ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

Cientos temen morir después de que un ciclón azote el oeste de Myanmar

Cientos temen morir después de que un ciclón azote el oeste de Myanmar

(Reuters) – Se teme que cientos de personas, incluidos musulmanes rohingya, mueran después de que un ciclón azotara Myanmar el fin de semana, y los esfuerzos de rescate se vieron obstaculizados por los daños a la infraestructura, dijeron el martes residentes y grupos de ayuda.

El empobrecido estado de Rakhine en Myanmar fue el más afectado por el ciclón Mocha, ya que vientos de hasta 210 kilómetros por hora arrancaron los techos de las casas y desencadenaron una marejada ciclónica que inundó la capital del estado, Sittwe.

La región tiene una gran población de musulmanes rohingya, un grupo minoritario perseguido que los sucesivos gobiernos de Myanmar se han negado a reconocer. Más de un millón de personas viven en campamentos en expansión en la vecina Bangladesh, después de haber huido de la represión militar en los últimos años.

Myanmar vive un caos político y económico desde que los militares tomaron el poder en un golpe de estado en 2021. Desde entonces, los combates se han desatado en todo el país entre los militares y la democracia o los grupos étnicos armados aliados.

Los residentes del estado de Rakhine dijeron que al menos 100 personas han muerto y muchas más están desaparecidas y temen morir, y agregaron que la ayuda aún no ha llegado. Bangladesh enfrentó su peor corte de energía en más de siete meses.

Reuters no pudo verificar de forma independiente el número de muertos.

READ  Un buque de combustible se hunde frente a Túnez, amenazando con una catástrofe ambiental

Un residente de la zona, que pidió el anonimato por temor a su seguridad, dijo a Reuters que más de 100 rohingyas fueron asesinados según las evaluaciones de varios pueblos que dijo que visitó después.

Otros dos residentes contactados por Reuters dijeron que un gran número de personas habían muerto, al igual que una fuente diplomática familiarizada con la situación, que no dio detalles.

Se temía que cientos de muertos, informó el sitio web de noticias Myanmar Now, mientras que las organizaciones de ayuda dijeron que había «una gran cantidad de muertos».

Los medios estatales de Myanmar dijeron que tres personas murieron.

«Hemos recibido confirmación de que alrededor de 400 rohingya han sido asesinados, la mayoría de ellos en el distrito de Sittwe», dijo a Reuters un portavoz del gobierno nacional en la sombra prodemocrático.

La tormenta fue una de las peores desde que el ciclón Nargis devastó partes del sur de Myanmar y mató a casi 140.000 personas en 2008.

«escenario de pesadilla»

Un funcionario de la ONU dijo que se esperaba que 5,4 millones de personas estuvieran en el camino de la tormenta, la mayoría de las cuales se consideraban en un estado vulnerable.

«Es un escenario verdaderamente horrible que un ciclón golpee áreas con necesidades preexistentes tan profundas», dijo Ramanathan Balakrishnan, de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU. El refugio, el agua y el saneamiento y los artículos de socorro fueron las primeras prioridades, dijo.

Las ONG dijeron que los daños a la infraestructura vial y de comunicaciones y las restricciones en curso por parte del gobierno militar de Myanmar dificultan la obtención de información y la entrega de ayuda en el área afectada.

READ  Se han encontrado decenas de cuerpos flotando en el río Ganges en India

«Es difícil obtener información precisa o actualizada, lo que hace que sea aún más difícil responder adecuadamente a la crisis», dijo Manny Maung de Human Rights Watch.

«Estamos ampliando nuestros esfuerzos de respuesta para proporcionar suministros de ayuda críticos, como arroz y lonas impermeables, a las comunidades rohingya afectadas por el ciclón Mocha tanto como podamos», dijo la ONG de socorro Partners en Twitter.

Los medios estatales de Myanmar dijeron el martes que el jefe de la junta, Min Aung Hlaing, había visitado Sittwe para evaluar los daños, donar dinero y dar instrucciones sobre la respuesta.

Antes de que la tormenta tocara tierra el domingo, unas 400.000 personas en Myanmar y Bangladesh fueron evacuadas.

La Oficina de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA, por sus siglas en inglés) dijo que unos 6 millones de personas en la región ya necesitaban ayuda humanitaria antes de la tormenta, incluidos 1,2 millones desplazados internamente por conflictos étnicos.

Información del personal de Reuters. Escrito por Martín Beatty; Editado por Christopher Cushing

Nuestros estándares: Principios de confianza de Thomson Reuters.