Loading...

Síguenos

Como parte de la celebración del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia, unos 60 organismos públicos izarán la bandera del arcoiris, que representa al Movilh, y/o iluminarán con esos colores la fachada de la institución. También, lo harán algunos municipios. En Las Condes se izará por primera vez la bandera de la diversidad sexual y se hará bajo el mandato de Joaquín Lavín (UDI). Por esto, el concejal Patricio Bopp (también UDI) manifestó su rechazo a esta medida: “No adhiero. Quiero desmarcarme tajantemente. Creo en la tolerancia y el respeto a la diversidad, pero jamás promoveré el trabajo del Movilh“. Además, acusó que la iniciativa fue tomada por el alcalde, sin consultar al concejo municipal.

En la misma dirección, Patricio Bopp (UDI) es concejal de Las Condes y quiere distanciarse del acto. Precisó que el significado que tiene este gesto es que “simboliza la promoción de la agenda de identidad de género, que le resta autoridad a la familia y permite que niños puedan decidir su sexo a través del Estado“.

“No soy homofóbico”

Sin embargo, el edil expresó que está en contra de que se ice la bandera “de un movimiento que ha buscado de cierta forma, desmoralizar a la sociedad, restándole el valor que tiene la familia en la vida pública, a las decisiones personales, como es el debate con la ley de identidad de género“.

En la misma dirección, ahondó: “En el fondo, estamos dando legitimidad a que un grupo, que va a promover una iniciativa, en una municipalidad que no está de acuerdo con las iniciativas que promueve“.

Independiente que este es un gesto que se da por el Día internacional contra la Homofobia, cosa que yo comparto. Yo no soy homofóbico, ni xenófobo, ni ninguna de esas cosas, que quede claro. Solo, yo no estoy dispuesto a que el municipio promueva movimientos que tanto mal le han hecho a Chile, o que le puede causar, porque es una agenda que está en proceso“, argumentó.

Una decisión tomada por el alcalde

El concejal detalló que la instalación de la bandera fue una “decisión que se tomó personalmente por el alcalde y no se tomó de la manera que tiene que ser, uno tiene un concejo municipal donde uno debate estos temas“.

“Y Joaquín Lavín siempre lo ha hecho así, y me extraña mucho que para eso no haya preguntado nada y nosotros nos hayamos enterado por la prensa que Las Condes por primera vez va a adherir a una iniciativa del Movilh, obviamente hay varios concejales que estamos en desacuerdo“, concluyó.