ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

Cómo Chile fracasó Tiene la constitución más avanzada del mundo

Cómo Chile fracasó Tiene la constitución más avanzada del mundo

Chile 2019 PlazaItalia Santiago protestas.jpeg

Esta es una historia de derrota, derrota con D mayúscula. Como se imaginarán, es una historia triste, triste en minúsculas.

Me encantan los símiles y las metáforas de los deportes estadounidenses. Debido a que los deportes estadounidenses son tan elaborados, plagados de reglas y fragmentados al segundo, los estadounidenses han desarrollado una gran cantidad de metáforas que el fútbol mundial no tiene, porque es un juego de movimiento constante.

La historia de cómo Chile desperdició la oportunidad de tener la constitución más progresista del mundo es la definición del fracaso del fútbol americano. Me recuerda a un juego en particular: Super Bowl LI y Atlanta Falcons vs. New England Patriots. Todos apoyaban a los Atlanta Falcons, no solo porque llegaron como perdedores, sino porque la gente los ama y odia a los Patriots Falcons. No fue sólo en los EE.UU., fíjate. Ve a preguntarle a alguien en Francia lo que piensa. Fue justo cuando comenzó el reinado de miseria y terror del ex-hombre, y el estado de ánimo de todos estaba bajo, pero si había un mínimo de esperanza, sería ver a un equipo de una de las capitales estadounidenses negras ganar un equipo sobre un equipo… bueno, la gente que vota mucho en línea con Metro ATL, pero además, Tom Brady fue muy cariñoso con el exman. Los Falcons comenzaron con fuerza, ganando 28-9 en los primeros tres cuartos. ¡Lo tenían en la bolsa! Pero como todos sabemos, en los dos cuartos restantes, los Patriots lograron igualarlos y luego ganar en tiempo extra (la regla de los Falcons del fútbol mundial: nunca entrar en tiempo extra).

Bueno, la izquierda chilena (y todo lo que se inclina hacia ella) ha hecho lo mismo con el proceso constituyente. Tenían todas las posibilidades de lograr la victoria sobre los flujos y reflujos históricos del capital, el statu quo y la élite chilena tradicional. Y lo estropearon. Bueno, lo pifiamos, soy chileno zurdo. Pero también “nosotros” como en “nosotros”, se trata de perder una oportunidad histórica para todo un país.

¿Cómo resumo todo el proceso constitucional chileno? Un presidente socialista elegido democráticamente. La oligarquía y la intervención estadounidense derrocan al presidente elegido democráticamente. Dictadura brutal e imposición ilegal de una constitución reaccionaria. Chile logró derrocar al dictador a través de elecciones democráticas. Una coalición de centro-izquierda gobernará el país durante las próximas dos décadas, convirtiéndonos en un país poderoso en el segundo mundo. Sin embargo, persisten las desigualdades y restricciones constitucionales. El primer gobierno de derecha elegido democráticamente fue elegido en 2009. Son unos fracasos. Surgen grandes protestas estudiantiles transformadoras que cuestionan todo lo relacionado con el paradigma del desarrollo. El gobierno de derecha es seguido por el segundo gobierno de coalición de centro-izquierda, y se están implementando reformas importantes, pero aún se tambalean. Así que el mismo gobierno de derecha fue inmediatamente reelegido. Se estropean más. Intentan sofocar una protesta menor contra el aumento de las tarifas del transporte público, que se convierte en un gran levantamiento. Todos los partidos acuerdan un nuevo proceso constitucional a través de referéndums y una conferencia/asamblea constitucional (una demanda de larga data de todos los movimientos sociales). La pandemia y la emigración masiva desde Venezuela provocan un aumento de las tensiones sociales. Los movimientos progresistas ganaron el referéndum y los escaños en la Asamblea Constituyente por una abrumadora mayoría (casi dos tercios). Se elige un presidente de izquierda, pero persisten las tensiones sociales, junto con una recesión económica.

READ  Charles Peutau confirma su intención de cambiar de nacionalidad para representar a Tonga

Y desperdiciamos esa oportunidad.

