ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

Chile | Se espera una fuerte recuperación del PIB del 7% en 2021, pero la incertidumbre política ha aumentado

Crédito y Caución (ATRADIUS) | En octubre de 2019, estallaron disturbios sociales generalizados, debido a la profunda frustración de gran parte de la población por la creciente desigualdad, el aumento de los costos de vida y la desigualdad en el acceso a los servicios públicos. Una de las principales demandas de los manifestantes fue reformar la antigua constitución de la era de Pinochet, en la que defendían la arraigada desigualdad al colocar al sector privado bajo el control de la salud, la educación, la vivienda y las pensiones. Finalmente, el gobierno se inclinó y anunció un referéndum para cambiar la constitución. El referéndum se celebró en octubre de 2020, con una participación del 51% y el 78% votó a favor. Como resultado, se ha programado otra votación del 15 al 16 de mayo de 2021 para seleccionar a las 155 personas que formarán una conferencia que redactará la nueva constitución.

El proceso de reescritura y aprobación de la nueva constitución continuará hasta 2022 y presenta muchos desafíos. Esto se sumará a la incertidumbre política, lo que podría afectar las perspectivas económicas y la confianza de los mercados financieros. El actual gobierno encabezado por el presidente Sebastián Piñera y el gobierno de centro derecha chileno Vamos no tienen mayoría en el Congreso. Los índices de aprobación del presidente se desplomaron cuando intentó en repetidas ocasiones bloquear los populares proyectos de ley de retiro de pensiones en 2020 y principios de 2021 (los proyectos de ley permiten a los trabajadores aprovechar una parte de su dinero de jubilación en medio de la creciente pobreza y el desempleo debido a la pandemia). Las elecciones presidenciales y parlamentarias están programadas para noviembre de 2021 (el presidente Piñera no volverá a presentarse).

Se espera un fuerte crecimiento económico del 7% en 2021
En 2020, el GPD se redujo en un 6%, debido al impacto negativo de las condiciones climáticas adversas en la minería, la guerra comercial entre Estados Unidos y China, los disturbios sociales en curso y la epidemia de coronavirus. Sin embargo, la recuperación ha comenzado desde el tercer trimestre de 2020, y en 2021, se espera que la economía crezca con fuerza en un 7%, impulsada por el lanzamiento de la vacunación rápida. Las exportaciones y los precios del cobre volvieron a subir, y se espera que el consumo privado crezca más de un 8%, impulsado por las facturas de retiro de pensiones. Mientras tanto, la inversión fija real aumentará alrededor de un 8,5%. La inflación se mantiene dentro del rango objetivo del banco central de 2% -4%. La economía chilena sigue dependiendo en gran medida de las exportaciones de cobre (que representan más del 40% de los ingresos de exportación y el 10% del PIB) y la posterior demanda de China, que representa más del 30% de las exportaciones chilenas.

READ  Los traders pueden darles la oportunidad de volver a una situación de mercado alcista alcista.

Sin embargo, debido a las reformas fiscales, la dependencia de los ingresos del gobierno de las ganancias del cobre ha disminuido, de más del 25% al ​​10% durante la última década. Además, los destinos de exportación diversificados a través de una gran red de acuerdos de comercio exterior alivian los riesgos comerciales hasta cierto punto.

Mientras tanto, el sector de servicios representa más del 60% del PIB. Si bien Chile está altamente integrado en los mercados financieros globales, el alto stock de inversión de cartera interna por parte de no residentes (más del 250% de las reservas oficiales) lo hace vulnerable a los cambios en el sentimiento del mercado. Un sector bancario flexible y bien regulado El sector bancario chileno es propiedad predominantemente de bancos extranjeros (alrededor del 60%). Después de adoptar una ley bancaria en 2019, el marco regulatorio se armonizó con Basilea 3 en marzo de 2021. Las reservas de capital son adecuadas y la calidad crediticia es buena, lo que refleja prácticas crediticias conservadoras. Los préstamos en mora se han mantenido bajos en los últimos años (alrededor del 2% de media) y están totalmente destinados. La principal debilidad es la exposición a cambios en el sentimiento del mercado, ya que el sector está en deuda externa neta y los depósitos no cubren completamente los préstamos. Sin embargo, la dependencia del financiamiento mayorista externo interbancario es baja, ya que los bancos dependen del financiamiento interno (especialmente los fondos de pensiones privados).

