ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

Tras dos años de protestas, los votantes chilenos están de vuelta en el centro

Las elecciones primarias de Chile del fin de semana trajeron un suspiro de alivio a aquellos en América Latina preocupados por la creciente polarización de sus países. Muchos observadores temen que las crisis que azotan a la región hagan que los votantes se dirijan tanto a la extrema derecha como a la izquierda y creen más inestabilidad e incertidumbre. Estos temores se intensificaron luego de las elecciones presidenciales en Perú, que incluyeron a 18 candidatos, y entraron a los candidatos de extrema derecha y extrema izquierda en una tensa segunda vuelta, a la que siguió una grave crisis. período de incertidumbre Que terminó esta misma semana, seis semanas después de emitir sus votos.

Pero los votantes chilenos sorprendieron a expertos y encuestadores, alineándose detrás de los candidatos más moderados en la primera vuelta del 21 de noviembre.

Antes de las primarias, que reunieron a múltiples partidos de izquierda y derecha respectivamente, las encuestas indicaron que los ganadores más probables serían Daniel Gado del Partido Comunista, el alcalde de un barrio de Santiago, y el veterano político Joaquín Lavigne, de The Independent. Unión Democrática, partido conservador fundado por un asesor del fallecido dictador militar Augusto Pinochet.

Dado el liderazgo constante de Jadue y Lavin en las encuestas, los críticos asumieron que uno de ellos sería el próximo presidente de Chile, con Los encuestadores esperan El candidato del Partido Comunista gana.

Pero los votantes demostraron el domingo que tenían una idea diferente. En ambos lados, las primarias fueron ganadas por candidatos más jóvenes y conciliadores, lo que indica dos movimientos claros de los votantes: uno hacia el centro y otro hacia una nueva generación de líderes.

A la izquierda, el ganador fue Gabriel Borek, un diputado que acababa de cumplir 35 años, apenas pasado el límite de edad presidencial. “No tengas miedo de que los jóvenes cambien este país”, Anuncie después de escuchar los resultados, prometiendo ayudar a construir una sociedad mejor. El barbudo Borek era candidato del Frente Amplio, una agrupación de centro izquierda que, si bien abogaba por cambios importantes, favorecía las negociaciones y el gradualismo, al menos en contraste con el Partido Comunista de su rival, Gado.

READ  Sociedad Química y Minera de Chile SA (NYSE: SQM) reporta ganancias trimestrales de $ 0.16

Borek se comprometió a promover la justicia social, las prácticas ambientales, la descentralización económica y los derechos de las mujeres. Su participación en la política y asumir un papel de liderazgo cristalizó durante las protestas estudiantiles de 2011 que exigieron un fuerte aumento del gasto público en educación. Posteriormente ganó un escaño en el Congreso en 2013 y fue un actor clave en la última ronda de disturbios que sacudió a Chile en 2019, participando activamente en las negociaciones que culminaron en un acuerdo para reescribir la Constitución de Chile.

Las primarias indican dos movimientos claros de los votantes: uno hacia el centro y otro hacia una nueva generación de líderes.

En mayo, cuando los votantes acudieron a las urnas para seleccionar a los miembros de la Asamblea Constituyente, también tuvieron una sorpresa esperando la fundación, ya que eligieron a un grupo de independientes para redactar el documento, cuya aprobación final requeriría un referéndum nacional. La incertidumbre que rodea a la nueva constitución ha dejado a las empresas y a los inversores extranjeros preocupados por los cambios que le esperan a la nación favorable a los negocios, una de las más prósperas pero también desiguales de América Latina.

Esas preocupaciones fueron evidentes en el período previo a las primarias del domingo, con encuestas que muestran que Gado, más extremo, lidera a Borek.

