ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

Diez años de crecimiento sustentable gracias a la inclusión financiera en Chile

por José Manuel MinaPresidente de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (Chile)

BAnking es parte de la vida cotidiana de millones de personas en Chile. Desde la compra del pan hasta la financiación de proyectos de vida, los bancos acompañan a sus clientes con productos y servicios que convierten sus necesidades y sueños en realidades tangibles, contribuyendo así al desarrollo sostenible del país. Este ha sido y sigue siendo el objetivo rector de la industria.

Este objetivo se traduce en poner a disposición de la sociedad cuentas de transacciones y medios de pago, así como canalizar recursos a través del crédito y el ahorro. Más que hablar de datos, que es importante para entender el avance de la industria, la inclusión financiera ha permitido que más familias accedan a diversos productos bancarios en la última década, con las posibilidades y beneficios que conllevan. Mientras evalúa cómo satisfacer estas necesidades a través de varios productos y servicios, especialmente en 2021, hay muchas razones para estar orgulloso.

En términos de cuentas de transacciones, los bancos chilenos han alcanzado más de 30 millones de cuentas en un país de 19 millones de personas. Esto es más del doble del número de cuentas de hace apenas 10 años, lo que demuestra el importante progreso que se ha logrado en términos de inclusión financiera y la confianza duradera que nuestros clientes ahora tienen en nuestras instituciones, lo que, en la práctica, ha permitido que millones de personas administrar su dinero de manera segura, eficiente y cómoda.

Si bien la pandemia ha sido un desafío complejo para el mundo, hemos visto cómo el acceso a la industria se ha reflejado claramente en los bancos que desempeñaron un papel clave durante algunos años particularmente difíciles.

Por ejemplo, más de $22 mil millones (7 por ciento del PIB [GDP]) en beneficios sociales a través de cuentas bancarias, además de los casi $50 mil millones (16 por ciento del PBI) que las personas han retirado de sus fondos de pensiones, todo lo cual ha permitido que más de ocho millones de clientes obtengan rápidamente ese apoyo a través de sus cuentas. se asegura a través de un proceso sin precedentes para el estado y la industria.

En cuanto a los medios de pago, la industria ha gestionado -con los más altos estándares- más de 38 millones de tarjetas, a través de las cuales se han canalizado más de 2.800 millones de transacciones. Además, en 2021 se realizaron 1.180 millones de transferencias electrónicas, equivalentes a un monto promedio diario de $7 mil millones (2% del PIB). Estos métodos de pago han crecido exponencialmente, duplicando casi nueve veces el número de transferencias y transacciones en los últimos diez años.

READ  Expo 2020 Dubai: los astronautas emiratíes exhiben las maravillas del universo en la Semana del Espacio - Noticias

Sobre todo, la industria ha apoyado a los empresarios afectados por las restricciones sanitarias a través del crédito. En particular, Préstamos FOGAPE (Fondo de Garantía para Pequeños Empresarios) -un programa de garantía del gobierno de fácil acceso a financiamiento- realizó 231.000 operaciones en 2021, totalizando más de 502.000 créditos entre 2020 y 2021, de los cuales el 97 por ciento se destinó a microproyectos. Micro, Pequeñas y Medianas Empresas. Además, hay 1,6 millones de préstamos hipotecarios existentes, con un monto total de $80 mil millones (25 por ciento del PIB), y 6,4 millones de préstamos de consumo, con un monto total de $30 mil millones (9 por ciento del PIB), a fines de 2021.

En términos de depósitos, el sistema bancario mantuvo más de $211 mil millones (70 por ciento del PBI) en depósitos a la vista ya plazo a través de más de 20 millones de cuentas de ahorro y depósitos a plazo. Los bancos están devolviendo la confianza que los clientes han depositado en ellos a través de una gestión responsable del riesgo y han mantenido su solvencia en niveles históricamente altos, con un capital social promedio de alrededor del 15 por ciento de los activos ponderados por riesgo, muy por encima del nivel regulatorio de capital requerido por Basilea. .

Por su parte, los bancos han realizado acciones colaborativas en el contexto de una industria sana y competitiva. En los últimos años, ha habido varias instancias de cooperación en el monitoreo y prevención de incidentes de ciberseguridad, que se lograron en la búsqueda de los más altos estándares internacionales, lo que finalmente permitió respuestas oportunas a incidentes de ciberseguridad y amenazas cibernéticas potenciales, un problema que ciertamente siempre es un desafío.

