ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

La caza y el salvajeismo del jabalí están arrasando en Argentina y Sudamérica

La caza y el salvajeismo del jabalí están arrasando en Argentina y Sudamérica

Los jabalíes (incluidos los jabalíes y los cerdos domésticos salvajes) invaden áreas naturales protegidas en Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Uruguay y Paraguay.

Debido a su capacidad para competir con las especies nativas por el alimento, alterar los paisajes y transmitir enfermedades, los cerdos salvajes ahora amenazan a cientos de especies en 54 países diferentes alrededor del mundo y Estudio 2021 Descubrió que 14 especies habían sido llevadas a la extinción como resultado directo del impacto de los jabalíes.

Esto es parte de una tendencia global: un informe reciente de la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas es encontrado Las especies invasoras han desempeñado un papel importante en el 60% de las extinciones mundiales de plantas y animales.

biólogo argentino Sebastián A. Ballariinvestigador en CENACUn centro de investigación en el Parque Nacional Nahuel Huapi de la Patagonia dice que su trabajo actual está estudiando los múltiples impactos causados ​​por los jabalíes y otros ungulados (como el ciervo). No sé,ganado Jefe Tauro) sobre ecosistemas locales en la Patagonia, especialmente en el Parque Nacional Nahuel Huapi.

en artículo reciente Publicado en revista de conservación de la naturaleza, Del cual Palari fue coautor, los investigadores encontraron que el número de áreas protegidas con presencia conocida de jabalí fue liderado por Uruguay (100%), seguido de Chile (20,3%), Argentina (15,8%) y Paraguay (9,5). %). Bolivia (6,5%) y Brasil (4,7%).

«Nuestro trabajo representa la primera evaluación de la distribución potencial de los jabalíes en América del Sur y destaca los impactos potencialmente devastadores de los jabalíes en la biodiversidad regional y los objetivos de conservación nacional, especialmente en áreas hiperdiversas», dice Palari, y agrega que los investigadores están evaluando los impactos ecológicos y económicos, teniendo en cuenta las percepciones de los residentes y productores de estas especies, con el fin de desarrollar recomendaciones más efectivas para su manejo y control.

READ  Baruch invita a exalumnos y representantes de Chile a charla económica - The Ticker

“Esto es importante para la preservación de los ecosistemas y su biodiversidad, pero también como contribución a la gestión sostenible y responsable de los recursos por parte de residentes y productores”, afirma.

el llamado de la naturaleza

Palari creció en Buenos Aires, la capital de Argentina, pero siempre tuvo pasión por los espacios salvajes.

“Desde pequeño amaba la naturaleza y la vida silvestre, y cuando me gradué de la secundaria, estaba seguro de que estudiaría algo relacionado con los animales y su entorno, así que me metí en biología”, dice. He mantenido este enfoque y entusiasmo hasta el día de hoy, y así es como hoy puedo vivir y disfrutar mi trabajo como investigador de vida silvestre y ecologista.

Después de la secundaria, dejó la ciudad y se mudó a la Patagonia, donde se graduó con una licenciatura en ciencias biológicas de la Universidad Nacional del Comahue en Bariloche, Argentina, antes de obtener una maestría en manejo de vida silvestre y un doctorado. en Biología de la Universidad Nacional de Córdoba.

“Después de completar mi doctorado, regresé a Bariloche donde hice un posdoctorado y conseguí un trabajo de tiempo completo como científico investigador en el CONICET”, dice. “La inclusión de científicos del Sur Global y su participación activa en la investigación y la toma de decisiones científicas “pueden estar a un nivel superior”: “El enfoque global es esencial para abordar eficazmente, a través de una visión amplia, integral, diversa e integrada, los difíciles problemas que enfrenta nuestro mundo hoy”.

Invasión de langosta

Otra investigadora latinoamericana que intenta rastrear especies invasoras es la bióloga colombiana Ada Acevedo Alonso.

En Colombia, la langosta de Luisiana (Brocambarus clarkii) es una especie originaria del sur de Estados Unidos que fue introducida a Colombia a mediados de los años 1980 y ahora se considera una especie invasora.

Más de ForbesLa educación es clave para combatir la invasión de cangrejos de río en Colombia

“Llegaron a Colombia con un permiso del ICA en 1985 al Valle del Cauca con fines de acuicultura (no funcionó) y en 1988 se escaparon al río Palmira”, dice.

Acevedo Alonso ahora educa a las comunidades sobre las especies invasoras de cangrejos de río y al mismo tiempo estudia la distribución de los organismos de agua dulce y sus impactos en el medio ambiente.

Sígueme Gorjeo o LinkedIn. pagando para mí sitio web.