ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

Resolución de la OEA condena régimen de Ortega en Nicaragua

La palabra en español para «asesino» cubre un mural del presidente nicaragüense Daniel Ortega, como parte de las protestas contra el gobierno que piden su renuncia en Managua, Nicaragua, el 26 de mayo de 2018 (Foto AP)

Notas de
tom lersten
Encargado de Negocios interino
Misión Permanente de los Estados Unidos ante la Organización de los Estados Americanos
12 de agosto de 2022

Gracias a nuestros compañeros delegados por convocar a la oportuna sesión extraordinaria del Consejo Permanente.

Señora Presidenta, también me gustaría agradecer a los expertos oradores del Grupo de Expertos en Derechos Humanos de Nicaragua (GHREN), así como a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por sus observaciones sobre el deterioro de la situación de los derechos políticos y civiles en Nicaragua. Agradecemos sus contribuciones a nuestro debate de hoy aquí.

Quiero comenzar enfatizando que en lugar de cumplir con sus compromisos anteriores de liberar incondicionalmente a sus presos políticos, el régimen de Ortega Murillo continúa amenazando, hostigando y deteniendo a sus ciudadanos más que nunca.

Estados Unidos, junto con muchos de los gobiernos representados hoy aquí, se han pronunciado en repetidas ocasiones sobre las continuas amenazas a las organizaciones de derechos humanos que buscan documentar incidentes y brindar representación legal a los presos políticos.

Señora Presidenta, También hemos condenado el continuo hostigamiento y vigilancia de los defensores de los derechos humanos, los ex presos políticos y sus familias que valientemente continúan abogando por una transición democrática en Nicaragua.

Sin embargo, el régimen de Ortega Murillo sigue mostrando dónde están sus prioridades: silenciando y asfixiando a la sociedad civil, los defensores de los derechos humanos, las instituciones educativas y religiosas y las organizaciones que benefician a la comunidad y el pueblo de Nicaragua.

Permítanme ser claro: Estados Unidos apoya al pueblo de Nicaragua que busca un cambio democrático pacífico en su país con todas las herramientas diplomáticas y económicas a nuestra disposición.

Estados Unidos condena las sentencias de presos políticos y la represión en curso de universidades, periodistas y la sociedad civil, incluidos los defensores de los derechos humanos y los actores religiosos. El presidente Ortega y el vicepresidente Murillo continúan demostrando su objetivo de establecer el control autoritario de su familia sobre todos los aspectos de la vida en Nicaragua. El ejemplo más reciente es el acoso y la represión dirigidos contra el obispo católico Rolando Alvarez durante las últimas dos semanas.

Hemos visto el trato brutal de los detenidos injustamente, que solo buscaban un cambio pacífico a través de elecciones libres y justas. Estos presos políticos no hicieron nada malo. Sin embargo, este régimen, temeroso de perder el poder, reforzó su control y castigó a la oposición política, los medios independientes, los estudiantes, los líderes empresariales, los educadores, los actores religiosos y la sociedad civil.

Volvimos a escuchar hoy sobre los abusos contra los presos políticos, que incluyen confinamiento excesivo, interrogatorios constantes, negación de atención médica, acceso a materiales de lectura, incluidos los textos sagrados, alimentación inadecuada y privación del sueño. Estas violaciones son terribles e irrazonables para todos, pero especialmente para los ancianos o los enfermos.

READ  Ghana planea emitir el primer bono social de África con una venta de $ 2 mil millones | Noticias del mercado financiero

También nos preocupa que Nicaragua continúe con su tendencia negativa sobre la libertad religiosa, incluida la escalada de amenazas contra el clero católico, un tema abordado recientemente por nuestra Comisión de Asuntos Jurídicos y Políticos la semana pasada.

Como señaló el presidente Biden el 16 de noviembre de 2021, “miembros de la Policía Nacional de Nicaragua (PNN), junto con turbas violentas de oficialistas también controladas por representantes gubernamentales, atacaron instituciones religiosas en represalia por su apoyo a líderes políticos y religiosos”.

Señora Presidenta y colegas, nos sigue preocupando que estos grupos vinculados al gobierno y funcionarios gubernamentales continúen hostigando e insultando al clero católico y profiriendo amenazas de muerte.

