ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

Sundance Bows estrenó «La vaca que cantó una canción en el futuro».

Cinco años después de que el cortometraje «Y todo el cielo cabiera en el ojo de la vaca muerta» ganara el Premio del Jurado de Cortometrajes de Ficción Internacional de Sundance, la chilena Francesca Allegria se despide por primera vez el 23 de enero en el Park City Festival de Utah.

En «La vaca que cantó una canción en el futuro», Allegria continúa expandiendo los temas con su brevedad. «Estaba explorando este espacio intermedio, que está fuera de nuestros sentidos corporales. Es el lugar donde están las entidades sutiles, donde viven nuestros sentidos, donde aparece la muerte», dice. «Quería transmitir esos espacios a través de historias y temas que han estado conmigo desde la infancia. Siento que en el cortometraje, estos temas se vuelven más como símbolos porque no tuve tiempo para desarrollar e investigar el corazón y los huesos de el asunto».

En definitiva, el fantasma de su pastora, Emeteria, de 85 años, la visitó el mismo día que aparecieron decenas de vacas muertas en un campo. «La vaca que cantó una canción en el futuro» comienza de manera similar, pero esta vez cientos de peces parecen haber muerto en un río envenenado mientras una mujer vestida de motociclista aparece jadeando desde el río. Es Magdalena, interpretada por Mia Maestro, quien murió hace mucho tiempo. Su esposo viudo (Alfredo Castro) la ve deambular por el pueblo y colapsar en estado de shock, lo que lleva a su hija Cecilia (Leonor Varela) a regresar del pueblo, con su hija pequeña (Laura del Río) y su hijo adolescente Thomas (interpretado por el no dúo actor y cantante Enzo Ferrada en su primer papel cinematográfico) está en las nubes.

READ  Misión Ringo Star por la Paz y el Amor a la Estación Espacial Internacional

Habiendo pasado la mayor parte de su niñez en la finca de sus abuelos en Chile, Alegría Se refiere a un incidente cuando ella tenía diez años que encendió su idea original. «Estaba jugando con mi hermana y algunos amigos en los establos cuando vi un cráneo de vaca en lo alto del techo». Después de que lograron escalar el techo empinado, Allegria estaba mirando la cuenca del ojo del cráneo cuando escuchó un grito. Su hermana y otra amiga se cayeron del techo. Afortunadamente sobrevivieron pero el accidente la afectó a ella. «Diez años después, escribí una historia sobre un niño que encontró el cráneo de una vaca que le hablaba sobre la proximidad de la muerte».

Otro problema que la acecha es la mortandad masiva de animales, debido a negocios sin escrúpulos. Filmó su película en Valdivia, una región de ríos, donde aparecieron miles de peces muertos en 2017, a pocos meses de que entrara en funcionamiento la planta de celulosa y papel.

Las vacas juegan un papel importante tanto en su historia corta como en su largometraje. “Son seres dignos, son sagrados en otras culturas, pero violados en la nuestra”. «Se han convertido en el cuerpo oprimido de la mujer… que las industrias usan para vender más, para satisfacer las necesidades humanas. Les quitamos todo: su leche, su carne. «Anhelamos tanto su leche que los separamos de sus bebés, y sus terneros, que creo que es lo que más lastima a las vacas”, enfatiza.

“Mientras escribía esta película, comencé a entender la maternidad de una manera más holística y la historia se convirtió en una forma subconsciente de sanar la relación con mi madre y mis abuelas”, dice, refiriéndose a los cortometrajes experimentales de Maya Deren “Networks from Afternoon” e “Into the Earth” como inspiración. Principal visual y temática.

READ  Hay una laguna en el costo creciente de compartir contraseñas de Netflix

Maestro comenta: “El proceso de trabajar con Francesca desde que nos conocimos en Sundance tomó cuatro años, y mirando hacia atrás, siento que fue absolutamente necesario obtener la profundidad de la historia y respirar a Magdalena por cada poro del cuerpo.

«La casi falta de diálogo, excepto a través de la canción, me permitió abrirme a un mundo sensorial que es tan único y sutil», agrega.

«Estoy muy orgulloso de ser parte de esta película. Francesca tiene una voz única. Es una pena que Sundance haya vuelto a estar en línea, porque es una experiencia cinematográfica realmente inmersiva y sensual», coincide Varela.