ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

Costa Rica va camino al acuerdo ambiental Shelve Escazu:

El simbólico Acuerdo de Escazú para proteger el medio ambiente, aprobado por los países latinoamericanos en 2018, está a punto de caer en el olvido en Costa Rica, uno de sus impulsores, ante el rechazo del gobierno, la mayoría del Congreso y los empresarios que Míralo. como un impedimento para la revitalización económica.

Costa Rica fue «un país de vanguardia, siempre con posiciones a favor del medio ambiente y los derechos humanos», dijo a la AFP Nicholas Boglin, profesor de derecho internacional en la Universidad de Costa Rica.

Por ello, dice el académico, no se puede explicar que la Asamblea Legislativa pretenda suspender el acuerdo, que garantiza el acceso a la información en materia ambiental, el derecho a la participación ciudadana en las decisiones que afectan el medio ambiente y la protección de los defensores de la naturaleza.

Solo los seis diputados del Frente Amplio (izquierda) están decididos a ampliar el debate en el Congreso, pero se necesitan 29 votos. De no prorrogarse el plazo, que finaliza el 1 de febrero, se aplazará el acuerdo.

“Costa Rica se equivoca si no accede al Acuerdo de Escazú por la señal que da. Siendo un país de vanguardia en este tema (…) tirarlo al mar sería un grave error”, comenta Jonathan Acuña , miembro del Parlamento del Frente Ambulista, a AFP.

Boglin estima que «aparentemente [that the other deputies] Muy conforme y muy cómodo con el hecho de que Costa Rica está dando la espalda internacionalmente a dos pilares tradicionales de su política exterior: el medio ambiente y los derechos humanos”.

poco apoyo

Impulsado por Costa Rica y Chile, el acuerdo fue firmado en 2018 por 24 países tras seis años de arduas negociaciones. Ha sido ratificado por 14 países: Antigua y Barbuda, Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Guyana, México, Nicaragua, Panamá, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas y Uruguay.

READ  Torque, Pereira encabeza la clasificación LIV Golf DC

Los delegados costarricenses lo llamaron Acuerdo de Escazú, por el municipio de clase alta de San José donde se cerraron las negociaciones, y se firmó en Nueva York en septiembre de 2018 como parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

«El escenario actual indica que hay poco apoyo de diputados y diputados», dijo el Ministerio de Medio Ambiente en una nota.

“Sin embargo, en un país como Costa Rica, donde hay muy buena protección de los derechos humanos, muy buena protección del medio ambiente y un proceso completo de verificación del impacto ambiental de los proyectos […] Agregó que no afectaría en nada si no se aprueba el Acuerdo de Escazú.

En la cumbre de la CELAC de esta semana en Buenos Aires, el presidente chileno, Gabriel Boric, instó a no dejar morir el acuerdo.

no esta en la agenda

El Parlamento costarricense aprobó el acuerdo en febrero de 2020 por 44 votos (de 57 parlamentarios) y nadie se opuso. Sin embargo, un año después, la Sala Constitucional de la Corte Suprema anuló la votación alegando «defectos procesales» y una supuesta falta de consulta previa con el poder judicial.

Según el congresista liberal Elie Vinzag, «la mayor parte de lo que dice el Acuerdo de Escazú, Costa Rica ya lo tiene en su propia legislación, dos cosas que pueden ser nuevas y que serán un obstáculo formidable para cualquier proyecto futuro de desarrollo del país».

A otros parlamentarios y al presidente de Costa Rica, Rodrigo Chávez, tampoco les gusta este pacto latinoamericano.

Hay que asegurar al sector privado que el Acuerdo de Escazú no está en la agenda del gobierno […]No creo que sea bueno para el país, dijo el presidente después de asumir el cargo en mayo de 2022.

READ  Politica | El economista

Según Chávez, de ratificarse retrasaría «injustificadamente» la reactivación económica tras la pandemia de la COVID-19.

Ataques a empresas

La Confederación Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial (Uccaep) respaldó con un discurso las palabras del Presidente.

“Dicho acuerdo atenta contra la seguridad jurídica empresarial y la revitalización económica”, se lee en la carta.

“Cuando lo que necesitamos son medidas de reactivación económica, se impulsa esta iniciativa que no tiene un solo punto para impulsar la producción”, dijo en la carta el presidente de la Uccaep, José Álvaro Jenkins.

Pero la ONG MarViva, que opera en los países del Pacífico tropical de América Latina, sostiene que «contrariamente a lo que sostienen los empresarios», la ratificación del acuerdo sería bueno para la economía de Costa Rica.

“Más bien es una garantía en el clima de inversión, que facilitará la creación de valor agregado para aquellas actividades productivas que se desarrollen de acuerdo a los términos del acuerdo”, dice a la AFP Catherine Arroyo, directora de incidencia política de MarViva.