ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

Los países latinoamericanos relajan las restricciones a medida que bajan los casos de coronavirus

BOGOTÁ, Colombia – Los colombianos pronto irán a las salas de cine sin tener que usar cubrebocas. Chile abrirá sus fronteras la próxima semana por primera vez en dos años. El presidente de México declaró el fin de la epidemia. Y en Río de Janeiro, decenas de miles asistieron a los desfiles de carnaval solo dos meses después de que se pospusiera el mundialmente famoso desfile para prevenir la infección por COVID-19.

La región ha sido duramente golpeada por la pandemia, con países como Brasil y Perú reportando algunas de las tasas de muertes más altas del mundo. Pero este mes, los casos y las muertes han caído en la mayoría de los lugares a niveles bajos similares a los niveles vistos por última vez en los dos primeros meses de la pandemia.

Algunos epidemiólogos creen que las campañas de vacunación y los meses de exposición a diferentes cepas del virus han ayudado a la población de la región a resistir nuevas oleadas de infección.

“Lo que parece que vemos es que mientras el virus sigue propagándose, no muchas personas se enferman o muestran síntomas”, dijo Fernando de la Hoz, profesor de epidemiología en la Universidad Nacional de Bogotá, la capital de Colombia.

Los países latinoamericanos fueron golpeados el año pasado por el coronavirus, con las variantes delta y gamma, la última de las cuales apareció en Brasil, infectando a millones y matando a cientos de miles.

READ  Cómo esta escritora de televisión en horario estelar crea una voz en pantalla para mujeres negras de 40 años o más

En junio, Brasil tenía 500.000 muertes y siete países sudamericanos se encontraban entre los diez países del mundo con las tasas de mortalidad per cápita más altas.

Perú es ahora el único país latinoamericano que todavía tiene esta dudosa distinción, según datos recopilados por Statista, una plataforma de investigación de mercado. Pero incluso en Perú, las muertes por COVID-19 han disminuido drásticamente, de más de 200 por día en febrero a unas 20 a fines de abril. Las unidades de cuidados intensivos por el coronavirus, que fueron movilizadas hace un año, estaban a principios de este mes solo al 11% de su capacidad, según el Ministerio de Salud.

La variante del virus BA.2, que se propagó rápidamente por China, Estados Unidos y algunos países europeos en marzo, no ha tenido un impacto significativo en la mayor parte de la región hasta el momento.

En Colombia, los casos han bajado de 35.000 por día a mediados de enero, cuando la variante omicron alcanzó su punto máximo, a unos 250 por día. El número diario de muertes es de un solo dígito y, a partir de la primera semana de abril, solo 177 de las 10,700 camas de la UCI estaban ocupadas por pacientes con coronavirus, según la Organización Estadounidense de la Salud.

“No esperamos que venga esa ola de China porque nuestra estrategia fue diferente a la de ellos”, dijo este mes Martha Lucía Ospina, directora del Instituto Nacional de Salud de Colombia, a radio La FM.

“Cortaron el contacto con el mundo exterior porque estaban apuntando a la estrategia cero Covid… mientras nosotros abrimos y aplicamos diferentes tipos de vacunas que generaron una mezcla interesante de inmunidad”, dijo Ospina.

READ  AFT Pharmaceuticals Limited (NZX: AFT) extiende la licencia de Maxigesic IV en Sudamérica

La mayoría de los países de la región han alcanzado la meta de la OMS de vacunar al 70% de su población con al menos dos dosis.

A medida que disminuye el número de casos y hospitalizaciones, también se están desvaneciendo muchas restricciones en la vida social.

El gobierno federal brasileño rescindió una medida de 2020 que declaraba la pandemia una emergencia sanitaria, y muchos estados han aliviado los mandatos de uso de mascarillas y otras restricciones.

No se requirieron máscaras el fin de semana pasado en el abarrotado Sambódromo, el recinto del desfile de carnaval de Río, con capacidad para más de 60.000 espectadores. Se suponía que las tarjetas de vacunación eran un requisito para ingresar, pero las personas no tenían problemas para ingresar sin ellas. Tras suspenderse en febrero, las festividades se trasladaron al feriado de abril.

El gobierno colombiano anunció que a partir del 1 de mayo ya no se necesitarán máscaras en centros comerciales, cines y otros grandes espacios interiores en ciudades con tasas de vacunación de al menos el 70%.

Argentina levantó todas las restricciones de viaje en marzo, incluidas las de personas no vacunadas, y la capital, Buenos Aires, ya no necesita máscaras en ningún lado.

En Centroamérica, El Salvador dejó de reclamarlos en público a partir del 21 de abril.

Las máscaras ya no son obligatorias en la mayoría de los lugares de México, que ha visto caer los casos diarios de 40,000 a fines de enero a 1,000 a mediados de abril. El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo esta semana que el país había entrado en una «nueva fase» en la que el virus tendrá variables estacionales.

READ  Artista chileno encuentra inspiración en COVID-19, el país de origen de Stamford Gallery

Hay al menos un lugar donde los contagios están aumentando: en Puerto Rico, los casos repuntaron luego de que el 10 de marzo se elevaran los requisitos de mascarillas y gorros para asistir a espacios públicos, lo que llevó al gobierno de la isla a imponer este mes nuevamente las mascarillas en grandes eventos.

La isla superó los 3.000 casos por día esta semana, según la Universidad Johns Hopkins, frente a los 200 casos por día durante la primera semana de marzo.

Podrían ocurrir nuevos brotes y brotes en los próximos meses, y los gobiernos de la región podrían tener que implementar nuevas rondas de vacunas o tomar otras medidas, dijo Evan Darío Vélez, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Antioquia en Colombia.

“Este virus es absolutamente impredecible”, agregó. «Los gobiernos tendrán que monitorear de cerca su comportamiento y tomar las medidas apropiadas».

———

el libro de Associated Press de David Beller en Río de Janeiro; Almudena Calatrava en Buenos Aires, Argentina; Danica Cotto en San Juan, Puerto Rico; Eva Vergara en Santiago, Chile; Franklin Briceño en Lima, Perú; Marcos Alemán en San Salvador, El Salvador; Este informe fue aportado por María Verza de la Ciudad de México.