ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

Columna: El golf está en un lugar diferente cuando comenzó Match Play

Austin, Texas (AP) – La cantidad de países que participan en Match Play es la misma que cuando comenzó el concepto de los torneos mundiales de golf, excepto por las banderas.

En el primer partido en 1999, 17 países incluyeron Paraguay, Filipinas, Zimbabue y Fiji. Ahora tenemos a Chile, Noruega, Colombia y Bélgica.

Y el tiburón sigue dando vueltas en el agua 23 años después -y con una energía completamente diferente-.

La pregunta comenzó a Greg Norman, uno de los 64 jugadores de La Costa en 1999, «Qué inocente se siente». Más de la semilla 28 de esta semana se consideró la creación de una serie global diseñada para reunir a los mejores de todo el mundo.

Era una pregunta justa en ese momento, y de alguna manera jugable para el Austin Country Club, donde esta semana se reunieron los 64 mejores jugadores del ranking mundial.

¿Estarían aquí si no fuera por Norman?

Fue Norman quien intentó popularizar la idea del World Golf Tour hace unos cinco años, una serie de ocho torneos top 30 (más 10 exenciones) que compiten entre sí por más dinero que el que ofrece el PGA Tour.

Los jugadores tenían que elegir. Norman no tenía tantos compromisos de los mejores jugadores como pensaba. Luego, Arnold Palmer cerró la puerta a la idea cuando habló en una reunión de jugadores y dijo que el PGA Tour les sirvió a él y a Jack Nicklaus muy bien. Todo parece familiar, excepto la última parte.

Dos años después de la muerte del plan original de Norman, se creó la llamada Asociación Internacional del Tour PGA, y de ahí surgieron los Campeonatos Mundiales de Golf.

READ  Resultados de BNL International para Italia | Deportes

Norman fue el último jugador en llegar a La Costa en 1999, y mientras paseaba por el centro de prensa, se detuvo a mirar los arcos del Campeonato Match Play inaugural.

«Me alegro de haber podido llegar al campo», dijo. Si bien había un sentido de defensa, Norman parecía convencido de lograr al menos un objetivo.

«Al final del día, creo que es bueno para el golf», dijo Norman en 1999. «Es esencial para el golf porque ahora hay suficientes grandes jugadores a nivel mundial que realmente necesitamos ver a los jugadores jugar unos contra otros de manera más consistente».

que era entonces.

Todavía parte de la imagen, ambicioso como siempre, desafiando al establecimiento, Norman ahora está equipado con más de sus 331 semanas como número uno del mundo.

Está respaldado por el Fondo de Inversión Pública, un suministro aparentemente interminable de dinero saudita, con la esperanza de atraer a los mejores jugadores y realizar una gira mundial de la forma en que cree que debería funcionar (y sin duda obtener grandes ganancias en el camino).

Eso podría indicar que algo anda mal con el PGA Tour en un momento en que el deporte parece tener impulso de su parte.

El último acuerdo de derechos de los medios que comenzó este año ha dado lugar a otro aumento en los premios en metálico. Los seis continentes en los que se juega al golf están representados entre los 20 primeros. Rory McIlroy, de 32 años, es el jugador de mayor edad entre los diez primeros, y compiten entre sí todo el tiempo.

READ  Porsche adquiere una participación en Highly Innovative Fuels Global, el fabricante de combustibles electrónicos

Mirando hacia atrás al comienzo de estos torneos mundiales de golf, debemos pensar en cómo era el golf entonces y ahora.

Este estadio de 64 jugadores en La Costa tenía 14 jugadores que no eran miembros del PGA Tour, un grupo que incluía a José María Olazábal, Shigeki Maruyama y el fallecido Eduardo Romero, quienes llegaron a los cuartos de final esa semana.

Este año, solo cinco jugadores no son miembros del PGA Tour: Takumi Kanaya, Richard Bland, Thomas Peters, Min Wu Lee y Robert McIntyre. A la mayoría de ellos les gustaría tener.

El PGA Tour ha pasado de ser el circuito más potente a ser el destino definitivo para jugadores de todo el mundo. Norman debería recibir crédito por darle un impulso, aunque el rápido crecimiento no sucede sin Tiger Woods.

Incluso si Match Play es el último partido del WGC que queda sobre la mesa, depende de si el PGA Tour quiere regresar a China en medio de toda la ira hacia países con terribles registros de derechos humanos, será mejor que jueguen juntos todo el tiempo porque re en la misma gira.

Así que la escena ha cambiado. También lo son los motivos de Norman.

Es difícil creer que los objetivos de Norman sean crear más oportunidades para que los mejores jugadores compitan entre sí porque ya lo hacen.

Cuando se publicó el calendario de ocho torneos La semana pasada, dijo que quería que el golf creciera y que los jugadores tuvieran oportunidades adicionales. «Creo que los jugadores harán un progreso incremental en la realización de su derecho a jugar donde quieran», dijo.

READ  Goles y encuentros: Paraguay 0-1 Chile en las eliminatorias mundialistas 2022 | 11/11/2021

No se trata de desarrollo de juegos. No se trata de jugar contra los mejores. Los 10 mejores jugadores, más allá de eso, han indicado que se apegarán al PGA Tour porque esta es la mejor oferta competitiva de golf en este momento.

Y no se trata de que el golf sea más atractivo con un concepto de equipo. El golf en equipo es la Copa Ryder, y tiene tanto éxito que se juega una vez cada dos años sin dinero alguno.

Se trata de dinero, una oportunidad de ganar más por menos trabajo. Quien gane uno de los nuevos torneos normandos sin los mejores jugadores recibirá 4 millones de dólares. Eso es casi el doble del número de jugadores exitosos en siete juegos en cinco días en Austin contra los mejores jugadores de golf.

___

Más de AP Golf: https://apnews.com/hub/golf y https://twitter.com/AP_Sports