ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

La paciente formulación chilena de la Constitución

La paciente formulación chilena de la Constitución

Por segunda vez en un año, los chilenos votarán este mes sobre un nuevo proyecto de constitución. En un sentido jurídico estricto, el ejercicio no parece necesario. La Constitución actual ha sido modificada más de 60 veces desde su adopción en 1980. Su problema no es la erección.

«La gran diferencia», dijo a Le Monde Sergio Toro, politólogo de la Universidad Mayor de Santiago. [the new draft] Escrito en democracia.»

En un país caracterizado por la estabilidad económica, una corrupción mínima y el estado de derecho, la observación muestra que las constituciones –como lo expresó un estudio chileno– hacen que la reforma legal de Chile sea única. Una larga y traumática dictadura militar que terminó en 1990 convirtió a Chile en una de las sociedades más desesperanzadas y desiguales del mundo. Ahora, sus ciudadanos buscan nuevas monedas de esperanza social y política a través de la justicia y la igualdad.

«Para lograr avances… los ciudadanos deben volver a comprometerse», dijo la semana pasada la ex presidenta Michel Bachelet al Revista Internacional de Política y Sociedad, con sede en Bruselas. «Cuando las personas se mantienen a flote… deben tener confianza en que serán tratadas con el respeto y la dignidad que merecen».

El proceso de reforma constitucional refleja la forma en que los chilenos generan confianza a través de la paciencia. En 2019, un pequeño aumento en las tarifas del metro provocó protestas masivas en la capital, Santiago, en una comunidad frustrada durante mucho tiempo por la desigualdad social y económica. Ese primer jig quedó marcado. Antes del golpe de 1973, un referéndum sobre la creación de una nueva constitución resultó en casi el 80% de aprobación y la elección del gobierno de izquierda del país.

Luego vino el primer Jack. Una Asamblea Constituyente dominada por grupos de izquierda produjo un borrador difícil de manejar de 355 artículos. Cuando fue sometido a referéndum en septiembre de 2022, el 60% de los chilenos lo rechazó. Siguió el segundo baile. El gobierno ha establecido un proceso ordenado y altamente disciplinado que incluye un panel de expertos y dos paneles de revisión. Esta vez, los votantes dieron a los conservadores el control del proceso de reclutamiento.

Puede que venga otro gato. Las encuestas muestran que los votantes están dispuestos a rechazar el nuevo borrador, que el 1 de diciembre. 17 fue un conjunto muy simple de reformas que se acercaban más a la constitución actual. El primer borrador fue muy generoso; El segundo puede resultar más conservador.

Mientras algunos observadores ven un riesgo para la reputación de estabilidad y viabilidad económica del país, otros ven madurez política. La participación de los votantes es obligatoria. Antes de la votación, el gobierno ha establecido centros de distribución en todo el país para proporcionar copias gratuitas del nuevo borrador.

«El proceso constitucional es el lugar ideal para establecer confianza y las bases sobre las cuales se puede establecer un país más equitativo y justo», señaló el Representante Regional de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, John Zarab.

América Latina ha tenido cerca de 200 constituciones, un promedio de más de 10 por país, lo que refleja largos períodos de revoluciones, dictaduras y crisis económicas. Los chilenos están resistiendo esa tendencia, buscando nuevas normas de gobierno y derechos basados ​​en principios inclusivos en lugar de políticas.

READ  Los Casos De Fraude Implican A Rafael Antonio Guerrero Méndez

Lea esta historia en csmonitor.com

Conviértete en parte de la comunidad Monitor