ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

Vas a amar tu calientacamas

A medida que llegan los meses más fríos del año, las opciones para calentar el hogar y la cama antes de dormir parecen ser la prioridad. Lo bueno, es que cada vez existen más y mejores productos que hacen este trabajo rápidamente y por poco dinero. Uno de ellos, es el calientacamas.

 

Un calientacamas es simplemente una sábana eléctrica que se coloca bajo las sábanas para que, de forma pareja y pasiva, se caliente toda la cama. En la actualidad, se pueden adquirir en múltiples tiendas, tales como Paris, con un valor de 20mil pesos en promedio. Aunque, como cualquier producto eléctrico, su oferta incluye modelos con distintas funcionalidades tecnológicas que producen variaciones en el precio.

¿Por qué necesito uno?

Lo queramos o no, el invierno llega igual todos los años y a nadie le gusta irse a dormir en una cama helada. La mejor y más rápida solución para esto son los calientacamas, conocidos popularmente como Scaldasonno. Como dato curioso, cabe destacar que este nunca fue su nombre, sino que se trata de una marca, tal como se nombra Confort al Papel higiénico.

Bueno, de vuelta a los calientacamas. No hay dudas de que a estas mantitas eléctricas, en realidad vale la pena echarles un vistazo. Porque se trata de suaves frazadas que se sienten como felpa y, al mismo tiempo, temperan toda la cama.

Aparte de los beneficios obvios de la manta en sí, su uso también puede ayudar a ahorrar en el funcionamiento de la electricidad de la casa, ya que gastan mucho menos que un calentador a los pies de la cama o que el radiador durante toda la noche.

READ  Marcel, presidente del Banco Central de Chile, fijó tasas en 2021

Por otro lado, la mayoría de los modelos más nuevos no solo son seguros y confiables, sino que incluyen tecnologías que las dejan totalmente libres de sobrecalentamiento para que el usuario no tenga nada más que hacer que apretar los botones correspondientes.

Cabe mencionar que existen versiones más simples con sólo opciones de apagado y encendido, así como otras digitales que son más fáciles de administrar. Son un poco más caras, pero hay un buen rango de valor y el control digital es súper fácil de usar.

El uso correcto

Se aconseja en todo momento calcular el tiempo del proceso de calentamiento para conectarlo oportunamente, minutos antes de ir a dormir. Para ello, hay que verificar cuánto tiempo tarda la manta eléctrica en calentarse, ya que, algunos toman aproximadamente 20-25 minutos, mientras otros requieren cerca de 45 minutos. En el primer caso significa que el calor viaja a buen ritmo durante todo el proceso, lo que terminará sintiéndose más agradable al tacto y, también implica que es más fácil de regular la temperatura.

Pero hay que recordar que esas facilidades probablemente vendrán con un valor agregado en comparación a aquellos equipos que demoren un poco más de tiempo.

Otro factor a tomar en cuenta al momento de elegir un calientacamas es su tela. Si bien estos irán debajo de las sábanas, algunos son más gruesos y más suaves lo cual permite disfrutar aún más de sus funciones. Específicamente los de microfibra son súper buenos en términos de suavidad, así como de control de calor y humedad.