ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

LFF: 1976 Directora, Manuela Martelli, sobre el hallazgo de sitios históricos en Chile

como un drama 1976 Pantallas En el Festival de Cine de Londres, la directora chilena Manuela Martelli habla con el editor de KFTV Chris Evans sobre el viaje de casi 10 años desarrollando, filmando y financiando sus debuts como directora tanto en Chile como en Argentina.

La película sigue a una mujer acomodada, Carmen (Allen Copenheim), que vive en Chile con su esposo médico, cuya vida diaria cambia cuando un sacerdote le pide que ayude a un joven herido que fue víctima de la dictadura de Pinochet. en 1976.

¿Puedes decirme de dónde surgió la idea?

Bueno, todo comenzó porque tenía mucha curiosidad sobre la vida de mi abuela. Era ama de casa y madre pero quería ir a la escuela de arte en los años 60 y 70.

Hablé con mi familia y descubrí que ella perdió años de su vida cuando estaba realmente deprimida. Por lo general, la explicación era desde un punto de vista muy individualista, pero fue interesante descubrir cómo murió durante uno de los años más despiadados de la dictadura.

Entonces sentí que era importante mirar este importante período de la historia chilena, pero desde una perspectiva interior íntima. Cómo el mundo exterior impregna la casa y el hecho de que este personaje, Carmen, puede vivir una vida cómoda, pero ve una grieta, una oportunidad para ayudar, y la aprovecha. Esto es a pesar de que hay mucha gente que no quiere ver lo que está pasando. Había silencio.

Ha coescrito el guión con Alexandra Moffat. ¿Cómo funcionó este proceso?

La idea inicial del proyecto se me ocurrió hace unos 10 años y luego el proceso comenzó unos dos años después.

Luego, una vez que obtuve mi primer guión, leí una novela de Moffat y me gustó mucho, porque analizaba cómo el mundo exterior afecta la vida cotidiana. Entonces, la llamé y escribimos juntos un segundo borrador del guión para crear el esqueleto. Fue realmente una colaboración importante. Luego, al final, seguí escribiendo yo mismo porque fue un proceso muy largo.

READ  Jasmine Fusion Grill lleva el calor a la cervecería

¿Dónde estás en la foto de Chile?

Filmamos en la costa central de Chile desde Algarrobo hasta el puerto de San Antonio en la región de Valparaíso porque había lugares que aún se veían como en los años setenta.

Nuestro presupuesto era muy limitado por lo que no pudimos recrear nada. Teníamos que encontrar lugares que no estuvieran contaminados por la modernidad. Esto es difícil porque tenemos una cultura de destrucción y reconstrucción en Chile.

Pasamos una buena cantidad de tiempo buscando los lugares correctos y luego tuvimos que trabajar un poco enfocándonos en calles específicas y trajimos dos autos de los 70 para cada escena. Nos estábamos moviendo rápidamente con recursos limitados.

¿Tiene algún problema logístico debido al tema?

Fuimos muy afortunados de encontrar personas muy abiertas y relajadas dispuestas a mostrarnos sus casas y tiendas para una sesión de fotos. De hecho, hay una anécdota divertida. Cuando estábamos filmando en la casa del sacerdote, que pertenecía a una familia muy rica, conocimos al propietario que fue amable, servicial y generoso permitiéndonos usar la casa, sabiendo que nuestro presupuesto era bajo. Pero luego, al final de la reunión, dijo muy suavemente: ¿Por qué eres mi izquierda? Realmente me sorprendió. Sentí que no tenía una respuesta sólida. Realmente me hizo pensar en ello.

¿Cómo es fotografiar en Chile en general?

Hay muchos espacios abiertos impresionantes, y no todo está tan organizado como en Europa. Encontrar su creatividad, a menudo simplemente hablando con la gente y fotografiando en algunos lugares realmente sorprendentes y especiales, es bastante fácil.

He hecho cortos antes, ¿cómo hiciste para sacar un largometraje?

Obviamente tomó mucho tiempo y fue difícil armar todo, pero realmente disfruté el proceso y descubrí lo que había que hacer. Cuando estás dirigiendo un cortometraje, no tienes tiempo para pensar ni espacio para que la película respire.