¿cómo? Bueno, para empezar, permítanme ser claro: algunas de las mentes más brillantes y progresistas de Chile han sido elegidas para representarnos en la Convención. Pero también, había un montón de malditos tontos no serios, a diestro y siniestro. Quiero decir, varios actores de la derecha corrieron en una plataforma para tratar deliberadamente de arruinar el proceso, y algunos de ellos fueron realmente despreciables. Pero es de esperarse, y en general muchos miembros de la derecha se han presentado a trabajar, debatir y hacer política para defender sus ideas y llegar a consensos. Pero en un país donde los dos grupos de prensa más grandes son propiedad de la derecha (no como el New York Times o el Washington Post son de derecha, estoy hablando de republicanos de derecha), así como al menos dos de los grandes cadenas de televisión, la izquierda no puede permitirse un solo idiota o escándalo, que por lo general están vinculados. Todo comenzó con el descubrimiento de que uno de los candidatos ilegítimos que afirmaba tener cáncer mentía en todo. Fue el primer paso en falso de muchos medios de comunicación de derecha al retratar implacablemente el acuerdo como, para usar la expresión de Chile, una «bolsa de gatos» (no necesita traducción), un asunto frívolo lleno de personas que no tienen respeto ni interés por en, las tradiciones y los símbolos del país, por eso, y no nos importa aquí ser serios con los símbolos republicanos.

En resumen, no logran ser aburridos. Es irónico que, en una escala histórica tan grande, un proceso como este no solo esté libre de escándalos, sino que también sea tedioso, protocolario y parroquial.

Sin embargo, a pesar de todo esto, la convención lo logró. Entregaron en un plazo muy, muy, muy corto de menos de un año. Se han llegado a grandes acuerdos. Garantizó derechos innovadores en materia de salud, medio ambiente, género, vivienda, autonomía y reconocimiento de nuestras Primeras Naciones o pueblos indígenas. Hubo defectos y problemas, cosas relacionadas con la división de poderes, la descentralización, las organizaciones locales y la implementación de los mencionados derechos garantizados que no fueron embargados, o tal vez requirieron varias modificaciones. Pero la Constitución también tuvo un proceso muy simplificado para enmendarse. Citando al recientemente fallecido cantante Pablo Milanés, la expresidenta Michelle Bachelet dijo: “No fue perfecto / Pero ¡ay!, si van a aceptar la nueva constitución o si van a volver a la nave deforme de Teseo que tenemos actualmente.

No es que su éxito ayudara mucho. Todo lo que necesitaba la derecha era reutilizar las partes más desordenadas del proceso para distorsionar el todo. y mentira

READ  Detalles de la Feria del Mercado de Mejoramiento del Hogar de Rio Rancho

La mentira que mejor funcionó fue que esta constitución conduciría a la confiscación de la propiedad privada, es decir, las viviendas. Una completa fabricación tonta, pero funciona. La catástrofe que ha sido Venezuela durante las últimas décadas, visible para nosotros en… SUSPIRO, ahora menos manejable la inmigración a nuestro país, que ha sido la principal herramienta propagandística de la derecha en América Latina. Se han beneficiado de organizaciones «centristas» de figuras prominentes y organizadores demócratas cristianos que han visto cuestionados sus escaños en el Senado. Y mientras el gobierno de Gabriel Borik recién comenzaba, con algunos contratiempos, la derecha logró anexar la nueva constitución a su gobierno.

Sin embargo, el último clavo en el ataúd de la Operación fui yo. «Yo», como todo izquierdista, no ha hecho lo suficiente para abogar por la campaña a favor de la nueva constitución. Mayormente me quedé en casa, a diferencia de la campaña presidencial. Descubrí ese error típico de la izquierda americana del derrotismo. Peor aún, la campaña se desarrolló en pleno invierno, un invierno muy frío, y mi propensión a las enfermedades pulmonares y al aburrimiento estacional me hizo tirar la toalla en un cuadrilátero que apenas había pisado. Yo era perezoso, y tenía tanto miedo de enfrentarme a otras personas para apoyar una operación de la que tenía mis dudas, que no me di cuenta de que cualquier avance real siempre te asustaría un poco, siempre sería difícil de entender y siempre tomaría tres veces más esfuerzo del que necesitaba la derecha. Estaba triste, también estaba ocupado estudiando algo que realmente no me interesaba. Y creo que hay decenas de miles como yo por todo Chile (porque no se necesitan millones para impresionar a millones, si se sabe repartir la carga de trabajo). Mira, ser un izquierdista comprometido es el último acto de responsabilidad personal.

