ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

Dos mujeres de Wanganui viajarán a Japón y Chile gracias a la Beca del Primer Ministro

Lee Arna Nebia, beneficiario local de la Beca del Primer Ministro. Foto/Bevan Conley.

Dos mujeres de Wanganui se embarcarán en viajes por el mundo después de ganar las Becas del Primer Ministro.

Eran dos de las 111 personas a las que se les otorgó un total de $1.5 millones para viajar a Asia o América Latina para recibir educación internacional bajo la Beca del Primer Ministro para Asia (PMSA) o la Beca del Primer Ministro para América Latina (PMSLA).

La beca es ofrecida principalmente por estudiantes, pero está abierta a todos.

Lee Arna Nepia trabaja como analista comercial regional en Te Puni Kōkiri del Ministerio de Desarrollo Maorí en Whanganui y recibió una beca para participar en una pasantía de 12 semanas en una organización sin fines de lucro (ONG) en Tokio, Japón, de febrero a mayo. . El próximo año.

Una de las principales razones de Nebiya para elegir ir a Japón fue la conexión entre el país y su crianza en Ratana.

«Es mucho más que ir allí para hacer una pasantía en una ONG», dijo, «para mí es un viaje profesional y personal».

El pueblo Ratana tiene una conexión con Japón, especialmente los Ainu, que son indígenas de la tierra alrededor del Mar de Ojotsk en el norte de Japón.

Las semillas de la amistad entre el pueblo de Ratana y los ainu se tejieron en 1924 tras una visita a Japón del fundador del movimiento Tahubutiki Werimu Ratana, donde el obispo ainu Joji Nakata inauguró el Templo de Ratana en 1927.

Durante su viaje, Nepeya esperaba crear una base para enviar una delegación de Ratana a Japón en 2024 para celebrar el centenario de la relación entre la iglesia y los ainu.

READ  La OCDE advierte sobre una fuerte desaceleración del crecimiento

Además, se esperaba que ella sirviera como modelo a seguir en su comunidad y mostrara que estas oportunidades son factibles.

«Es mi objetivo», dijo, «mostrar a Ranjitahi, joven maorí, que estas oportunidades existen y que podemos lograrlas. Se necesita un poco de trabajo, pero para cualquiera que quiera explorar, estaré más que dispuesto a ayudar». .

Este no será su primer viaje internacional, ya que recientemente regresó de la conferencia Voces del Futuro de la Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en Tailandia como parte de una delegación de jóvenes.

“A través de esto me interesé en trabajar en el extranjero y explorar las oportunidades que podrían existir en el extranjero”, dijo.

Ella espera que su pequeña hija se una a ella en Japón durante la última semana de entrenamiento para que puedan irse a casa juntas.

Lily Smith es de Wanganui pero actualmente estudia Derecho y Relaciones Internacionales en la Universidad Victoria de Wellington.

Me otorgaron una beca para viajar a la Pontificia Universidad Católica de Chile en Santiago de Chile en enero.

Su razonamiento fue que nunca antes había viajado internacionalmente y siempre había querido aprender un segundo idioma, lo que sería una pluma extra en su gorra para su carrera más adelante en la vida.

«Luego, en mi carrera en relaciones internacionales y derecho, pensé que sería muy bueno poder hablar y comunicarme con personas en otro idioma», dijo.

En línea con esto, tomarás dos cursos en enero, un curso intensivo de español y un curso de folklore chileno, donde aprenderás sobre la cultura indígena del país.

Después de que finalice el programa, permanecerá en Chile hasta mediados de febrero para probar y explorar sus habilidades lingüísticas recién aprendidas.

READ  Mercados emergentes: el peso mexicano lidera la ganancia cambiaria de Latam, real a fines de esta semana

«[It’s] Solo para poner a prueba nuestras habilidades para hablar español”.

Esperaba mejorar sus habilidades de comunicación y resolución de problemas participando en el viaje.

«Especialmente si no hablo el primer idioma, mis habilidades para resolver problemas serán muy pulidas».

También espera aprender sobre una cultura diferente y espera volver a Aotearoa con más conciencia cultural.