ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

La juventud chilena tiene mucho que decir sobre los difíciles temas del pasado

La juventud chilena tiene mucho que decir sobre los difíciles temas del pasado

¿Qué aportes trae la educación ciudadana y la enseñanza sobre pasados ​​difíciles a la vida de los estudiantes en situación de vulnerabilidad? ¿Qué quieres que tus alumnos aprendan y apliquen con este tipo de contenido?

La historia nos enseña que las democracias son frágiles y sólo pueden mantenerse vivas con la participación activa, reflexiva y responsable de sus ciudadanos. En un mundo cada vez más polarizado, es más importante que nunca que los estudiantes comprendan y adopten valores que son fundamentales para defender los principios democráticos como la justicia, la libertad, la igualdad, el respeto y la tolerancia entre las personas.

Creo que todo el sistema educativo actual necesita repensar cómo preparamos a los estudiantes para que se conviertan en participantes activos y reflexivos en la sociedad que puedan marcar una diferencia positiva en el mundo. Las escuelas, y las clases de historia en particular, son microcosmos de democracia en los que los estudiantes construyen y fortalecen su formación ciudadana.

La historia y la educación ciudadana van de la mano. Hoy, con tantos problemas globales, necesitamos formar estudiantes con la capacidad y voluntad de actuar como ciudadanos integrados para enfrentar problemas de importancia global, como las crisis humanitarias, la desigualdad, la crisis climática, el discurso del odio, etc. Para ello, deben desarrollar habilidades como el pensamiento crítico, la autoconciencia, la apreciación de la diferencia, la flexibilidad, la curiosidad, la comunicación; valores como la empatía, la solidaridad y la humildad; y habilidades de evaluación como información y alfabetización digital.

Mientras desarrollamos estas habilidades en los contextos más vulnerables, permitimos que los estudiantes históricamente marginados expresen y expresen lo que está sucediendo, lo que sucedió y el futuro que sueñan crear. Para ello, el aula de historia debe conseguir que la ciudadanía sienta que tiene algo importante que aportar y que su voz merece ser escuchada.

READ  La startup chilena Lolocar compra Olacar y expande sus operaciones de autos compartidos a Uruguay •