Hace ya más de una semana dejé mi cargo en la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica, materializando así la salida del Movimiento Gremial de la conducción de este espacio para el próximo año. Pero lejos de desmoralizarnos o de considerar perdida la batalla de las ideas, estamos preparados para afrontar lo que se nos viene con más energía que nunca, entendiendo que el escenario es muy complejo y adverso tanto en el plano universitario como en la política nacional, donde vemos autoridades que no han sabido conducir el país con seriedad y con visión de futuro.

A_UNO_595121

Pero más que  caer en análisis electorales de nuestro año actuando como disidencia en un movimiento estudiantil sobreideologizado, hoy quiero recalcar la necesidad de levantar la voz, por todos aquellos estudiantes que están siendo postergados, abandonados y olvidados por un gobierno que aplica ideales trasnochados con una ineptitud inaudita, y por una Confederación de Estudiantes que tiene como único fin, la construcción de su utopía política.

Se ha consolidado la discriminación y la improvisación en una glosa de gratuidad que beneficia a los más privilegiados, se ha comprobado el desprecio absoluto de nuestro gobierno por la educación técnico profesional, y lo peor de todo, se ha confirmado con la burda rebaja del Aporte Fiscal Indirecto (AFI) para algunas instituciones, el poder del Consejo de Rectores para hacer y deshacer a su conveniencia.

"Hoy quiero recalcar la necesidad de levantar la voz, por todos aquellos estudiantes que están siendo postergados por un gobierno que aplica ideales trasnochados con una ineptitud inaudita, y por una Confech que tiene como único fin, la construcción de su utopía política" -Ricardo Sande, ex presidente Feuc.

¿Y quienes harán frente a estas injusticias? Una Confech que dirá que estas reformas son “insuficientes”, que “carecen de contenido transformador” o que lo que se presenta son meros “cambios superficiales”. La izquierda extraparlamentaria volverá a los cargos de mayor relevancia en la Confederación, ya que no me queda ninguna duda de que la Feuc actual, debido a sus ideas políticas, volverá a ser vocera de este espacio, confirmando así que las “reevaluaciones de vocerías” sólo ocurren cuando hay que remover al que piensa distinto o cuando hay que reintegrar a quien les conviene.

Es por esto, que debemos despertar todos los estudiantes que creemos en una reforma que se haga cargo de una verdadera inclusión, de la diversidad de proyectos educativos, de la libertad de enseñanza, de un sistema que dé oportunidades en lugar de restringir las opciones y que no discrimine según régimen de propiedad o año de fundación de las instituciones de educación superior. Debemos abandonar nuestros espacios de comodidad, dejar de lado las rencillas internas y nuestras diferencias accidentales para enfrentarnos a una concepción de sociedad basada en un falso igualitarismo y en una fe ciega en el Estado, una que ya conocemos y que no queremos para el futuro de Chile. Porque queremos un país justo y libre pero también diverso,  en donde la violencia nunca más tenga lugar entre los que piensan distinto.

A lo largo de este año, tuve la suerte de visitar muchas universidades, colegios, institutos profesionales y centros de formación técnica. En cada uno de ellos hablé con estudiantes cansados de una política estudiantil basada en el atropello de los derechos de las minorías frente a las mayorías, cansados de largos períodos de abusos ante quienes se sienten con el derecho de privarlos de estudiar, cansados de un sistema injusto y de la poca honestidad de nuestras autoridades. A todos ellos, los invito a organizarse, a trabajar por sus instituciones, por sus convicciones, por sus compañeros y su país. Si no es ahora, tal vez no será nunca. No podemos dejar que posiciones que se dicen mayoritarias construyan una hegemonía en el debate educacional.

Tenemos una larga lista de éxitos, pero también sabemos de fracasos. Este año hemos sumado una nueva derrota a nuestra lista, pero eso no nos da permiso para bajar los brazos. Queda mucho camino por recorrer, y en este momento clave para la historia de Chile seguiremos estando ahí, “con la misma ilusión de la primera hora”.

Ex presidente @Feuc 2015. Estudiante de Derecho. Gremialista. Consejero político Chile Vamos.