ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

Conjunto de herramientas de contratación pública progresiva | Instituto Transnacional

La contratación pública progresiva, es decir, la contratación de bienes, servicios y obras por parte del sector público bajo criterios sociales claramente definidos, está ganando impulso en todo el mundo. Los gobiernos y sus agencias están recurriendo a productores locales, proveedores de servicios y más productores sociales para comprar bienes y servicios esenciales, con el objetivo de gastar los fondos públicos de una manera que beneficie a las comunidades locales y cree riqueza para muchos y no para unos pocos.

  • Promover los derechos de los trabajadores mediante la compra a cooperativas propiedad de sus miembros gestionadas democráticamente.

  • Persiguiendo objetivos sociales claros para reducir las desigualdades sociales y económicas existentes,

  • Incrementar la participación ciudadana y/o trabajadora estableciendo mecanismos de participación.

  • Reinvertir fondos públicos para transformar la economía local de manera que contribuyan a generar riqueza comunitaria.

Destaca cómo la contratación pública progresiva permite a las autoridades y comunidades locales fortalecer la propiedad colectiva y la democracia. Esto está en línea con el trabajo de Democracy Collaborative para desarrollar la creación de riqueza comunitaria como un enfoque orientado a la acción que busca cambiar la naturaleza y las operaciones de la economía local al exigir el control directo de sus activos para que produzca resultados duraderos que funcionen para las personas. Lugar y planeta.

Al comprar bienes y servicios públicos de cooperativas organizadas democráticamente y de empresas locales o de propiedad de minorías, las autoridades públicas crean fuertes vínculos entre los gobiernos y los ciudadanos: la llamada cooperación pública comunitaria. Basado en el informe del TNI de 2021 Propiedad democrática y colectiva de bienes y servicios públicos: exploración de la cooperación social pública, Las colaboraciones o asociaciones públicas comunitarias ofrecen formas transformadoras en las que los ciudadanos participan activamente en el trabajo del gobierno. Los enfoques participativos de la contratación pública fortalecen los derechos de los trabajadores, la confianza en los gobiernos locales y la transparencia, y permiten que las economías locales se fortalezcan al tiempo que generan y reinvierten riqueza en las comunidades locales. A través de asociaciones públicas comunitarias en la contratación pública, podemos ver un cambio de la subcontratación de obras públicas al mejor postor en el escenario global a la adjudicación de contratos a empresas comunitarias, cooperativas de propiedad de los trabajadores, agricultores familiares y empresas de propiedad de minorías y dirigidas por mujeres. Compañías.

READ  Nokia y Claro Chile publican una red inalámbrica privada Minera Gold Fields

Cada estudio de caso presentado en este conjunto de herramientas proporciona herramientas únicas para los formuladores de políticas y agentes de adquisiciones en los gobiernos locales, regionales y nacionales. Aunque el contexto legal, social y económico es diferente en cada región, nuestro objetivo es resaltar las lecciones más amplias que se pueden aprender de estos ejemplos, que pueden servir como inspiración para crear y promover prácticas progresistas de contratación pública en otros contextos.

Los estudios de caso son una selección de las muchas prácticas diversas e innovadoras que ya existen en todo el mundo. Este informe de ninguna manera presenta una imagen completa; Probablemente existen otras buenas prácticas que se han escapado de nuestros mapas. En cambio, esta investigación preliminar reúne algunos aspectos destacados basados ​​en ejemplos que estaban disponibles o que ya conocían los autores, así como prácticas que hemos encontrado en otros informes.

Si bien cada estudio de caso proporciona herramientas valiosas para los agentes de adquisiciones públicas, cinco temas reaparecen a lo largo del conjunto de herramientas:

1 Las cadenas de valor públicas locales generan riqueza comunitaria

Comprar local proporciona valor agregado a la comunidad y responde a las preocupaciones sociales y ambientales específicas de la región. Proporciona control democrático sobre las cadenas de valor y reduce los impactos negativos en el medio ambiente. Permite a las autoridades y a los residentes participar activamente en la creación de riqueza comunitaria aprovechando el poder adquisitivo de los organismos gubernamentales (locales) y reinvirtiendo fondos públicos en las comunidades en las que tienen su sede. Los casos de Zanzíbar (Tanzania), Northland (Aotearoa/Nueva Zelanda), Kerala (India) y Cali Warma (Perú) muestran los enormes beneficios de construir cadenas de valor públicas. Además, los siguientes temas de cooperación pública, solidaridad rural-urbana, defensa de los derechos humanos y funciones formales y participación popular pueden entenderse mejor como las dimensiones fundamentales de la creación de riqueza comunitaria.