Además, se ha comenzado a trabajar con el Consorcio de Empresas Fintech para crear un acuerdo marco con términos operativos sustantivos para la consulta de datos de clientes varios meses antes del inicio de la implementación del Proyecto de Ley Fintech y Finanzas Abiertas. Esta es una misión a través de la cual nosotros, como industria, aspiramos a avanzar en armonía, junto con las autoridades que juegan un papel activo en la implementación de las finanzas abiertas.

READ  El director de NRAO, Tony Beasley, honrado como miembro vitalicio de AAAS

Además, hubo un fuerte compromiso con la educación financiera. Por eso, desde 2021 se lanza el proyecto Mi Barrio Financiero en colaboración con la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, a través del cual se presentan al público contenidos educativos a través de cápsulas audiovisuales que brindan información práctica sobre el ahorro. , medios de pago, crédito y seguros.

El aprendizaje financiero no debe llegar a las personas cuando reciben su primer salario, sino que debe ser el conocimiento que los jóvenes absorben cuando crecen. Por ello, el propio portal contiene materiales dirigidos a estudiantes y docentes de secundaria a través del curso (Saberes Docentes) elaborado por el Centro de Estudios y Desarrollo de la Formación Continua del Profesorado, que vio su primera versión en el segundo semestre de 2021. En Sumado a lo anterior, el portal cuenta con un curso taller Una obra dirigida a emprendedores, la primera versión beta se llevó a cabo durante enero y febrero en diversas localidades de Chile.

Este programa permitió identificar necesidades y oportunidades de colaboración para hacer más efectiva la educación financiera para grupos prioritarios. Esta misión debe mejorarse continuamente en los próximos años para agregar a los beneficios de la tecnología mientras se mantiene en contacto constante con las comunidades locales en todo el país.

De cara al futuro, es importante mantener medidas permanentes y tangibles en educación financiera, que son dimensiones clave para avanzar en esta materia. Sin embargo, estas acciones deben ir acompañadas de un marco de política pública que refuerce y sustente lo logrado en materia de inclusión financiera.

El crecimiento de la industria financiera chilena es innegable. Pero para que la inclusión financiera tenga un impacto real, las políticas públicas deben ser coherentes y consistentes con estos objetivos y también brindar estabilidad y certeza. Históricamente, Chile ha visto que esta necesidad se ha vuelto más una prioridad a lo largo de los años. La lista de temas pendientes es extensa, pero dados los acontecimientos recientes, se debe enfatizar el tema prioritario para restaurar la profundidad y el nivel de desarrollo del mercado de capitales.

READ  Los médicos advierten que la variante lambda 'vacuna evitada' que golpeó el Reino Unido podría ser más letal y más contagiosa que Delta

En efecto, el deterioro asociado a los sucesivos retiros de los fondos de pensiones afectó no solo las expectativas de pensión de millones de chilenos, sino que también aumentó la inflación junto con una importante caída en el mercado de capitales. Como resultado, esto, entre otras cosas, condujo a un aumento significativo en el costo de financiamiento, lo que finalmente afectó la accesibilidad de los préstamos hipotecarios. Chile ha pasado de un sistema con tasas similares a las de países más desarrollados a una economía con costos de préstamo en el rango superior de los países latinoamericanos. Desafortunadamente, es probable que este revés tarde muchos años en revertirse, ya que la implementación de políticas responsables se considera esencial.

Los desafíos continuarán en los próximos meses. El 2021 terminó con cifras de inflación desconocidas para las generaciones más jóvenes, cuya continuación es motivo de preocupación para el sector privado y las autoridades económicas.

Las presiones del conflicto ucraniano se han sentido en nuestra economía, sumándose a eventos nacionales, incluida la toma de posesión de un nuevo gobierno, que llegó con una ambiciosa agenda social. Paralelamente, se está redactando una propuesta de texto que podría convertirse en la nueva constitución de nuestro país si la democracia así lo decidiera.

En este contexto, es necesario seguir trabajando para promover buenas políticas públicas y contribuir a la sociedad en cooperación con las autoridades, y brindar una visión técnica que pueda equilibrar el interés legítimo del gobierno en impulsar su agenda con la coyuntura económica y política actual. urgencia. posiciones- pero sin sacrificar aquellos desarrollos en materia económica y financiera que tomó muchas décadas para construir. Todo ello es necesario junto con el convencimiento de que es de suma importancia defender una banca sana y competitiva que mejore el bienestar de las personas.

Sobre el Autor

José Manuel Mina Presidente de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (Chile) e ingeniero civil industrial con amplia experiencia en el sistema financiero. Ha ocupado cargos relacionados en Banco de Talca, Banco Nacional, Banco Osorno, Corpbanca y otros. También se desempeñó como Gerente General de BancoEstado.