ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

Chile una vez más se niega a reescribir la constitución;  Los expertos dicen que no hay pérdidas significativas para el medio ambiente.

Chile una vez más se niega a reescribir la constitución; Los expertos dicen que no hay pérdidas significativas para el medio ambiente.

  • El 17 de diciembre, el 55% de los votantes chilenos rechazó una propuesta para reformar la constitución del país, que se remonta al régimen de Augusto Pinochet. Este fue el segundo intento, después de que una propuesta diferente no lograra la aprobación en septiembre de 2022.
  • Los expertos dicen que el último texto propuesto, redactado principalmente por conservadores, logra pocos avances en cuestiones de medio ambiente y cambio climático.
  • El borrador de 2022 incluye un capítulo completo sobre el medio ambiente e incluye disposiciones sobre los derechos de la naturaleza, al tiempo que amplía las protecciones contra las industrias extractivas. Pero las preocupaciones sobre la nacionalización de los recursos hídricos contribuyeron al voto por el “no”.

El 17 de diciembre, Chile rechazó una propuesta para cambiar la constitución del país, y el 55% de los votantes rechazó un segundo intento de reformar la ley básica del país. El primer intento fue rechazado en septiembre de 2022 por una mayoría del 62%.

La campaña para reescribir la constitución surgió en 2019, como una respuesta política a las protestas de la sociedad civil que habían sacudido a Chile durante meses, cuando la gente exigía el fin de la desigualdad, la atención médica y la educación inasequibles, las pensiones bajas y un sistema neoliberal que parecía beneficiar sólo la clase media. rico. Las protestas incluso llevaron a que Chile se retirara en el último momento de ser anfitrión de la COP25.

La actual Ley Básica de Chile se remonta a 1980 y a la dictadura de Augusto Pinochet, y se la ha culpado de allanar el camino para la privatización, un próspero sector empresarial y una economía centrada en la extracción y explotación de los numerosos minerales de Chile, al tiempo que disminuye los derechos sociales y su función. Para el estado.

Puma en el Parque Nacional Torres del Paine, Chile. Foto de Christian Sepúlveda.

El ochenta por ciento de los votantes votó a favor de poner fin a esa constitución durante un referéndum inicial en 2020, y un organismo mayoritariamente progresista comenzó a redactar una nueva propuesta en 2021. El resultado fue un borrador que favorecía el medio ambiente, prometiendo mayores ambiciones para la acción climática y un mayor reconocimiento de la constitución. Derechos de los pueblos indígenas. En un capítulo completo centrado en la naturaleza y el medio ambiente, la propuesta reconoció los derechos de la naturaleza, la obligación de reparar los daños ambientales y la obligación del Estado de prevenir, adaptarse y mitigar los riesgos, vulnerabilidades e impactos resultantes de la crisis climática y ambiental.

READ  Los mayores accionistas de Enel Chile SA (SNSE: ENELCHILE) son empresas públicas con el 64% de propiedad, y los inversionistas individuales poseen el 21%

También prohibió la minería en áreas protegidas y glaciares y garantizó la protección de los ecosistemas marinos y costeros de la Antártida. Los pueblos indígenas, que representan alrededor del 13% de la población de Chile, Se garantizaron los derechos a sus tierras, territorios y recursos, y se les asignó representación permanente en órganos gubernamentales. Uno Un punto discutible El texto habría convertido el agua en un bien “no propietario”, lo que habría entrado en conflicto con la Ley Nacional de Aguas de Chile, que privatizó el suministro de agua del país.

El desarrollo como parte de la protección del medio ambiente.

Los expertos dijeron a Mongabay que el segundo intento del gobierno de izquierda de redactar una nueva constitución ha reducido significativamente sus ambiciones ambientales. Esta vez, en una nueva postulación de candidatos, Chile eligió a una mayoría de representantes conservadores, que trabajaron con un anteproyecto elaborado por expertos, para evitar cambios considerados demasiado radicales. El resultado, según los expertos, fue tan conservador como la mayoría de los concejales.

Según Ezio Costa, director de la ONG de derecho medioambiental FIMA, poco se ha hecho en materia de protección del medio ambiente y menos aún en materia de cambio climático. “Yo diría que en lo que respecta a las normas medioambientales y, especialmente, a las relacionadas con el clima, quienes controlaban el Consejo Constitucional, gente de derecha y especialmente de extrema derecha, hubieran preferido no mencionarlas en absoluto”. Dijo Mongabay.

Costa también habló sobre el proceso de redacción de la última propuesta. En su contribución al último borrador, el Comité Constitucional de Medio Ambiente rechazó una propuesta para proteger el medio marino, la biodiversidad, los glaciares y los paisajes. Otra propuesta, responsabilizar al Estado de abordar el cambio climático, también fracasó inicialmente. Justo un día antes de la presentación del documento, se agregaron las palabras “cambio climático”.

Costa dijo a Mongabay que estaba satisfecho de que al menos esta señal fuera aceptada. “Pero si miramos el resto del texto… en temas ambientales es un paso atrás, y por lo tanto en temas climáticos, también será un paso atrás. Tendremos una mayor probabilidad de impactar los ecosistemas, y una menor. probabilidad de proteger la vida y la salud de las personas”.

