ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

¿Por qué Santiago no está en nuestra lista de los mejores chiles verdes?

Cada año, cuando palabra occidental Ella encabeza su lista anual de los diez mejores lugares para encontrar chile verde en Denver, y los lectores comentan cuál de sus favoritos se ha omitido. Un lugar que recibe mucho cariño es Santiago, una cadena local que comenzó en 1991 y ahora cuenta con 29 locales propios y franquiciados en Colorado.

Pero este año, vuelve a estar ausente de la lista, porque yo (alerta opinión polémica) no soy fanático del chile verde en Santiago.

Antes de que una multitud de fanáticos enojados me persigan armados con un burrito de desayuno envuelto en papel de aluminio, permítanme agregar que creo que Santiago es un negocio impresionante que hace mucho bien a la sociedad. A través de su organización caritativa. Y ofrece un valioso servicio culinario: comida asequible, servida rápidamente.

La fundadora Carmen Morales, que nació y se crió en Brighton, inició una empresa de burritos que dependía del Chile verde de su madre para generar empleos en la comunidad. Su historia inspiradora fue honrada en 2017, cuando el alcalde Michael Hancock declaró el 14 de octubre como el Día del Burrito de Desayuno.

Para muchos, el burrito de desayuno en Santiago es un alimento básico, como lo demuestra la línea plana que siempre está ahí desde que abre hasta las 11 a.m., cuando se deja de servir el desayuno. A menos de $3 (antes de impuestos) por un burrito con huevos, papas, carne, chiles verdes (light, picante o mitad y mitad) y la opción de agregar queso, es una de las mejores ofertas en Denver. Un burrito flaco es suficiente para satisfacer el hambre de la mañana o la resaca del fin de semana. Las papas son tiernas, los huevos locales frescos son abundantes y las proteínas giran todos los días (prefiero ir un miércoles, que es el Día del Tocino).

Pero ahora estoy tres a tres en las decepcionantes solicitudes verdes de Chile en mis últimas paradas en tres puestos de avanzada diferentes. Mientras buscaba el mejor chile verde el año pasado, probé Santiago en Englewood y pedí un burrito más un lado de chile (mitad y mitad) por separado, algo que nunca había hecho antes. Si bien el burrito era como se esperaba, el chile estaba suave bajo una cantidad razonable de calor.

Cuando visité el puesto avanzado de mitad de año de East Hampden Avenue, los resultados fueron más o menos los mismos. Como se acercaba el momento de escribir el menú de este año, le di una tercera oportunidad en Santiago en Santa Fe y Sexta Avenida, y llevé un burrito y un tazón pequeño de chile a la oficina para evaluar realmente la situación después de días de comer chile verde en un número de otros restaurantes alrededor de la ciudad.

Esta vez, mi pedido mitad y mitad apenas tenía calor perceptible. Los pimientos picantes pueden variar de un año a otro y de una temporada a otra, por lo que esto no es un factor decisivo por sí solo. Pero esto también estaba un poco recocido y no tenía una textura atractiva: la mayoría de mis versiones favoritas de chile verde son espesas y parecidas a una salsa o se comen más como un estofado, pero este tipo resultó ser más un estofado, no en el buen sentido. . Sentí que también podía saborear la harina, como si no se hubiera cocinado lo suficiente.

Y aunque se supone que es «chile verde con jamón», no pude encontrar ni una pizca de jamón. Tampoco hubo puntos negros que provengan del chile fresco, y aparecieron algunas semillas escasas de chile. Dejé la olla de chile después de algunos bocados, aunque hice un burrito corto.

En estos días, Santiago también vende chile en tarrinas grandes disponibles en tiendas minoristas como Walmart, King Soopers y Safeway, por lo que claramente tiene muchos fanáticos. Elegí estos una o dos veces en la pregunta, y funcionan, y tienden a ser más consistentes que mis experiencias recientes en restaurantes.

A pesar de no estar entre nuestras diez mejores selecciones de chile verde, Santiago ha derramado mucho amor en la comunidad. Y eso, comprensiblemente, le valió mucho amor a cambio.

Simplemente no esta vez.