ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

Entrevista a Marcelo Castillo, vocero de la Coordinadora para la Renacionalización del Cobre y la Gran Minería en Chile

Entrevistamos a Marcelo Castillo de Fuchel como Vocero de la Coordinadora Puerto la Renacionalización del Cobre y la Gran Minería, donde nos interesó conocer su opinión sobre las deliberaciones sobre la renacionalización del cobre en el Acuerdo Constitucional.

Marcelo Castillo: Lo primero que hay que decir es que llegamos a la posibilidad de deliberar y redactar una nueva constitución gracias a una prolongada lucha social que, en su gestación, derivó en un estallido social en octubre de 2019 y todas las movilizaciones masivas que siguieron en las semanas que siguieron. seguido. . No debemos olvidar que la demanda ciudadana de una Asamblea Constituyente, es decir, de un espacio de deliberación amplio, democrático y participativo, fue muy fuerte; En las calles nunca he visto una pancarta llamando a una circulación de 155 diputados. Sin embargo, lo que pasó es una historia conocida, un grupo de partidos coincidieron en una respuesta que claramente era un “traje a la medida” de su estrategia, me refiero al famoso “Acuerdo de Paz Social y la Nueva Constitución”. Dicho esto, las deliberaciones que se han visto y oído en la Convención Constituyente durante los últimos tres meses parecen por momentos las deliberaciones de la gente que ha venido allí para defender sus propios intereses, los de la élite económica y empresarial, sus o peor aún, en el caso de la minería privada, además de las posiciones neoliberales de la derecha, ha habido intervenciones de miembros del Frente Amplio, colectivos socialistas e independientes no neutrales, para defender abiertamente los intereses de las transnacionales. Realmente espero que esto se revierta en lo siguiente.

Si bien no se esperaba que los escaños en la Convención Constitucional fueran ocupados por “profesionales deliberantes”, porque en las elecciones populares se esperaba que los elegidos representaran la diversidad de la gente, se esperaba que estos escaños fueran ocupados por personas con un visión de la patria, con la debida consideración a las necesidades y esperanzas del pueblo que ha sufrido años de postergación. Gente tradicional que podría promover una nueva matriz de desarrollo, en esencia, que sería gente cohesionada y creíble. Es muy decepcionante cómo tantos que dicen descaradamente estar con el pueblo, pero cuando se trata de votar iniciativas pro-transformación y pro-derechos fundamentales, actúan y votan exactamente en la dirección opuesta. En la Convención Constituyente sucedieron cosas tan contradictorias que ni el politólogo más ilustrado podría explicarlas. Me parece realmente lamentable el poder que tienen los lobbies allí; Es un secreto a voces que circularon como un secreto en la convención. Tampoco es posible probar que las deliberaciones y las votaciones involucradas están sujetas al tema 2/3, y cómo explicarle al extranjero que 1/3 puede ser ganador y 2/3 perdedor. Perdónenme por desviarme un poco del buen camino, pero si tuviera que dar mi opinión en las deliberaciones, no podría omitir estas situaciones que, por mi participación en el Curator, pude observar más de cerca que el profano.

READ  El CEO de Route Mobile explica cómo elegir el próximo mercado para adquisiciones

Presenza: Bueno, pero ¿qué dices de las decisiones a las que finalmente llegó el acuerdo?

Marcelo Castillo: El panorama del bloque minero es algo de esto: se negaron a nacionalizar las empresas que realizan actividades mineras, los derechos que poseen y sus bienes. Cancelación del privilegio de explotar yacimientos. El Estado regulará los efectos y efectos de las distintas etapas de la actividad minera. Que la empresa minera destine recursos para reparar los daños causados ​​por la actividad productiva y los efectos nocivos en las áreas de explotación. Que el Estado desarrolle exclusivamente la actividad minera en hidrocarburos, litio y tierras raras. En el caso del cobre, el Estado debe explorar y explotar por su cuenta, manteniendo una participación mayoritaria en el Estado.

Los permisos deben otorgarse con carácter temporal, a través de un procedimiento transparente y público, en los términos y condiciones que usted especifique, y no debe otorgarse la propiedad al titular. Las regalías u otro tipo de compensación patrimonial que reciba el Estado por la explotación minera deben ser reguladas por ley.

Finalmente, estos artículos, punteros y otros hasta el momento han sido sistemáticamente rechazados. Como ven, esta razón es una lucha cuesta arriba, pero seguimos, no nos damos por vencidos. Faltan manos y voluntad, sin duda, se necesita más para proteger y defender el cobre.

Presenza: ¿Cuáles son los objetivos del coordinador del que hablas?

Marcelo Castillo: Soy uno de los voceros, pero no soy el único. Queremos soberanía sobre nuestros recursos naturales, especialmente los recursos no renovables que son una estrategia para el desarrollo del país. Queremos renacionalizar el cobre, porque lo vemos como un paso fundamental para cambiar la matriz productiva. Nos duele que tengamos un modelo extractivista desde hace cinco décadas, y que lleguen transnacionales, aporten muy bajo en términos de empleo, extraigan nuestra riqueza, y a cambio nos dejen migajas y terrenos de sacrificio. Con una economía dependiente de la exportación de metales en lingotes para ser procesados ​​en el exterior, maderas, salmones, frutas y, en definitiva, sólo materias primas, no hay posibilidad de ser un país desarrollado. Esto solo puede suceder si recuperamos un modelo económico basado en la industrialización, que agrega valor a lo que la naturaleza nos brinda, promueve la investigación y aumenta la actividad científica y tecnológica.