El referéndum se realizó el 7 de septiembre de 2022. Otro escándalo insignificante que minó aún más nuestros ánimos. Pero ese día, la participación fue histórica. Con todos los adultos en Chile registrados automáticamente, los resultados fueron tan legítimos como pueden ser, y más del 85% de los votantes elegibles participaron. Nos dio esperanzas y nos dio la falsa expectativa de que en realidad podríamos tener éxito, o que la derrota sería por un pequeño margen.

Ocurrió lo contrario: la nueva constitución fue rechazada 62-38. Todos los que nunca han votado antes votaron en contra. A diferencia de las otras victorias, nadie celebró la «victoria», a excepción de un puñado de lugares elegantes en barrios acomodados. Me bebí para dormir esa noche. Hemos perdido casi todos los distritos excepto unos pocos distritos de clase trabajadora y nuestro equivalente de Brooklyn.

De alguna manera, reinicié el proceso unos meses después. Consiste en una «mesa de expertos» nombrada por los partidos políticos y un grupo más pequeño de representantes electos. Es una versión diluida, pero no es la peor parte. En los últimos meses, mientras el gobierno (mi gobierno) sigue luchando con los índices de aprobación, la derecha, especialmente la populista y la extrema derecha, ha ganado popularidad. Estos últimos meses han sido difíciles, los delitos violentos han aumentado objetivamente para un país que siempre ha sido más seguro que Estados Unidos. Los chilenos se asustan fácilmente. Las nuevas elecciones de diputados serán el domingo 7 de mayo y yo soy francamente como la mayoría de nosotros, todos los jóvenes que ya hemos estado involucrados en el proceso, de una forma u otra, desde las protestas de 2011. Fue desgarrador, pero al menos, a diferencia de los jóvenes después del golpe de 1973, nuestras esperanzas se vieron frustradas debido a un proceso democrático legítimo.

READ  ¿A qué hora es Murodjon Akhmadaliev vs. Marlon Tapales esta noche? Ringwalks, orden de ejecución, TRANSMISIÓN EN VIVO, CÓMO VER EN DAZN

Pero todavía hay un tercer componente en nuestra sensibilización. Nosotros en la izquierda tendemos a seguir una línea de partido en la que no podemos culpar a las personas por las decisiones democráticas legítimas que toman. Y esto es en parte cierto, y más en un país que todavía está rezagado en todos los aspectos de la educación, donde a la mayoría de la gente todavía le cuesta entender lo que lee, en todos los niveles sociales y económicos. Pero… ¡vamos, hombre! ¿Cómo puedes creer que te van a quitar la casa, en esta economía, cuando sabes muy bien que las élites chilenas van a dejarlo volar? ¿Cómo puedes ser tan poco crítico?

¿Podemos culpar parcialmente a un país por las decisiones que toma? Ciertamente nunca perdonaré al pueblo estadounidense que votó por el ex-hombre… La segunda vez. O los que reeligieron al presidente Piñera para el caso. Debido a que el nuevo proceso estará viciado, especialmente por los populistas de derecha, Está dirigido por estafadores y acosadores literales. ¿Cómo puedes dejar que el miedo te controle cuando tienes tanto que ganar?

Se necesita todo un país para cometer un error histórico: reaccionarios que mienten, progresistas que no logran persuadir, pero también un pueblo que no logra realmente empoderarse a sí mismo y por defecto a un statu quo que nunca logra alcanzar. Aún más frustrante es que nosotros, los progresistas de izquierda, no podemos hacer nada más que cargar con un tercio de la culpa.

Pero no estoy enojado con mi gente. Estoy decepcionado y triste. Y supongo que no puedo culparnos por estar por delante del mundo entero cuando por lo general estábamos un poco atrasados. Realmente quería estar orgulloso de algo más que la cultura. Quería liderar el mundo. Tal vez siempre fuimos demasiado jóvenes (literalmente) y demasiado lejos del lugar donde vive todo el mundo, el fin literal del mundo, para ser realmente una estrella. Es muy difícil ver que ni siquiera podemos ayudarnos a nosotros mismos cuando, históricamente, nosotros mismos siempre hemos sido la única manera de lograr algo.

alberto cox

*Nota: “Constitución” es una palabra femenina en español.

Fuente de la imagen del título: GT