ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

Hacer que las emisiones cuenten en las clasificaciones de países

Hacer que las emisiones cuenten en las clasificaciones de países

En los círculos económicos globales, a efectos prácticos, los países se agrupan en cubos. Por ejemplo, el Grupo del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional utilizan A Clasificación que distingue entre economías de ingresos bajos, medios y altos. Utilizan el PIB como principal medida del desarrollo económico general: los países en la categoría de ingresos más altos se consideran “desarrollados” –aunque no existe una correspondencia precisa entre “ingresos altos” y “desarrollados”– y otros países también se consideran. Todavía está «evolucionando». En general, el objetivo es que todos los países se vuelvan “desarrollados”.

Es evidente que este concepto unidimensional de desarrollo económico tiene sus límites. Vale la pena señalar que no considera directamente cuestiones relacionadas con la distribución y el bienestar. Sin embargo, las clasificaciones del PIB per cápita se han mantenido sólidas como medida amplia del desarrollo y se utilizan ampliamente con fines analíticos, así como para asignar ayuda en condiciones favorables y el acceso a otros recursos financieros.

En el derecho ambiental internacional el concepto de «Responsabilidades comunes pero diferenciadas (CBDR)» establece un marco para la responsabilidad de todos los países de proteger la naturaleza, reconociendo que los países difieren en su contribución a los problemas globales y en su capacidad para responder. En la práctica, las responsabilidades comunes pero diferenciadas no han gozado de un fuerte apoyo entre los «desarrollados». «Países, porque no aceptan ninguna definición legal o cuantitativa del daño causado por las emisiones históricas de gases de efecto invernadero, y porque las responsabilidades de los países «en desarrollo» no están claras. No está claramente delimitado y aceptado.. Esto está empezando a cambiar en las dimensiones de la acción climática, y sería útil que el mundo creara un marco sólido para las emisiones per cápita. La mayoría de los países, desarrollados y en desarrollo, incluidos los principales emisores, lo han hecho. Compromisos voluntarios para alcanzar el cero neto En el contexto de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Quizás ahora sea el momento de combinar estos dos conceptos: contribución y capacidad de respuesta.

READ  Informe de la ONU: Es probable que el calentamiento global supere los límites de París

Llevar Clasificación de ingresos del Banco Mundial Los grupos de países correspondientes están disponibles en la base de datos de Indicadores del Desarrollo Mundial. A partir del 1 de julio de 2023, la clasificación de cada país se determina según su ingreso nacional bruto per cápita, medido en precios de mercado (en dólares estadounidenses):

de bajos ingresos

≥ 1.135

Ingreso medio bajo

1.136 – 4.465
Mayor ingreso promedio 4.466 – 13.845

Altos ingresos

> 13.845

Los países de ingresos bajos y algunos países de ingresos medianos bajos tienen acceso a fondos concesionales, mientras que los países de ingresos medianos bajos y medianos altos pueden pedir prestado al Banco Mundial en condiciones no concesionales. Algunos países de ingresos medianos altos enfrentan restricciones en el acceso a la financiación, y sólo unos pocos países de ingresos altos tienen acceso a financiación no concesional.

En el mundo actual, los ingresos no deberían ser el único factor que determine el acceso a las finanzas internacionales. Podemos agregar una segunda dimensión que representa la intensidad de las emisiones per cápita, que se puede obtener fácilmente de Reloj de emisiones globales. El reloj muestra que el promedio mundial actual de emisiones per cápita, incluidos los valores calculados de metano, es de aproximadamente 7,4 toneladas por persona por año. Tomando esto como criterio, podemos proponer una clasificación muy intuitiva:

Países de bajas emisiones (LEC) <5 toneladas por persona
Países emisores medios (MEC) 5 a 10 toneladas por persona
Países con altas emisiones (HEC) > 10 toneladas por persona

La combinación de las dos clasificaciones da como resultado una matriz de 3×3. Menos de la mitad de todos los países (80 de 183) se encuentran en las diagonales de ingresos altos/emisiones altas, ingresos medios/emisiones medias e ingresos bajos/emisiones bajas, lo que indica que existe una variación significativa dentro de cada ingreso. categoría con respecto al nivel. de emisiones. Por esta razón, agregar esta dimensión a la taxonomía proporciona nueva información y conocimientos útiles. Los resultados generales se muestran en la Tabla 1, donde 183 países están clasificados en sus respectivas categorías.

READ  La economía de Chile crece por segundo mes a medida que la recuperación cobra impulso

Como era de esperar, los países ricos emiten mucho más que los países pobres. Pero la tendencia general es sorprendentemente sutil. Variación considerable dentro de cada grupo.. De hecho, hay países en cada uno de los nueve grupos de ingresos y emisiones: hay países de altos ingresos con bajas emisiones, como Chile, Malta y Rumania, e incluso un país de bajos ingresos con altas emisiones, Zambia. Debido a la alta tasa de degradación de la tierra. Lo que esto significa es que es posible hacerse o hacerse rico. Rico en bajas emisiones. También significa que ser pobre en ingresos no significa automáticamente una menor huella climática.

La reducción de las emisiones debería convertirse en un objetivo político junto con el crecimiento de los ingresos. Esperar que las economías de ingresos medianos altos crezcan hasta alcanzar un nivel de ingresos alto sin eliminar gradualmente los combustibles fósiles no es un objetivo realista, pero esperar que los países con altos niveles de emisiones logren reducir las emisiones per cápita es un requisito razonable. De hecho, los países tienen que trabajar duro para reducir cualquier parte de sus emisiones. La transición de un país con emisiones medias a un país con bajas emisiones debe celebrarse tanto como la transición de un país de ingresos medios a uno de ingresos altos.