También expresamos nuestra preocupación por el acoso verbal continuo y la retórica incendiaria dirigida a los líderes religiosos del presidente Ortega y el vicepresidente Murillo, quienes han descrito a sacerdotes y obispos como “terroristas uniformados” y “golpistas”, los acusaron de delitos y amenazaron con juicio el cargos falsos de incitar al “odio” contra los partidarios del gobierno. Hace una semana, el vicepresidente Murillo acusó al clero católico de cometer “delitos contra la espiritualidad”.

Seguimos creyendo que la Organización de los Estados Americanos, la organización más comprometida con la defensa de la democracia en el Hemisferio Occidental, debe apoyar las aspiraciones democráticas del pueblo de Nicaragua.

Con eso en mente, agradecemos a Canadá y Chile, así como al liderazgo de la delegación de Antigua y Barbuda, por apoyar los esfuerzos para desarrollar la resolución del Consejo Permanente de hoy que aborda estas preocupaciones.

Señora Presidenta, por eso también exhortamos al apoyo colectivo para la aprobación de una resolución contundente de la Asamblea General de la OEA sobre Nicaragua.

Con este fin, Estados Unidos espera trabajar en colaboración con todos ustedes en el esfuerzo en Lima para hacer que el gobierno de Nicaragua rinda cuentas por sus abusos. Esto merece atención continua aquí en este Consejo y en la próxima Asamblea General.

Al mismo tiempo, debemos continuar trabajando con socios en las Naciones Unidas y la Unión Europea para aumentar la presión internacional que resulte en una transición hacia un gobierno democrático y el respeto por los derechos humanos que merece el pueblo de Nicaragua.

Hoy es un paso esencial en este esfuerzo, señora Presidenta, y agradecemos a todos los miembros del Grupo de Trabajo sobre Nicaragua de la OEA por su compromiso y participación.

En octubre se reafirmó el compromiso de EE. UU. de trabajar en asociación para asegurar un texto sólido y ampliamente respaldado. Muchísimas gracias.

votar

  • Sí (27): Antigua y Barbuda; Argentina; Bahamas y Barbados; Belice. Brasil; Canadá; Chile; Costa Rica; dominicana República Dominicana; Ecuador; Granada. Guatemala; Guayana. Haití; Jamaica. Panamá; Paraguay. Perú; Santa Lucía; Surinam. San Cristóbal y Nieves; Trinidad y Tobago; Uruguay. Venezuela; Estados Unidos.
  • NO (1): San Vicente y las Granadinas
  • Abstenciones (4): México; El Salvador; bolivia Honduras
  • ausente (2): Nicaragua; Colombia

Precisión

La situación en Nicaragua

(Presentado por las delegaciones de Antigua y Barbuda,
Canadá, Chile, Costa Rica, Perú, Estados Unidos, Uruguay)

READ  Politica | El economista

Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos:

Recordando el artículo 1 de la Carta Democrática Interamericana que establece que “los pueblos de América tienen derecho a la democracia y sus gobiernos la obligación de promoverla y defenderla”; y el artículo 4, que establece que “la libertad de expresión y de prensa son componentes esenciales del ejercicio de la democracia”.

Reafirmando la Carta de la Organización de los Estados Americanos que la democracia representativa es condición indispensable para la estabilidad, la paz y el desarrollo de la región;

Reiterando que, si bien la Carta de la OEA fue denunciada por el Gobierno de Nicaragua el 18 de noviembre de 2021, las obligaciones legales del Gobierno de Nicaragua, en virtud de la Carta, continúan vigentes hasta la fecha del retiro de Nicaragua de la Organización el 18 de noviembre de 2023 ;

Profundamente indignado que, a pesar de todas las advertencias contenidas en todos los pronunciamientos, resoluciones y mandatos de la Asamblea General y del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos, al Gobierno de Nicaragua para que cumpla con sus obligaciones en materia de derechos humanos, el clima de opresión se ha agudizado con el creciente número de arrestos y detenciones arbitrarias; cierre forzoso de ONG; toma autoritaria de las alcaldías de cinco municipios a cargo de un partido político de oposición; intensificación de la represión de periodistas y libertad de prensa; ataques a monjas y sacerdotes de la fe católica romana;

