ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

El director chileno Patricio Guzmán habla sobre el exilio, el trauma y la revolución

El director chileno Patricio Guzmán habla sobre el exilio, el trauma y la revolución

El 11 de septiembre de 1973, un golpe militar en Chile derrocó al presidente Salvador Allende. El país, que alguna vez fue famoso por ser la democracia más estable de América del Sur, se convirtió en un crisol del neoliberalismo bajo la dictadura del general Augusto Pinochet. Durante estos años, decenas de miles de ciudadanos fueron encarcelados, torturados, asesinados y/o desaparecidos.

Cientos de miles han huido del terrorismo, incluido el director izquierdista Patricio Guzmán. Sólo unos años antes, había dirigido su primera película, una mirada de celebración a las innumerables políticas progresistas y programas sociales implementados por la administración Allende en sus primeros días, a los que acertadamente llamó “Miríadas de políticas y programas sociales progresistas”. Primer año. En 1973, en medio de agitación derechista, un movimiento de oposición coordinado en el gobierno y un creciente descontento militar (todo apoyado entre bastidores por la CIA), Guzmán y un pequeño equipo salieron a las calles para filmar protestas, contraprotestas y finalmente, el asalto de Santiago por parte del ejército. Después del golpe, se instaló en Francia, donde permanece hoy, y finalmente convirtió su metraje en una epopeya de tres partes. Batalla de Chile. Uno de los documentales políticos más importantes jamás realizados, su retrato del fervor revolucionario y la ferocidad contrarrevolucionaria sigue siendo tan poderoso 50 años después, y la primera parte termina con uno de los camarógrafos de la película grabando el momento de su muerte a manos del régimen. ejército.

Guzmán continuó haciendo documentales sobre su tierra natal en las décadas siguientes, primero en el exilio y luego en Chile, cuando pudo regresar. Gran parte de su obra trata sobre golpes y dictaduras y sus consecuencias: la promesa perdida de la presidencia de Allende, el trauma personal y colectivo duradero y la persistente posibilidad de una nueva revolución. Para conmemorar el 50 aniversario del golpe y celebrar las recientes restauraciones del país. Primer año Y batalla de chile, Icarus Films y Cinema Tropical se han asociado con Anthology Film Archives, el IFC Center y la Brooklyn Academy of Music para proyectar la película. Una retrospectiva de las películas de Guzmán en Nueva York. La serie también incluye una trilogía de películas que conectan partes de la geografía de Chile con los efectos persistentes de la dictadura, así como su película más reciente, Mi fantasíaSobre las protestas contemporáneas en el país.

READ  Festival Anual del Queso Chileno destaca las tradiciones de la región |

Antes de la serie, Hipersensibilidad Se sentó con Guzmán vía Zoom y, con la ayuda de un traductor, discutieron los peligros de filmar durante el golpe y todo lo que pasó después. Esta entrevista ha sido editada y condensada para mayor extensión y claridad.

Detenciones del ejército en Moneda, 11 de septiembre de 1973, una escena de la película de Patricio Guzmán La Batalla de Chile, un video casero lanzado por Icarus Films.

Hipersensibilidad: ¿Qué te impulsó a empezar a trabajar en ello? Primer año ¿Recién salido de la escuela de cine?

Patricio Guzmán: Quería capturar ese increíble momento en Chile. La campaña de Salvador Allende provocó una movilización masiva en todos los segmentos de la sociedad. Fue el primer presidente socialista elegido democráticamente. Chile se ha convertido en un país revolucionario. Fue una época llena de alegría, esperanza y proyectos interesantes. Sentí que necesitaba documentarlo.

h: ¿Tenías una película en mente cuando empezaste a filmar los acontecimientos que condujeron al golpe o simplemente querías documentar lo que estaba sucediendo? Era claramente peligroso para ti; parte uno La cámara termina cayendo al suelo y la imagen se oscurece porque el hombre que la sostenía fue asesinado a tiros.

PG: Teníamos un equipo de cinco personas y escribíamos el guión sobre la marcha. Queríamos mostrar solo este momento. Allende estaba en la cima de su carisma y movilización, y verlo nos emocionó mucho. Esta era una época en la que la política era todo un caleidoscopio de declaraciones, partidos políticos y participación masiva.

