ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

Clasificación de cambios de galaxias como cambios de dirección de los chorros – ScienceDaily

Un equipo de astrónomos internacionales ha descubierto una galaxia que ha cambiado su clasificación debido a la actividad única dentro de su núcleo. La galaxia, denominada PBC J2333.9-2343, se clasificó previamente como una radiogalaxia, pero la nueva investigación revela lo contrario. La obra fue publicada en Avisos mensuales de la Royal Astronomical Society.

PBC J2333.9-2343, ubicada a 656 844 372 años luz de distancia, está clasificada como una radiogalaxia gigante de 4 millones de años luz de diámetro que tiene un blazar en su corazón; Un blazar es un núcleo galáctico activo (AGN) con un chorro relativista (un chorro que viaja casi a la velocidad de la luz) dirigido hacia un observador. Los blazars son objetos de alta energía que se encuentran entre los fenómenos más poderosos del universo. La investigación mostró que en PBC J2333.9-2343, la aeronave cambió drásticamente de dirección en un ángulo de hasta 90 grados, de estar al nivel del cielo, perpendicular a nuestra línea de visión, a apuntar directamente hacia nosotros. .

El Plano Blazar consiste en partículas elementales cargadas como electrones o protones que se mueven a velocidades cercanas a la velocidad de la luz. Estos se mueven en círculos alrededor de un fuerte campo magnético, lo que hace que se emita radiación en todo el espectro electromagnético. En PBC J2333.9-2343, se cree que el chorro se origina en o cerca del agujero negro supermasivo en su centro.

Con la corriente en chorro apuntando en nuestra dirección, la emisión aumenta considerablemente y podría superar fácilmente las emisiones del resto de la galaxia. Esto, a su vez, conduce a ráfagas de alta intensidad que son más fuertes que las provenientes de otras radiogalaxias, cambiando así su clasificación.

READ  Uruguay gana, empata a Colombia en una dura ronda de clasificación | Deportes

La dirección de los planos determina cómo clasificamos la galaxia. Cuando dos chorros apuntan hacia el cielo, se clasifican como una radiogalaxia, pero si uno de los chorros apunta hacia nosotros, el AGN de ​​la galaxia se conoce como blazar. Con dos chorros a nivel del cielo y uno apuntando hacia nosotros, PBC J2333.9-2343 ha sido reclasificada como una radiogalaxia con un blazar en su centro.

En el pasado se han descrito cambios en la dirección de los chorros, por ejemplo, con radiogalaxias en forma de X. Esta es la primera vez que se observa un fenómeno de este tipo, ya que la presencia de dos fases diferentes de actividad de los chorros no indica su morfología. observado en radiofrecuencias- parece que el cambio de dirección pudo haber ocurrido en la misma explosión nuclear que se originó en el AGN.

Para aprender más sobre esta misteriosa galaxia, los astrónomos han tenido que observarla en una amplia gama del espectro electromagnético. PBC J2333.9-2343 se observó con telescopios de radio, ópticos, infrarrojos, de rayos X, ultravioleta y de rayos gamma. Los datos se obtuvieron del radiotelescopio alemán Eiffelsberg de 100 m en el Instituto Max Planck de radioastronomía, el telescopio óptico SMARTS de 1,3 m de la Universidad de Yale y el observatorio Neil Gehrels Swift de Penn State.

Luego, el equipo comparó las características de PBC J2333.9-2343 con grandes muestras de blazares y galaxias no brillantes proporcionadas por el proyecto ALeRCE (Clasificación Rápida de Eventos de Aprendizaje Automático) en Chile con datos de la Instalación de Tránsito de Zwicky (ZTF) y el Sistema de Última Alerta de Impacto de Asteroides (ATLAS).

READ  El segundo de Utah en Mount West con 177 matemáticos de honor.

Usando datos de observación, el equipo concluyó que esta galaxia tiene un rayo brillante en el centro, con dos lóbulos en las regiones exteriores del plano. Los lóbulos observados están asociados con los chorros antiguos y ya no son alimentados por emisiones del núcleo, por lo que estos lóbulos son restos de radioactividad pasada. El AGN ya no impulsa los lóbulos como se ve en las radiogalaxias típicas.

El equipo aún no sabe qué causó el cambio drástico en la dirección de los aviones. Especulan que puede ser un evento de fusión con otra galaxia u otro cuerpo relativamente grande, o un poderoso estallido de actividad en el núcleo galáctico después de un período de inactividad.

La Dra. Lorena Hernández-García, autora principal del artículo e investigadora del Instituto Milenio de Astrofísica, dice: «Comenzamos a estudiar esta galaxia porque mostraba propiedades extrañas. Nuestra hipótesis era que la salida relativista de su agujero negro supermasivo había cambió su dirección, y para confirmar esta idea tuvimos que hacer muchas observaciones”.

Ella agrega: «El hecho de que podamos ver que el núcleo ya no está alimentando los lóbulos significa que son muy viejos. Son los restos de la actividad pasada, mientras que las estructuras cerca del núcleo representan los chorros jóvenes y activos».