Reconocemos que esta situación de deterioro fue confirmada en un informe oral del 16 de junio de 2022 de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet; Advirtió que el informe expresa una seria preocupación de que el gobierno de Nicaragua continúa realizando arrestos arbitrarios mientras los detenidos se encuentran en pésimas condiciones;

Consciente además del establecimiento por parte del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en marzo de 2022 de un grupo de expertos en derechos humanos sobre Nicaragua;

Tomando nota del trabajo en curso del Mecanismo Especial de Monitoreo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Nicaragua (MESENI) para resaltar las preocupaciones de derechos humanos a través de su mandato para monitorear la situación de los derechos humanos en Nicaragua;

Teniendo en cuenta que el 27 de mayo de 2022, la Relatora Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos llamó a poner fin al continuo ataque de las autoridades de Nicaragua contra la Iglesia Católica Romana, y que el 15 de julio, 2022, la Relatora condenó la escalada de represión de las autoridades nicaragüenses contra periodistas y medios de comunicación en Nicaragua;

Teniendo en cuenta también que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos hizo un llamado a Nicaragua, inter alia, para garantizar que los presos políticos tengan contacto regular con sus familias en condiciones dignas y que las mujeres privadas de libertad tengan acceso a atención médica especializada urgente por parte del Estado ;

READ  Las partes en conflicto del aceite de oliva de California llegan a un compromiso sobre el controvertido proyecto de ley de marca registrada AB535

Reconociendo que la situación social, política, económica y de derechos humanos en Nicaragua está impulsando a miles de personas a huir del país a países vecinos en cantidades sin precedentes, y esto tiene un efecto perjudicial en estos países y en los propios refugiados;

Recordando la Resolución del Consejo Permanente CP/RES. 1196 (2377/22) “La toma de las oficinas de la OEA en Nicaragua” del 13 de mayo de 2022, en la cual el Consejo Permanente condenó enérgicamente el ingreso ilegal a las instalaciones de la Organización de los Estados Americanos y la confiscación de sus bienes por parte de los nicaragüenses. autoridades en Managua, Nicaragua el domingo 24 de abril de 2022;

Recordando también la Resolución del Consejo Permanente CP/RES. 1188 (2355/21) ‘Resultados de las deliberaciones del Consejo Permanente del 29 de noviembreEl décimo 2021 sobre la situación en Nicaragua de conformidad con la resolución adoptada en el quincuagésimo período de sesiones de la Asamblea General Ordinaria el 8 de diciembre de 2021 que concluyó que Nicaragua no había cumplido con sus obligaciones bajo la Carta Democrática de la Organización de los Estados Americanos; ha ofrecido al Gobierno de Nicaragua la asistencia de una misión de buenos oficios de alto nivel de la Organización de los Estados Americanos para volver al cumplimiento de la Carta Democrática Interamericana;

Muy preocupado porque el Gobierno de Nicaragua ha ignorado los esfuerzos del Secretario General de la Organización de los Estados Americanos, siguiendo instrucciones del Consejo Permanente, para involucrar al Gobierno de Nicaragua en discutir formas en las que un Grupo de Alto Nivel podría ser invitado a Nicaragua explorar la posibilidad de ayudar al Gobierno a restaurar el respeto y el apoyo consistente a la democracia y los derechos humanos con las cartas de la Organización de los Estados Americanos; Y el

Deseando renovar su oferta de participación y diálogo en beneficio de Nicaragua y su pueblo,

decide lo siguiente:

  1. – Condenar el cierre forzoso de ONG y el hostigamiento y restricciones arbitrarias impuestas a organizaciones religiosas y críticas al gobierno y su accionar en Nicaragua.
  1. Reafirmar su insistencia para que el gobierno de Nicaragua libere inmediatamente a todos los presos políticos, deje de hostigar e intimidar a la prensa independiente y garantice el ejercicio del derecho a la libertad de expresión.
  1. Renovando el ofrecimiento del Consejo Permanente de involucrar al Gobierno de Nicaragua en apoyo a la adhesión a las cartas rectoras de la Organización de los Estados Americanos, el restablecimiento de las instituciones democráticas y el respeto a los derechos humanos en Nicaragua de conformidad con el derecho internacional.
  1. Encargar al Secretario General que transmita la presente resolución al Gobierno de Nicaragua.
  1. Mantenga este asunto bajo consideración y considere acciones adicionales según sea necesario.