ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

Barrio favorito: Por amor a Malta

Barrio favorito: Por amor a Malta

El pastisi maltés viene en dos formas clásicas, definidas por la delicadeza con la que se dobla la masa fisionable (cubierta con mantequilla y manteca de cerdo) alrededor de su sabroso relleno. Un pastizi en forma de concha, tan apretado como una almeja durante la marea baja, esconde guisantes cocidos hasta el punto de fusión y sazonados con un curry suave que es más inglés (los últimos colonizadores de Malta) que indio. Aquellos con una raya en el medio, tímidamente abiertos y, por lo general, tolerantes a la ricota con manchas de hierbas. La última forma da lugar al papel de bastezi como jerga estrecha en maltés.

Su función más importante es ser un tentempié asequible y omnipresente, disponible en innumerables panaderías y cafeterías de la pequeña nación insular del Mediterráneo por menos de un euro cada una. A partir del próximo mes, también estarán disponibles en el nuevo camión de comida For the Love of Malta en Sacramento.

Christopher Mack es el propietario del Food Truck for the Love of Malta.

For the Love of Malta es propiedad de Christopher Mack, director ejecutivo de Sutter Health, quien se abrió camino en el sistema de atención médica desde un trabajo de limpieza. Visitó Malta por primera vez en 2018, rememorando los pasos que dio su madre antes de emigrar del país con sus padres a la edad de ocho años. Allí experimente el relato que muchas veces les llega a los hijos de inmigrantes en la tierra natal de sus bisabuelos.

«En el momento en que puse un pie allí, pensé, lo entiendo. Entiendo algunas de las cosas que hace mi madre, entiendo algunas de las cosas con las que crecí. Fue como si simplemente hubiera hecho clic», dice. . «Llegué a casa y le dije a mi pareja y a mis dos hijos que nunca me había sentido más maltés en mi vida. Inmediatamente me atrajo la forma en que podría estar más en contacto con mi herencia».

READ  ¿Qué les dirá a los inversionistas el ciclo electoral pandémico en América Latina sobre la dirección futura de la región?

Empezó a aprender a hacer pastisi con su madre, que es una maestra estricta. «Le hacía algo y ella decía: ‘Dios mío, eso es asqueroso. Como, no, necesitas ayuda’. Juntas revivieron las recetas que sus padres habían traído de Malta, amasando los recuerdos entre las capas de masa

Mack encontró a sus primeros probadores de sabor a través de Loaves and Fishes sin fines de lucro en 2019. Los fines de semana, hacía alrededor de 200 empanadas para repartir en los campamentos de la ciudad. Cuando el confinamiento por la pandemia envió su trabajo diario a la oficina de su casa, se sintió listo para cambiar de carrera y se reunió con agentes de Turton Real Estate para hablar sobre la apertura de un restaurante.

«Fueron honestos conmigo», dice. Dijeron: «Sabemos que suena romántico en tu cabeza, pero no lo hagas». Animaron a Mac a comenzar con un camión de comida. Una búsqueda en Google reveló que ya había un camión de comida pastizzi en varios estados de distancia: Malta Joe’s Baked Goods. en Tucson, Arizona.

Una invitada en el evento especial Curtis Park de For the Love of Malta, acompañando una copa de vino con su pastizzi exclusivo.

Fundada en 2016, Malta Joe se ha ganado adeptos con todos los sabores estadounidenses, como las especias de calabaza y el chile hatch, además de la ricota tradicional y los guisantes al curry. Ahora es una de las únicas empresas en los Estados Unidos que envía masa congelada a todo el país. Mack envió al propietario Joe Gucci una carta ofreciéndose a trabajar para él de forma gratuita, y en octubre de 2021 viajó a Arizona para ayudar en un mercado de agricultores y en el evento Oktoberfest.

READ  Los empleadores temen la inflación salarial y las demandas de los empleados: los principales influyentes macroeconómicos

Mac escribió su plan de negocios poco después de su regreso, compró un camión de comida personalizado en 2022 y pasó el año intermedio trabajando en una lista larga y costosa de cursos y licencias requeridas por el estado, el condado y la ciudad para negocios de alimentos móviles. «Si no tuviera un buen trabajo y no tuviera buenos ahorros y no viviera en un área asequible como lo hago, no sé cómo habría logrado esta visión», dice. «Me sorprende lo caro que es. Deberíamos alentar a los nuevos negocios y no desanimarlos poniendo pasos adicionales e innecesarios en el proceso».

Mientras esperaba que le permitieran vender sus productos, Mac siguió regalándolos. Cerca de Navidad, hizo unas cuantas docenas para una mujer que encontró su página de Facebook y pidió pastizzi para su padre maltés. «Dije que no estoy listo para venderle a la gente en este momento, pero estoy más que feliz de dar», dice. Pasó la prueba de su padre, dijo, y le recordó a su hogar.

El camión de comida en sí, que hará su debut oficial en Capitol Beer Fest el 4 de marzo, está envuelto en recuerdos del hogar. Imágenes de tarjetas postales de Malta (con fotos del propio Mac) cubren tres lados de la envoltura de vinilo del camión, algunas impresas con memorables cartas de vacaciones. Mac dice que cada postal es para alguien a quien ha apoyado. Le escribió a uno: «En el momento en que bajé del ferry, pude oler el pastisi y compré un poco de un vendedor ambulante… ¡Amo a Malta y a ti!».

El camión de comida está envuelto con imágenes de postales de Malta, cada una dedicada a alguien que apoyó la visión de Mac.

En un viernes reciente, el olor que encontró Mack en el muelle del ferry en Malta se extendió por la calle en Curtis Park mientras realizaba un evento oculto en la casa de un amigo. Los vecinos hicieron fila para comer pasta ricotta y guisantes al curry, junto con tocino y queso y un combo de chile de Anaheim llamado «California». Estos emergieron de los nuevos y brillantes hornos del camión en dorado cepillado, el tocino brillando a través de sus costuras centrales.

READ  Países que acogen a refugiados afganos

Pastesi en California está calibrado para los gustos locales, y Mack espera que sirvan como puerta de entrada a la cultura de un lugar que pocos californianos pueden señalar en un mapa. “Me gusta mucho la idea de presentarle a la gente un alimento que no tienen idea de lo que es”, dice. «Me encantaría que unos cientos de personas de las 1000 que vienen a mi furgoneta sientan que quieren ir a visitar Malta».