Jadue ha sugerido aumentar los impuestos drásticamente, con el objetivo de aumentar los ingresos del gobierno al 31% del PIB, frente al 21%; en comparación, Los ingresos fiscales de EE. UU. Son poco menos del 10% del PIB. También pidió una expansión del papel del gobierno en toda la economía, proponiendo ampliar la participación del estado en industrias clave, incluidas la minería, la pesca, la farmacéutica y otras.

READ  Los miembros de CPTPP, incluido Singapur, acuerdan comenzar a involucrar al Reino Unido en un acuerdo comercial, noticias económicas e historias destacadas

No es sorprendente que los mercados financieros recibieran con júbilo la pérdida de Jadue, ya que registró ganancias en los mercados chilenos el lunes, el día después de la votación, a pesar de que los inversores de todo el mundo estaban enviando mercados globales a los mercados globales debido a los temores de un resurgimiento del Coronavirus.

En la derecha política, los votantes también plantearon a un candidato más moderado sobre el favorito para ganar. De cara a la competición a cuatro bandas, Sebastien Seychelles emergió con una impresionante victoria, llevándose casi el 50 por ciento de los votos, 20 puntos por delante del más famoso Lavigne, su rival más cercano.

Seychelles, 43 años más joven que Lavigne, era miembro de los demócratas cristianos de centro izquierda, pero lo dejó en 2015. Ocupó cargos ministeriales y otros cargos prominentes bajo la actual administración de derecha del presidente Sebastián Piñera, más recientemente como Ministro de Fomento Social.

A diferencia de su rival de izquierda, Sichel encuentra mucho sobre el modelo económico chileno que vale la pena preservar. Se presenta a sí mismo como un ejemplo de éxito meritocrático y sugiere mejorar las condiciones y oportunidades para todo el país, particularmente para los pobres, sin desmantelar los mecanismos de libre mercado que, según él, han permitido que Chile prospere. Su plataforma exige apoyo familiar, niveles mínimos de pensión y oportunidades educativas más sólidas, junto con servicios de crédito ampliados para impulsar el crecimiento en todo el país, especialmente fuera de la capital, Santiago.

Los votantes chilenos pueden tener más sorpresas reservadas. Bosic y Sichel son los principales candidatos para el mes de noviembre, pero se enfrentarán a otros, algunos de los cuales podrían dar sólidas actuaciones. Entre ellos Paula Narváez, un socialista que se hizo conocido como jefe de gabinete y luego miembro clave del gobierno de la ex presidenta Michelle Bachelet, la actual Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Narvez ya anunció su candidatura. Es probable que Jasna Provost, la presidenta del Senado, también se postule entre los demócratas cristianos.

READ  Las respuestas 'audaces y colaborativas' podrían detener el Covid-19: Duterte

Con múltiples candidatos, se espera que la elección se lleve a cabo en una segunda vuelta en diciembre. Pero una cosa no es segura: el país sobrevivirá a una acalorada batalla entre extremistas polarizados en el espectro político.

Quien se convierta en el próximo presidente se enfrentará a una serie de desafíos abrumadores. A pesar de la fuerte propagación de la vacuna, la pandemia de coronavirus no ha terminado en ningún lugar de Chile, en parte porque el país ha utilizado una vacuna china con una eficacia limitada.

La economía recibió una paliza en 2020, contracción del 5,8 por ciento. Se espera que el crecimiento sea fuerte en 2021, pero la crisis dejará un gran déficit.

El próximo presidente también supervisará el proceso de redacción de la constitución y, si todo sale según lo planeado, se llevará a cabo un referéndum para aprobar el resultado final. Luego, se le asignará la tarea de implementar la nueva constitución. Todo esto debe hacerse con el telón de fondo de un público exigente que ha mostrado su voluntad de salir a la calle a hablar sin vergüenza cuando está descontento con su gobierno.

Sin duda, el resto de la región está observando de cerca.

Frida Gates es columnista de asuntos globales. Ex productora y reportera de CNN, es colaboradora habitual de CNN y The Washington Post. Su columna WPR aparece todos los jueves. Síguela en Twitter en Insertar tweet.