ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

Vaqueros chilenos se reúnen para la bendición en el Santuario Nacional

SANTIAGO, Chile – Con las cumbres nevadas de los Andes brillando de fondo, decenas de vaqueros con capas de lana y familias se alinearon el sábado en carruajes tirados por caballos de madera para recibir la bendición de un sacerdote en el enorme parque frente a la Reserva Nacional Maipú.

Montando un caballo negro brillante, Lula, Joshua Contreras, de 30 años, viste el equipo tradicional de los caballos chilenos, que incluye espuelas muy largas e intrincadamente talladas y estribos de madera cerrados.

El santuario masivo fue construido en las afueras de Santiago en la década de 1970 en el sitio de una iglesia erigida para celebrar la victoria de Chile en la Guerra de Independencia a principios del siglo XIX. Está dedicada a la Virgen del Carmen, o Nuestra Señora del Carmen, patrona del país, cuya fiesta cae el 16 de julio.

Muchos coches de caballos están decorados con banderas chilenas y del Vaticano. Muchos de los jinetes como Contreras pertenecían a un grupo llamado Quasimodo, que solía llevar el Handling a los enfermos y confinados en sus caballos los domingos de abril.

La celebración de julio, que también incluye misas y bailes tradicionales en los escalones del santuario, ha superado múltiples encierros por COVID-19, grandes escándalos dentro de la Iglesia católica del país y protestas masivas en 2019 que incendiaron una estación de metro al final de la calle. el edificio en expansión. .

En un sábado soleado de invierno, Carlos Ortiz llevó a su esposa e hija pequeña a ver a los bailarines con zapatos brillantes y trajes pertenecientes a un grupo llamado «En los brazos de María».

READ  La industria de los lavavajillas comerciales bajo encimera en todo el mundo

«Es muy importante, porque uno quiere pasarlo a su familia, para que no se pierda la cultura», dijo Ortiz, de 40 años, quien bailaba solo en un grupo similar desde los 10 hasta los 30 Por la promesa a la Virgen.

Este año aprovechó un viaje de negocios desde su nuevo hogar en Bakersfield, California, para disfrutar de la celebración.

Javiera Astorga y su novio solo tuvieron que conducir 20 millas desde un pueblo cercano para rendir homenaje, utilizando un carruaje tirado por caballos que normalmente se utiliza para transportar los escombros de la construcción al vertedero.

No suelen ir a la iglesia, dijo, «pero uno viene a ver a la Virgen, es una tradición».

___

La cobertura religiosa de Associated Press cuenta con el respaldo de una colaboración de Associated Press con The Conversation US, financiada por Lilly Endowment Inc. La AP es la única responsable de este contenido.