ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

Chile propone una nueva constitución impregnada de ciencia

Los chilenos estaban examinando de cerca el contenido de la constitución propuesta, que se distribuyó tanto en Internet como en formato de bolsillo.Crédito: Iván Alvarado / Reuters / Alami

Chile tiene un nuevo best seller. Desde que se completó el 4 de julio, un borrador de lo que se convertiría en la constitución de la nación ha obligado a un gran número de descargas en línea y multitudes esperando para comprar copias impresas.

“El libro puede convertirse en uno de los textos más leídos en Chile en los últimos tiempos”, dice Ximena Báez, presidenta de la Asociación Nacional de Investigadores Graduados del país, con sede en Valparaíso.

Como esperan investigadores en Chile Texto, que podría remodelar su país si se aprueba durante la votación del 4 de septiembre, les gusta mucho. Contiene una serie de artículos diseñados para hacer avanzar la ciencia, expandir la protección ambiental y mejorar el sistema educativo del país.

Esto contrasta fuertemente con el contenido de la constitución actual, que fue promulgada hace más de cuatro décadas bajo la dictadura militar de Augusto Pinochet. El sociólogo José Ortiz Carmona, quien ha escrito: informe 2021 Al comparar cómo se representa la bandera en 193 constituciones, muchos ven como la fuente de una profunda desigualdad en Chile.

En octubre de 2019, muchos chilenos protestaron por décadas de desigualdad social y económica causada, según vieron, por las políticas de Pinochet, y exigieron una reforma política, así como una nueva constitución. Un año después, la nación votó abrumadoramente para reemplazar el documento.

Para redactarlo se formó una asamblea elegida democráticamente, integrada por académicos, profesores, estudiantes y representantes de la población indígena. Algunos han señalado que el producto es la primera constitución en la historia de Chile que no fue redactada por élites políticas, económicas o militares.

READ  Primer Ministro: La policía está rastreando a los israelíes aislados y presentando cargos penales contra los infractores.

Aunque redactada por un grupo diverso, la visión del futuro de Chile no contó con el respaldo de todos. Algunos académicos lo rechazan. Y el muchos de Centro Resulta que la mayoría de las personas encuestadas planean votar en contra.

promoción de la ciencia

Al igual que la constitución actual, la propuesta establece que el Estado «espolea» la ciencia y la tecnología, cruciales para un país que durante la última década ha invertido menos del 0,4% de su PIB en áreas.

La gente ondea la bandera chilena durante las manifestaciones contra el aumento del costo de vida y la desigualdad social en octubre de 2019

En octubre de 2019, los chilenos protestaron contra el aumento de los precios de los boletos del metro, que vieron como un símbolo de la profunda desigualdad del país.Crédito: Javier Torres/AFP/Getty

Pero va más allá al agregar que los avances científicos y las soluciones tecnológicas deben servir para mejorar la vida de los chilenos. Por ejemplo, uno de sus artículos dice que el estado debe apoyarse en la ciencia para garantizar la «mejora continua» de los servicios y bienes públicos.

El proyecto pretende descentralizar la investigación. «Las universidades más grandes de todas en [the capital] Santiago», dice Báez, «entonces ellos son los que obtienen la mayor cantidad de recursos. La constitución propuesta establece que el Estado debe crear las condiciones necesarias para el desarrollo de la ciencia en todo Chile.

También incluye la obligación del Estado de garantizar la libertad de investigación, lo que, según Ortiz-Carmona, puede evitar «presiones indebidas» de fuerzas económicas o políticas destinadas a influir en la investigación estatal. Chile no es inmune a tales intentos. El año pasado, por ejemplo, el candidato presidencial José Antonio Caste se comprometió a desterrar el Colegio Latinoamericano de Ciencias Sociales, una organización con sede en San Juan, Costa Rica, que promueve la investigación académica y el diálogo, por considerarla un «bastión del activismo político». «

Otro gran ganador en la constitución propuesta es la educación. A partir de la década de 1980, Chile promulgó políticas de apoyo a la educación privatizada. Esto ha resultado en un sistema que es «en gran medida desigual, separado e ineficaz», dice Cristian Bailey Carvacho, investigador educativo de la Universidad de Chile en Santiago. Él dice que la nueva constitución reflejará esto al hacer que la educación sea universal, inclusiva y gratuita para todos.

proteccion Ambiental

La propuesta ha sido llamada una «constitución ambiental» porque enfatiza los derechos ambientales. Ella dice que el estado tiene el deber de prevenir y adaptarse a los riesgos de las crisis climáticas y de biodiversidad, así como mitigar sus efectos. “Considera al hombre como parte de la naturaleza, y por lo tanto nutrirla es una condición de supervivencia humana”, explica Pilar Moraga, subdirectora del Centro de Investigación sobre Clima y Resiliencia de Santiago.

En particular, el documento dice que la naturaleza tiene sus propios derechos, lo que significa que puede protegerse legalmente, incluso cuando no hay daño directo a las personas. En un panel en línea este mes, David Boyd, relator especial de las Naciones Unidas sobre derechos humanos y medio ambiente, con base en la isla Pender de Canadá, dijo que era poco probable que las principales industrias estuvieran satisfechas con las disposiciones ambientales. Si se promulga la constitución, dijo, surgirán muchas demandas y el gobierno chileno deberá mantenerse firme para luchar contra estos «intereses especiales».

El proyecto de constitución también busca proteger los derechos de los indígenas de Chile -alrededor del 13% de la población del país- por primera vez en su historia. El documento dice que la investigación debe ser ética y el progreso científico no debe estar vinculado a la discriminación que puede promover Repensar los esfuerzos La relación entre los científicos chilenos y las personas que estudian, dice Constanza Silva Gallardo, investigadora de uso de materiales en la Universidad de Penn State en University Park, y miembro de la Comunidad Autónoma Diaguita Mapuchogasta en Santiago. Ella cree que incluirlo en el borrador de la constitución podría hacer que la investigación sea más participativa, mejorar los procesos de consentimiento informado y abordar la dinámica de poder desigual entre la academia y los grupos indígenas.

resultado poco claro

Dado que el entusiasmo inicial por la constitución parece haberse disipado, aún no está claro qué sucederá cuando los chilenos voten en septiembre.

Algunos investigadores no están seguros acerca de ciertos aspectos del borrador. Por ejemplo, aunque se supone que el sistema educativo debe recibir financiamiento «permanente, directo, adecuado y adecuado», la investigación no parece recibir la misma consideración, dice José Manuel Jiménez, farmacólogo y secretario de la Asociación Nacional de Investigadores Graduados, que tiene su sede en Santiago. . Esto, dice, puede abrir la puerta a que el gobierno reduzca la ciencia cuando los tiempos sean difíciles.

A Soledad Bertelsen, jurista de la Universidad de Los Andes en Santiago, le preocupa que el proyecto propuesto carezca de cualquier mención a los derechos de propiedad intelectual, que están garantizados en la constitución actual. Ella dice que es un «paso explícito hacia atrás», y agrega que los empresarios pueden decidir sacar sus inversiones de Chile.

Sin embargo, muchos académicos apuestan por la constitución propuesta para llevar al país a una nueva era. Para Carlos Olavarria, biólogo conservacionista y director del Centro de Estudios Avanzados de Zonas Áridas de La Serena, Chile, las promesas de proteger el medio ambiente y hacer de la ciencia un pilar de la sociedad sugieren un futuro que anhela ver.

«No sé si lo presenciaré antes de morir», dice. “Pero sueño que Chile va por ese camino”.