READ  Bango PLC facilita el lanzamiento de la oferta Apple Music de Intel en Chile

¿Qué tal una combinación de actuación y dirección?

Dejé de actuar por un tiempo debido a la pandemia, pero estoy a punto de rodar una película croata. No quiero involucrarme en mis películas porque necesito espacio para concentrarme en cada detalle.

Entonces, ¿cómo conseguiste el elenco de esta película, y especialmente la heroína, Carmen?

Muy joven Aline empezó a hacer telenovelas en Chile en los años 80 y 90. Solía ​​ver estos y pensaba que eran geniales. Luego, años después, trabajé con ella en dos películas (machuca Y el buena vida). Cuando escribí 1976, estaba pensando en ella para destacar.

La música tensa también es una parte importante de la película, ¿no es así?

sí. Siempre he pensado en el sonido como una forma de representar el horror de ese período, creando la atmósfera de la dictadura a través de un elemento invisible. Además, tuvimos una gran diseñadora de sonido de Argentina, Jesica Suárez, que tuvo una gran idea para hacer que el sonido fuera subjetivo en lugar de objetivo, para retratar los sentimientos de los personajes.

¿Puede hablarme de los productores y las productoras de esta película? Es una colaboración con Argentina, ¿no?

Sí, tenemos dos productoras en Chile (Wood Producciones y Cineestacion) y una en Argentina (Magma Cine). He estado involucrado con Cineestacion desde el principio. E hicieron todo el desarrollo de la película. Luego, cuando comenzamos la producción, ya estaba trabajando en otro proyecto con Wood Producciones, por lo que tenía sentido que también participaran en esa película. Creo que hicimos un gran trabajo juntos.

Los productores son Alejandra Garcia, Juan Pablo Gugliota, Dominga Sotomayor, Natalia Videla, Andres Wood (Machuja director), Omar Zuniga. Estuvieron involucrados en varios puntos a lo largo de la película. Andrés es un maestro y un profesor con mucha experiencia, por lo que fue de gran ayuda para mí al escribir el guión y planificar la película.

READ  Agustí Villaronga sube al podio del Festival de Cine de Málaga

¿Cómo se sintió al recibir el aporte argentino?

De hecho, filmamos parte de la película en Buenos Aires, incluida la secuencia de apertura, las escenas en el bar, el centro de llamadas y la zapatería, todo en interiores. Esto fue para que pudiéramos obtener financiamiento tanto de Argentina como de Chile.

Filmar allí fue obvio porque teníamos a bordo al grupo local de Magma Cine, por lo que sabían exactamente cómo filmar y con quién hablar. El equipo local también fue excelente y muy profesional. Tienen una gran industria cinematográfica allí.

¿Cómo se financió la película?

Recibimos financiamiento del INCAA (Institut Nationale d’Institut du Film and Audiovisual Arts) de Argentina, el gobierno de Chile y Visions Sud Est, con el apoyo del Doha Film Institute Post-Production de Argentina.

¿Es difícil conseguir financiamiento y montar proyectos en Chile?

Es difícil porque Chile es muy competitivo cuando se trata de obtener financiamiento. Cuando comencé a postularme para esta película, solo había unas tres o cuatro películas en nuestra categoría que recibían financiamiento. Ahora hay más, pero todavía quedan sólo unos 10 proyectos en todas las categorías.

¿Qué tal filmar proyectos internacionales en Chile?

Chile está creciendo en popularidad debido a nuestros impresionantes paisajes, pero no tenemos incentivos fiscales para competir con otros países sudamericanos. Con suerte, esto cambiará, especialmente porque los streamers buscan más lugares para fotografiar.

¿Cómo y dónde se distribuirá 1976?

Hemos vendido la película a varias regiones. [through French sales agent Luxbox], incluyendo New Wave en el Reino Unido, Francia, Italia, Grecia, América Latina y Turquía. Además, recibimos premios (incluso en el Festival Internacional de Cine de Atenas y el Premio del Público en el Festival de Biarritz).