2 Las asociaciones públicas comunitarias apoyan una economía democrática

La creación de un ecosistema colaborativo compuesto por actores públicos y comunitarios puede resistir la privatización y promover la cooperación pública. Esto es crucial para fortalecer el tejido social y una economía democrática en la que los trabajadores tengan cada vez más control. Los estudios de caso de Kerala (India), Barcelona (España) y Belo Horizonte (Brasil) muestran que las relaciones público-privadas pueden reemplazar las asociaciones público-privadas largamente promovidas pero extractivas. Las asociaciones públicas comunitarias allanan el camino para una economía local organizada democráticamente.

3 La contratación pública puede fortalecer la solidaridad rural-urbana

Las prácticas progresivas de contratación pública pueden reinventar las relaciones rural-urbanas que a menudo dependen de la extracción de riqueza y recursos de las comunidades rurales en beneficio de los actores urbanos ricos. Las compras locales pueden crear riqueza compartida en todo el espectro rural y urbano. Los ejemplos de Rennes (Francia) y São Paulo (Brasil) resaltan los beneficios de los contratos formales de adquisición entre municipios urbanos y agricultores rurales que valoran y apoyan a los trabajadores agrícolas y sus productos, generando seguridad de ingresos y ecosistemas más resilientes a lo largo del camino.

4 La contratación pública puede defender los derechos humanos y las funciones oficiales

Los representantes democráticamente elegidos de los gobiernos locales, regionales y nacionales tienen la responsabilidad de defender y promover los derechos humanos de los ciudadanos, trabajadores y comunidades discriminados explotados por el sistema capitalista de maximización de ganancias. Al comprar bienes y servicios de cooperativas de trabajadores informales como parte de un camino hacia la creación de una formalización progresiva liderada por los trabajadores, los gobiernos pueden contribuir a la seguridad social y a ingresos más estables para los miembros pobres de la sociedad, como en Belo Horizonte (Brasil) y Pune (India). , Recoleta (Chile) y Zanzíbar (Tanzania). Para formalizar empleos y construir capacidad pública internamente de manera sostenible, los gobiernos locales deben entablar un diálogo con los trabajadores para explorar si quieren ser nombrados empleados formales del sector público, con todos los derechos, beneficios y empleo seguro que esto debería implicar.

READ  El gobierno chileno extiende el estado de emergencia agrícola

5. La participación popular mejora las políticas de gasto público

La participación ciudadana es vital para garantizar que las comunidades puedan decidir juntas cómo gastar los fondos públicos en beneficio de todos sus miembros. Surge una amplia gama de enfoques para mejorar la participación en el proceso de licitación, con distintos grados de participación ciudadana. Ejemplos de Perú, Filipinas, México y República Dominicana muestran cómo la participación de grupos como padres, trabajadores y personas de grupos que sufren persistentemente discriminación puede mejorar la transparencia y fortalecer el control de las personas sobre los fondos públicos. Abrir las políticas de gasto a la participación popular hace que las adquisiciones satisfagan mejor las necesidades locales y permite a las autoridades locales ganarse la confianza de sus residentes.

Los gobiernos y sus agencias tienen control sobre los fondos públicos; Deben decidir si financiar empresas explotadoras o reinvertir este dinero en sus comunidades locales. Este informe demuestra que la contratación pública local puede ser una herramienta para promover la democracia económica y contribuir a generar riqueza comunitaria a través del acceso a bienes y servicios a nivel social y local. El gasto público brinda a los gobiernos locales y a las autoridades públicas más grandes la capacidad de recuperar el control de las cadenas de valor, redirigir las ganancias privatizadas a manos de sus comunidades, promover el empleo y otros derechos humanos y apoyar las instituciones democráticas. Esperamos que este conjunto de herramientas de contratación pública progresista inspire y ayude a muchas comunidades a poner este poder en acción.