READ  Índice mensual de actividad económica de enero de 2023, Imacec
Cascada Salto Grande en el Parque Nacional Torre del Paine. Imagen de Chris Ford vía Flickr.

El capítulo 16 del proyecto incluye declaraciones generales relacionadas con el medio ambiente, la sostenibilidad y el desarrollo. Costa dijo que el último mandato fue el problema. “Dice que tenemos derecho a un ambiente libre de contaminación, siempre que sea compatible con el desarrollo, con la visión de desarrollo que tiene el consejo, no estamos hablando de desarrollo integrado o de desarrollo que mira diferentes variables. sino básicamente simple crecimiento económico”, dijo Costa. “Esto permitiría al juez, si hay una violación del derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación, pero también. [if there is] Beneficio económico de la violación, para permitir que la violación continúe ocurriendo”.

Costa dijo que rechazar dos veces las propuestas constitucionales representaba una “oportunidad perdida”. “Porque una de las principales demandas del pueblo es la protección del medio ambiente. Las reformas ambientales ahora deben venir desde el lado legal. Espero que en poco tiempo podamos discutir la inclusión de un capítulo ambiental en la constitución actual.

Chile enfrenta muchos desafíos ambientales. Durante más de una década, el país se ha visto afectado por una sequía persistente, lo que ha provocado una mayor escasez de agua y vulnerabilidad a los incendios forestales.

Para Carolina Navarrete Rubio, miembro del conservador Partido Unión Demócrata Independiente, el problema no fue que el cambio climático fuera eliminado del borrador. “Para mí ya no hay cambio climático; Es decir, el clima ya ha cambiado por completo. «Ya estamos viviendo en esta nueva realidad», dijo a Mongabay en una entrevista.. No importa si el término se menciona en la propuesta, dijo. “Hoy en día la gente cree que si algo no está mencionado o previsto en la Constitución, es algo que nunca se abordará en nuestro país. Esto está completamente mal. Por eso existen leyes y reglamentos”.

Los derechos indígenas fueron restringidos

Navarrete Rubio le dijo a Mongabay que el borrador estaba completo y Chile podría haberlo utilizado en los años venideros. Dijo que el resultado mostraba polarización en Chile. Lo que debe suceder ahora, en términos del proceso constitucional, es dejar de hablar durante al menos 10 años de reformar la Constitución por completo. Y añadió: «Nuestros problemas sociales no se resolverán de la noche a la mañana con una nueva Constitución».

READ  El Servicio Meteorológico Nacional emite avisos de tsunami para Alaska, Hawái y la Costa Oeste

Según Navarrete-Rubio, a través de su guión no lograron convencer a la gente de votar sí. Dijo que sucedió lo mismo en el primer intento, principalmente debido a la amplia cobertura de los derechos indígenas en el primer borrador. “El problema es que querían ser reconocidos como una nación diferente a la nación chilena. Esto significó un multinacionalismo que demostró que cada indígena o pueblo indígena tiene su propia soberanía. Esto no funciona dentro de Chile”. Según el medio de investigación chileno CIPERLos derechos otorgados a los pueblos indígenas fueron una de las principales razones por las que la gente rechazó la primera propuesta en 2022.

Un puente que cruza el lecho seco del río Copiapó en Chile.
Un puente que cruza el lecho seco del río Copiapó en Chile. Desde 2004, varios tramos de ríos han dejado de fluir por completo. Los críticos del mercado de productos básicos del agua afirman que la desaparición del río no se debió a la sequía provocada por el cambio climático sino al “secuestro de agua” realizado por industrias agrícolas y empresas mineras. Foto cortesía de Siba Flores.

tLa segunda propuesta constitucional mencionó varias veces a los indígenas, pero en menor medida. Aunque Fernando Pericán, antropólogo de la Pontificia Universidad Católica de Chile, dijo que la mera mención de los pueblos indígenas es un progreso, dijo que los indígenas deben buscar otras formas de fortalecer y ampliar sus derechos en Chile. “Necesitamos crear un movimiento político indígena amplio, que comience a hacer un trabajo político más serio en los sectores urbanos y en la sociedad rural y que genere una alianza entre los pueblos indígenas. el sistema colonial que se ha establecido desde hace siglos.” ​​El primero para la República de Chile.

Berican, de ascendencia indígena mapuche, dijo que a pesar de los dos rechazos, reformar el país a través de una nueva constitución es “una cuestión pendiente, porque el espíritu de la constitución es el espíritu de dictadura”. Debemos esperar una nueva oportunidad de reforma. Mientras tanto, tenemos que encontrar el camino a través del Parlamento para restablecer nuestros derechos.

Imagen de portada: Barcos pesqueros en el Seno de Última Esperanza, en el sur de Chile. Imagen de Robert Nunn vía Flickr.

comentario: Utilice este formulario Para enviar un mensaje al autor de este post. Si desea publicar un comentario público, puede hacerlo en la parte inferior de la página.

Cambio climático, conservación, medio ambiente, derecho ambiental, política ambiental, política ambiental, bosques, gobernanza, impacto del cambio climático, pueblos indígenas, derechos indígenas

Chile, América Latina, América del Sur

Imprenta