Leonardo Henriksen, un fotógrafo argentino, es del que habla y en el que lo vemos morir batalla de chile. Dos meses antes del golpe, un militar le disparó en el pecho. Otro tripulante, Jorge Muller, desapareció al año siguiente del golpe. Tenía un talento increíble con la cámara y filmó el metraje hasta que se le acabó la película. Él era Fue asesinado con su novia.una actriz.

READ  Los rellenos faciales Blac Chyna se eliminan después de la cirugía de reducción de senos y glúteos

Hemos pasado por muchos momentos difíciles. Estuvimos encarcelados en un campo con otras personas durante varios días; Estaba lleno de camiones y autobuses. Afortunadamente, a los agentes se les dijo que se retiraran y pudimos escapar. Básicamente, tuvimos muchas reuniones con la derecha. En ese momento la derecha en Chile tenía una milicia que se llamaba Patria y Libertad, y eran gente peligrosa. El rodaje estuvo lleno de obstáculos porque la derecha siempre intentó impedirlo.

Salvador Allende pronuncia un discurso batalla de chile, monasterio. Patricio Guzmán, 1975–78

h: Usted fue una de las decenas de miles de personas encarceladas en el Estadio Nacional tras el golpe y abandonó el país poco después de su liberación. ¿Cómo decidiste establecerte en Francia después de eso?

PG: Salí del Estadio Nacional a los 15 días. Me dejaron ir porque pensaron que no era peligroso y me eligieron junto con el resto de mi tripulación. Conecté con estudiantes en Madrid porque estudié allí y tenía amigos allí. Me fui a Madrid con nuestro camarógrafo, productor de cine y sonidista.

Luego fui a París porque una de las personas importantes en la historia de esta película fue Chris Marker. Visitó Chile en 1971 y vio Primer año, Y anímame. Chris nos envió un montón de películas a través del aeropuerto cuando estábamos filmando la película. batalla de chile. Cuando estaba en el exilio me llamó y ayudamos a terminar la película, y al final me fui a La Habana a editarla.

h: Tuviste que sacar de contrabando tus imágenes de Chile. ¿Cómo se logró esto?

PG: Fuimos a la embajada de Cuba en Santiago y el embajador nos pidió que enviáramos el stock a Suecia y luego lo enviaríamos a La Habana. Fue increíble. La dejamos con él y estuvo mucho tiempo en tránsito o detenida y finalmente nos llamaron. Milagrosamente no faltó nada y editamos el metraje allí mismo, en Cuba. Fue entonces cuando nos dimos cuenta de que teníamos mucho material valioso y que la única forma posible de incluirlo todo era dividir la película en varias partes.

READ  Puppy Bowl XIX Pawprint está creciendo en las plataformas de Warner Bros. Descubrimiento

h: ¿Cuándo se sintió lo suficientemente seguro como para regresar a Chile por primera vez?

PG: Regresé por primera vez dos años antes de la caída de Pinochet. Era un país completamente diferente, un país que no reconocía. Un país lleno de jeeps militares y ametralladoras, silenciosos, heridos y lesionados, un país de fantasmas. El país que fue destruido. Fue una tragedia. Estaba en completa agonía. Fui a una vigilia solidaria organizada por la Iglesia Católica. Su misión era ayudar a las personas que fueron perseguidas y luego abandonadas durante el golpe. De aquí surgió la idea La próxima película que hice..

h: He seguido la historia y los desarrollos de Chile durante más de 50 años. ¿Ves una gran diferencia en la forma de pensar de los jóvenes que no tienen recuerdos vivos de la dictadura, en comparación con las personas que la vivieron?

PG: Hay un movimiento de estudiantes universitarios que están haciendo grandes cosas en Chile en este momento. Tienen cierta confianza en el futuro. Hay un gobierno con tendencias de izquierda. Pero sigue siendo un país muy afectado y todavía hay muchas tensiones sociales y muchos programas sociales son ineficaces. Es debido a la clase de personas que poseen la industria, todos ellos de derechas, que todavía crea un problema.

Fotograma de Anhelando la luz, monasterio. Patricio Guzmán, 2010

Patricio Guzmán, El sueño de la utopía: 50 años de esperanza y memoria revolucionarias Pantallas en varios lugares de Nueva York del 8 al 15 de septiembre.