READ  Politica | El economista

También nos duele el daño que las empresas mineras hacen a las comunidades cercanas a los yacimientos, la falta de una supervisión efectiva y la complicidad de los políticos que hacen la vista gorda ante la contaminación del suelo, el aire y el agua, que ha resultado en muchas muertes silenciosas. Y miles de pacientes, sobre todo en el norte de Chile. Queremos que el estado se ponga los pantalones y proteja a estas comunidades, y también que tome medidas para compensar a estas comunidades donde la vida se ha vuelto tan precaria.

Presenza: ¿Qué sugiere para el corto y mediano plazo?

Marcelo Castillo: En el corto plazo, lograr que la Convención Constituyente esté de acuerdo con las normas referentes a la renacionalización del cobre, la nacionalización de la gran minería y la extinción de concesiones. El robo y saqueo de nuestros metales no debe continuar. En el corto y mediano plazo, queremos que la ciudadanía sea más consciente de lo que significará para nuestra calidad de vida si $40 mil millones en ganancias de empresas mineras privadas están en manos del Estado, y la mitad del presupuesto nacional en 2022. (alrededor de $ 80,000). Si esta conciencia no se ve hoy, es porque muchas personas no están al tanto de esta información que les comparto. CODELCO posee el 28% del campo minero, aproximadamente el 72% está entregado a las ETN.

El pueblo chileno aún no se percataba de lo que significaría el cobre en manos del Estado en términos de derechos y calidad de vida. Como docente me imagino muchas cosas… Educación gratuita y de buen nivel para todos, infraestructura impecable para las escuelas, excelente equipamiento para los diferentes campos de aprendizaje, miles de becas en Chile y en el extranjero, universidades en todas las regiones, profesores bien remunerados, transporte público para nuestros estudiantes, etc., etc.

Coordinadora está conformada por diferentes organizaciones sociales, y yo represento al gremio de docentes en este espacio. No tenemos nada de especial, somos gente común, trabajamos, tenemos familia y todo, pero nos une la conciencia y el sueño de un país justo democrático que genere condiciones para vivir en mayor prosperidad, sin violencia, un país que asegure el cumplimiento de los derechos humanos básicos.

Presentamos el IPN Nº 5602 “Nacionalización de las grandes mineras de cobre, litio y oro”, el cual fue presentado con el apoyo de más de 24.000 firmas, con la convicción de que en términos de modelo económico y productivo, Chile debe dejar de ser un paraíso para las empresas transfronterizas, no solo por razones de soberanía sobre nuestros recursos naturales, sino también por razones de dignidad como pueblo, ¿no crees? Exigimos que se enmiende la sesión y que de este proceso fundacional surja una nueva constitución bastante digna, para que nuestras barrigas no tengan que votar por ‘de acuerdo’. Por eso, en próximas votaciones, necesitamos que los convencionistas opten por ser leales a los mandatos del pueblo. No les pedimos grandes discursos ni declaraciones de buena voluntad, les pedimos una simple cosa, no traicionen a quienes los pusieron ahí con su voto, no sucumban a los ofrecimientos ni a las presiones de los poderosos. Les digo a los miembros derechistas del Congreso: Por favor, den vuelta el concepto de soberanía nacional.

READ  Mercados emergentes: el peso colombiano sube, el peso mexicano cae tras la decisión del Banco Central

No solo en Condentadora, sabemos que en el espíritu de Chile, la demanda de la renacionalización del cobre y la terminación de las concesiones mineras y también de acabar con las áreas de sacrificio relacionadas con la mala vigilancia ambiental de las empresas mineras privadas. Los que están en la Convención Constitucional deben saber que harán historia, algunos para obstruir y otros para permitir que esto suceda. La lucha que estamos teniendo es para que haya muchos integrantes del acuerdo que pasarán a la historia porque han permitido que el país se transforme.

Aunque el panorama que describo respecto a la Convención Constitucional no es muy alentador, entendemos salteando lo que está en juego, la Constitución no cambia cada tres años, y creo que recién teníamos la opción de cambiar la Constitución de 1980, lo que vamos a votar en el referéndum del 4 de septiembre será el punto de partida para los próximos diez, quince, veinte años, sabemos que las leyes estarán sujetas a lo que diga la nueva constitución. No podemos rendirnos, el momento histórico nos invita a informarnos, a aplicar la presión social correspondiente, a estar a la altura. El presidente Allende y muchos de sus compatriotas hicieron su parte por el cobre en 1971, y ahora nos toca a nosotros.

Persenza: Muchas gracias Marcelo, ¿te gustaría dejarnos una dirección de correo electrónico por si alguien quiere contactarte, por si quiere apoyar la causa de los metales y no sabe cómo hacerlo?

Marcelo Castillo: ¡Con mucho gusto! Puedes escribir al Comité de Coordinación a [email protected] o escribirme a mí a [email protected]