ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

El documento silenciosamente inspirador de Patricio Guzmán sobre el activismo popular reciente en Chile

Cuando el líder de la coalición de izquierda, Gabriel Borek, fue elegido primer ministro de Chile en 2021, tenía 35 años. Cuando, unos meses después, asumió como el presidente más joven del país -quien es también el jefe de Estado más joven del mundo-, el cineasta chileno Patricio Guzmán cumplió 80 años.mi hada«Este es el examen de Guzmán de los movimientos de protesta social de 2019-2021 que contribuyeron al ascenso de Borek. Y si bien es más formalmente un documento estándar basado en informes de prensa que cualquiera de sus artículos recientes, también es uno de los más raros: uno que en it, un miembro distinguido de una generación anterior de activistas políticos expresa una profunda admiración por sus jóvenes compañeros y un profundo y agradecido optimismo por el futuro que están construyendo.

Comienza -en el registro personal al que están acostumbrados los fans de la reciente película de Guzmán- con ladrillos. Con su cálida melodía, el español provocador de ASMR, el director cuenta cómo tales ladrillos y piedras fueron arrancados de las aceras de Santiago (como lo fueron en Francia durante los disturbios de mayo del 68) para que los manifestantes civiles los usaran como armas defensivas contra los gases lacrimógenos y balas de goma de la policía. También le recuerda la agitación reprimida rápida y brutalmente que siguió a la toma del poder de Pinochet en 1973. El ascenso de esa junta obligó a Guzmán a vivir en el exilio del que nunca regresó, prefiriendo en cambio visitar y revisitar el tema de la historia de su país desde el perspectiva de un hogar de expatriados en duelo para siempre.

READ  Estas son las reservas más difíciles de conseguir en este momento: el Registro del Condado de Orange

Más de Variedad

Pero también significa que Guzmán no fue testigo de la movilización cívica masiva e improvisada que se produjo en 2019 como reacción contra la creciente desigualdad, el alto costo de vida, la corrupción política y el nepotismo en la sociedad chilena contemporánea. Chris Marker, uno de los primeros protagonistas de Guzmán, le dijo una vez: «Cuando quieres encender un fuego, tienes que estar donde aparecerá la primera llama». Cuando Guzmán admite en tono de disculpa que esta vez no estuvo allí por un momento inesperado, es casi como si estuviera admitiendo una negligencia en el cumplimiento del deber.

Quizás es por eso que el director se aleja en gran medida de la narrativa, en lugar de usar reportajes contemporáneos, incluidas algunas impresionantes fotos de drones de columnas sinuosas de hasta 1,2 millones de personas, y sus entrevistas con testigos clave, para contar la historia. Sus películas anteriores arrojaron luz sobre la investigación filosófica de su relación con su país, no solo la política de Chile, sino también sus cielos y desiertos («Nostalgia de la luz»), su costa y sus aguas («el botón de la perla») y la longitud del Andes. Columna («Cordillera de los sueños»). Aquí su enfoque se dirige a los líderes de esta nueva revolución. Lo cual es más fácil decirlo que hacerlo, dado que una de las cosas que distingue a la llamada «explosión social» de otros movimientos de protesta civil es que, como señala Guzmán con admiración no disimulada, fue un movimiento «sin líderes».

Quizás sería más correcto decir que los periodistas, escritores, socorristas civiles, fotógrafos, científicos y estudiantes a quienes entrevistó Guzmán eran representantes de los ciudadanos movilizados, no sus directores. De todos modos, son una elección inspiradora: no es casualidad, son todas mujeres. Hay un estudiante que formaba parte de un grupo de escolares cuya negativa espontánea y sin fondo a pagar la tarifa del metro recientemente aumentada en 2019 provocó protestas en todo el país. Un fotógrafo quedó parcialmente ciego en los enfrentamientos con la policía, uno de los cientos que sufrieron un traumatismo ocular grave como resultado de tácticas demasiado entusiastas para dispersar a la multitud, lo que hizo que cubrirse un ojo fuera el gesto más simbólico del movimiento.

READ  La fecha, hora y canal de televisión en los Estados Unidos para ver los Clasificatorios de Sudamérica a la Copa Mundial de la FIFA 2022 CONMEBOL

Un comentarista habla de dejar a su hija todas las mañanas, sabiendo muy bien que se habría arriesgado a dejarla sin madre por la noche; Otro reflexiona con elocuencia sobre un extraño y repentino destello de simpatía por una de las mujeres policías antidisturbios al otro lado de las barricadas. Y en todos los casos, la elección indistinta de los voceros sugiere que, en la medida en que el malestar provino de frustraciones económicas, esas frustraciones eran inseparables del statu quo patriarcal cuya oposición más comprometida provenía de mujeres de todos los estratos sociales y étnicos.

Guzmán no es tan ingenuo como para señalar que todas eran canciones alegres, joviales. Hubo saqueos y peleas, y tal vez las inevitables pausas de una campaña tan larga. Pero con la elección de Borek, tiene la oportunidad de dirigir positivamente su película y la aprovecha. Aparte de todo lo demás, «My Fantasy Country» es valioso incluso por atreverse a sugerir que ganar por los valores democráticos progresistas genuinos todavía es posible cuando los acontecimientos recientes en otras partes del mundo lo han hecho parecer tan difícil de alcanzar.

La película no alcanza las alturas de profundidad poética de la «Trilogía de Chile» de Guzmán mencionada anteriormente, ni es una obra de historiografía tan urgente y viva como su clásico La Batalla de Chile de 1975. Sin embargo, mientras contempla ver vehículos militares abarrotar las calles y plazas de Santiago por primera vez, Segunda en su vida – esta vez hacia un desenlace muy diferente – hay alivio en la sugerencia de que la imaginación de Guzmán, aunque tentativa, se ha vuelto algo real. Es una justificación, no sólo para la nación, sino para su historiador más directo y honesto. Ojalá todos los países tuvieran la suerte de contar con Patricio Guzmán, para ayudar en el angustioso proceso de recuperar lo perdido, como con «Mi País Imaginario», para celebrar de vez en cuando lo logrado.

READ  Ecuador vs Chile: canal de TV, transmisión en vivo, noticias del equipo y vista previa

mejor surtido

firmar para Boletín misceláneo. Para conocer las últimas noticias, síguenos en FacebookY el GorjeoY el Instagram.

Haga clic aquí para leer el artículo completo.