Alto gasto público asequible debido a la sólida posición fiscal Con el fin de mitigar el impacto económico de la pandemia, el banco central redujo su tasa de interés de referencia en 125 puntos básicos a un mínimo histórico de 0,5% y tomó medidas para respaldar las líneas de crédito para consumidores y empresas por igual a principios de 2020. Las medidas fiscales para apoyar la economía ascendieron a alrededor del 8,5% del PIB. Por lo tanto, el déficit fiscal ha aumentado al 7,4% del PIB en 2020 y seguirá siendo elevado en 2021 y 2022 (en torno al 6% del PIB y el 4,5% del PIB, respectivamente), a medida que continúe la expansión del gasto público. El gobierno ha puesto en marcha el llamado “Paso a Paso: Chile Sea Recupera” (Chile retrocede paso a paso) un plan de inversión de US $ 12 mil millones, principalmente para gasto social, creación de empleo e inversión en infraestructura. Chile tiene una sólida posición fiscal en el mediano plazo, lo que le permite implementar un estímulo fiscal masivo.

READ  Se descubrió que la inyección china de Sinovac es muy eficaz para estudiar el mundo real

Si bien la deuda pública aumentará al 40% del PIB en 2021, sigue siendo baja en comparación con sus pares sudamericanos de Chile. La estructura de la deuda pública sigue siendo de bajo riesgo, con la mayor parte denominada en pesos (77%) y de propiedad local (72%; es decir, fondos de pensiones) con vencimientos largos, lo que mitiga los riesgos cambiarios y de refinanciamiento. Además, dos fondos soberanos que representan casi el 8% del PIB, junto con la posición acreedora externa neta de Chile, mitigan el riesgo soberano. La resistencia a los choques económicos sigue siendo fuerte, dadas las políticas macroeconómicas prudentes, el sistema confiable de metas de inflación del banco central, un sector bancario fuerte y el uso de coberturas naturales y financieras y amplias reservas (incluidos los ahorros fiscales en los dos fondos soberanos).

Un tipo de cambio flexible actúa como un amortiguador eficaz, mitigando el impacto de los precios del cobre y la volatilidad de la demanda externa. En las primeras etapas de la pandemia de coronavirus, los precios del cobre se desplomaron y se retiró capital del país, lo que resultó en una depreciación del 15% del peso frente al dólar estadounidense. Sin embargo, el acceso al capital tanto para empresas soberanas como privadas se restableció rápidamente y, debido a la recuperación de los precios del cobre y las entradas de capital, el peso se recuperó completamente. Sin embargo, se espera que la moneda se mantenga volátil en los próximos meses, ya que la incertidumbre política que rodea la redacción y aprobación de una nueva constitución podría afectar la confianza del mercado. Fuerte posición externa y deuda externa tolerable. A pesar de los aumentos desde 2019, la deuda externa sigue siendo sostenible. La mayor parte de la deuda externa corresponde al sector privado (68% empresas, 15% bancos, 17% soberano). El acceso a los mercados de capital internacionales tanto para el sector soberano como para el privado sigue siendo sólido.

READ  Cherry Summit organiza un seminario web sobre las oportunidades y los desafíos de la pandemia

Si bien las reservas oficiales han caído como consecuencia de las salidas de capital debido a la epidemia, aún cubren más de 6 meses de importaciones y casi la totalidad de las necesidades de financiamiento externo, y están respaldadas por los dos fondos soberanos. Para superar la volatilidad relacionada con la pandemia y estimular la confianza del mercado, Chile recibió una Línea de Crédito Flexible Incondicional (FCL) de 24.000 millones de dólares de 24.000 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional, que pretende tratar como medida de precaución. Este servicio solo se ofrece a países con marcos de política macroeconómica sólidos. Chile permanece abierto al comercio internacional y mantiene un entorno empresarial saludable. El entorno empresarial chileno sigue siendo uno de los mejores de la región, respaldado por instituciones sólidas, baja corrupción y políticas macroeconómicas eficaces, mientras que las cargas regulatorias siguen siendo un problema. El buen acceso de las empresas locales al capital extranjero y nacional reduce los riesgos de refinanciamiento.

Chile tiene 30 acuerdos de libre comercio bilaterales y multilaterales con más de 60 países. Los acuerdos comerciales bilaterales cubren la mayoría de las principales economías del mundo, incluidos los Estados Unidos, la Unión Europea, China, Japón, Canadá y Australia. Chile ratificó recientemente acuerdos bilaterales con Brasil (su mayor socio comercial en América Latina) y Ecuador, que serán beneficiosos para la integración regional y el crecimiento económico a largo plazo. Actualmente, los sectores con mejor desempeño en Chile son la agricultura, el empaque y la farmacéutica.

En agricultura y empaque, la demanda de maquinaria y tecnología relacionada con la industria está aumentando, brindando a los exportadores de esos sectores
Oportunidades. Lo mismo ocurre con los exportadores de drogas, como Chile.
Importa la mayoría de los artículos relacionados