que ha estado presente en la discusión del proyecto en el Congreso. Asimismo, en mayo pasado Dides exigió a la Comisión Interamericana de DDHH intervenir el proceso legislativo chileno y acelerar la aprobación del proyecto que busca legalizar el aborto.