ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

Opinión de las primarias presidenciales de Chile: Devolución de la dignidad al pueblo

Gabriel Borek y el Frente Amplio recibieron un fuerte mandato de la ciudadanía para liderar Apruebo Dignidad, la fuerza política cuyas primarias presidenciales confirmaron ser las primeras en el país.

Junto a Daniel Gaddo, quien lideró a Chile Denyo en la formación de esta fuerza política y quien la reafirmó al abrazar de manera inmediata e inequívoca al ganador de hoy.

Ambos merecen el reconocimiento y el cariño del pueblo que, con su amplia participación en otra impecable jornada democrática, depositaron en ellos su confianza por su liderazgo en la implementación de las reformas necesarias, a la escala y determinación de Salvador Allende.

Por su parte, la derecha, al darse cuenta de su relativa debilidad electoral, que fue confirmada por el resultado de las primarias, minimizó los riesgos de una derrota casi segura contra la coalición de izquierda en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales al elegir al candidato más débil. representarlo en la primera vuelta, dejando el camino abierto para un potencial candidato en el centro.

El centro político, por su parte, cuya debilidad como tercera fuerza quedó patente por su incapacidad incluso para competir en estas primarias, seguramente se reagrupará en los próximos días detrás de la figura de la senadora Jasna Provost. [Chistian Democrats and currently president of the Senate of Chile]Quién tiene la oportunidad de enfrentarse a la izquierda en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, con un apoyo potencialmente oculto algo de la derecha.

Así, luego de las primarias, la primera vuelta presidencial quedó más o menos disuelta, aunque es probable que haya muchos otros candidatos, incluido al menos uno de la izquierda de Apruebo Dignidad, y por otro lado, partidarios del golpe fascista. Como muchos otros que representan ciertas sensibilidades.

READ  Los sindicatos de Chile lideran las demandas de ayuda de emergencia a medida que se propaga la epidemia | Noticias sobre la pandemia de coronavirus

El cuadro electoral descrito anteriormente, junto con la notable fijación de la Conferencia Constitucional, revive la tradición política que caracteriza a Chile en el mundo y fortalece su sistema político, que siempre ha demostrado ser capaz de canalizar sucesivas interrupciones masivas de personas a la política, incluyendo revoluciones y impulsos de derecha.

Este es el problema principal para todos. Comprender y aceptar que la historia está impulsada por la confrontación constante entre trabajadores y élites, en la que los de abajo saltan periódicamente a la arena para exigir respeto, establecer un sano equilibrio de poder y empujar a los de arriba para que resuelvan el problema. Luchas internas a favor de las facciones que desean implementar las reformas necesarias para el progreso continuo de la sociedad.

En palabras clásicas, entender que la historia es la historia de la lucha de clases.

El pueblo de Chile perdió la ingenuidad en la última parte del siglo XX, al darse cuenta de que tal progreso no excluye los retrocesos brutales, en los que las facciones más reaccionarias de las élites lograron imponerse por la fuerza bruta y la corrupción. Pero también ha aprendido a enfrentarlos en todos los ámbitos y, como demuestran los acontecimientos ocurridos desde el 18 de octubre de 2020, estos reveses son temporales y que, tarde o temprano, las sociedades recuperarán su accidentado camino de progreso.

Para canalizar el descontento popular, el sistema político debe realizar las reformas necesarias para acabar con los abusos y distorsiones que se impusieron con el regreso de la oligarquía el 11 de septiembre de 1973. [and the overthrow of Salvador Allende].

READ  China espera con interés los ricos recursos naturales de Afganistán

Esto significa satisfacer las demandas debidamente expresadas de todos los ámbitos de la vida, de todas las regiones y naciones, que componen nuestro pueblo rebelde.

Desde un punto de vista económico, esto básicamente significa estructuras salariales respetuosas: el dinero no se desviará para financiar negocios, sino para proporcionar una vida digna a los trabajadores, incluidos los ancianos.

El Estado Plurinacional debe establecer un control soberano sobre el cobre y otros recursos naturales, para reorientar la economía del rentismo extractivo hacia la generación de valor agregado. Asegurar el futuro preservando el pasado.

Estas reformas son una necesidad objetiva y deben ser plenamente aceptadas y realizadas por una fuerza política capaz de liderar el proceso revolucionario. La izquierda unida, ahora encabezada por Gabriel Borek, tendrá la oportunidad de asumir esta responsabilidad en las próximas elecciones presidenciales y parlamentarias. Pero esto también se aplica a cualquier candidato de centro potencial que pueda surgir.

Si ninguno de ellos lo hace, surgirán otras fuerzas políticas que tomarán su lugar al frente de esta indispensable tarea.

Este artículo apareció por primera vez en El Siglo, el periódico del Partido Comunista de Chile.