Con los resultados de la investigación instruida por Contraloría en 2016, la Superintendencia de Salud formuló cargos contra las isapres Banmédica, Masvida y Cruz Blanca por incumplimiento a la norma que prohibe la dualidad de funciones entre los ejecutivos de los holdings propietarios de las entidades y las respectivas prestadoras de salud.

La Super de Salud acusó infracciones a la Ley de Salud en lo que respecta a la prohibición de verticalidad en la gestión entre empresas relacionadas.

Según consigna La Tercera, la superintendencia de Salud realizó la investigación —que inicialmente había desestimado— por orden de Contraloría y en ella detectó riesgos para la gestión contable y tributaria, conflicto de interés y manejo de información privilegiada por parte de ejecutivos que ejercen cargos en más de una empresa del mismo holding.

Las isapres tienen un plazo de 10 días para plantear sus descargos para adoptar las medidas necesarias y dar cumplimiento a las instrucciones impartidas, orientadas a garantizar la independencia de cargos y funciones de los ejecutivos cuestionados.

De acuerdo al documento, el regulador revisó las actas de los directorios, contratos de servicios con prestadores y empresas relacionadas e informes financieros y realizó entrevistas a directores y ejecutivos de las distintas empresas en cada holding.

La denuncia que gatilla la investigación

La acción, que podría derivar en sanciones, es resultado de la investigación que inició la Superintendencia a fines de 2016, luego que la Contraloría le instruyera retomar los antecedentes que le fueron presentados en noviembre de 2015 por los abogados Cristóbal Osorio, Gerardo Ramírez y Daniel Contreras y que entonces desestimó.

Dicha presentación acusó infracciones a la Ley de Salud en lo que respecta a la prohibición de verticalidad en la gestión entre empresas relacionadas.

La Contraloría estableció que “en el contexto reseñado, es posible sostener que si bien no es objetable legalmente que una isapre y un prestador de salud pertenezcan a un mismo holding, como tampoco que quienes estén a cargo de este último cumplan funciones gerenciales o directivas en alguna de aquellas entidades, sí lo es que esas circunstancias, en los hechos, permitan que las instituciones de salud previsional tengan injerencia en la administración de dichos prestadores".

"De este modo, la fiscalización del cumplimiento del artículo 173 no puede limitarse a verificar que una misma persona no cumpla simultáneamente funciones de dirección o administración en una isapre y en un prestador de salud, sino que supone constatar que efectivamente no exista la intervención que prohíbe esa disposición legal”, agrega.

Subdirector de El Demócrata. Periodismo Universidad de Chile.