ElDemocrata

España en español es para cualquier persona que viva en España, visite España o cualquier persona interesada en las últimas noticias, eventos y deportes en España. Descubra más ahora.

Más sol y menos carbón

Más sol y menos carbón

Chile es líder en América Latina en el uso de energías renovables, especialmente la energía solar. Sus privilegiados recursos naturales colocan al país en una posición envidiable para transformar su matriz energética. Pero el auge de los proyectos solares ha superado el retiro de las centrales eléctricas alimentadas con carbón. ¿Reemplazamos los combustibles fósiles o agregamos capacidad renovable al sistema energético?

SANTIAGO – El desierto de Atacama en el norte de Chile recibe una de las mayores radiaciones solares del mundo. Como resultado, la industria de la energía solar está creciendo exponencialmente porque «tiene condiciones únicas», dice Bárbara Yañez, presidenta del directorio de la Asociación Chilena de Energía Solar (Acesol).

Según datos de Generadores de Chile, un consorcio de empresas de energías renovables, la generación de energía renovable alcanzó un récord de 63,8% en 2023, el más alto jamás registrado, con un 20% de la energía solar total superando los 1,1 gigavatios (GW). Nuevos proyectos solares entran en funcionamiento.

En particular, la energía eólica y solar han hecho incursiones masivas en el sistema eléctrico de Chile desde 2013, «transformando por completo la matriz energética del país», afirma Camilo Charm, gerente general de Generadores de Chile, en apenas 10 años, con capacidad solar instalada. Pasó de ocho megavatios (MW) a más de 9.000.

Además, se espera que la capacidad renovable instalada supere los 29.000 MW para 2024, con más de 30.000 millones de dólares invertidos en la última década.

A medida que se siga añadiendo capacidad renovable, la proporción de combustibles fósiles disminuirá. ¿Pero está Chile en camino de lograr energía 100% renovable?
Según Jorge Leal Saldivia, experto en energías renovables, «las políticas actuales como la Ruta Energética y la Agenda Energética están orientadas a promover la transición hacia fuentes de energía renovables», pero insiste en «la eliminación total de las energías basadas en combustibles fósiles». «. No se proponen fuentes de energía.

Según el informe Chile Sostenible, de las 28 centrales a carbón operativas en 2019, cuando comienza el cronograma de descarbonización, ocho termoeléctricas cerrarán, 12 tienen compromiso de cerrar para 2025 y ocho centrales a carbón no tienen compromiso de cierre. Y puede operar hasta 2040.

En este contexto, en abril de 2023, el Departamento de Energía publicó una agenda inicial para la segunda fase de la transición energética, que prevé la aplicación de las 10 primeras medidas en cuatro áreas de actuación: promover el ahorro, reducir el riesgo de los proveedores, flexibilidad operativa y políticas. , medidas reglamentarias y laborales de emergencia.

READ  El desierto chileno alberga toneladas de ropa desechada

Desafíos

Los desafíos que enfrentan los proyectos manufactureros en Chile, incluidos los proyectos solares, «están relacionados con las condiciones que permitan seguir avanzando en la transformación del sistema eléctrico, que continúa reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero en el sector», explica Charm.

El experto destaca que, en primer lugar, «es necesario hacer un mejor uso de las redes existentes y realizar una adecuada planificación del sistema de transporte».

Por ello, Generatoras de Chile y Transmisoras han realizado un estudio en 2022-2023 para identificar medidas de corto, mediano y largo plazo para lograr este objetivo.

El estudio encontró que la mayoría de las medidas propuestas no requerirían cambios regulatorios y serían rentables para gestionar las redes de transmisión de manera más efectiva, utilizar los recursos disponibles y promover un desarrollo de infraestructura sólido y oportuno sin la necesidad de una gran relajación.

Por otro lado, el sector de generación también se enfrenta a desafíos operativos «sin precedentes», afirma Charm.

Datos proporcionados por Generadores de Chile muestran que hacia 2023 la generación renovable superará a la térmica en más del 80% de los días. Asimismo, momentos como la tarde del 30 de octubre se alcanzó el 94,6% de la capacidad eléctrica total del sistema de generación renovable instantánea.

En este contexto, las tecnologías controlables, como los sistemas de almacenamiento, están adquiriendo cada vez más importancia, ya que ofrecen características de seguridad, energía controlable y flexibilidad.

Por ejemplo, se adaptan a cambios inesperados en las previsiones de producción eólica y compensan las diferencias de producción al mediodía y al anochecer, cuando la energía solar cae drásticamente.

Otro desafío es resolver el problema del ciclo de vida de las tecnologías solares, como qué hacer con las instalaciones a gran escala en el desierto de Atacama y otras partes del país.

Según Edward Fuenteilpa, director del Centro de Desarrollo Energético de Antofagasta (CDEA), esta situación está «en evaluación» porque la pregunta de qué hacer cuando todas estas instalaciones lleguen al final de su vida útil es una preocupación diaria.

READ  Visa India de ciudadanos de Francia, Chile, Países Bajos y Brasil

Fuentealba, actualmente miembro del consejo asesor de la nueva política energética de Chile para 2050, destaca un gran desafío: las regulaciones energéticas de Chile. El experto no duda en afirmar que las leyes actuales son «demasiado antiguas y este tipo de energía no puede crecer», y no duda en afirmar que «esta situación debe cambiar».

Para los profesionales de la energía, este último punto es la clave para avanzar hacia una matriz energética limpia.

Saldivia, jefe de gestión de activos de Sonnedix Chile, dice que lo más importante es que la energía firme basada únicamente en fuentes renovables pueda brindar «seguridad de suministro», como reservas y arranques rápidos.

«La electrónica de potencia debe desarrollar equipos que lo hagan posible y la industria puede utilizar estos equipos a gran escala. Por ejemplo, inversores formadores de red que puedan regular las características técnicas de las redes de transmisión.

Predicciones

En Chile existe un compromiso con la descarbonización, con metas de largo plazo de cubrir el 60% de la matriz energética con energías renovables al 2035 y hasta el 70% al 2050. Estos objetivos son fundamentales para la transición energética y están respaldados por ella. Iniciativas como la Planificación Energética a Largo Plazo (PELP).

Gracias a su geografía, el norte del país cuenta con un alto potencial de recurso solar y energía eólica distribuida por todo el territorio. Fomentó la integración masiva de las energías renovables solar y eólica.

A esto se suma la crisis de los precios de los combustibles fósiles en 2022, que fue un recordatorio de los fuertes beneficios económicos que las energías renovables pueden proporcionar en términos de seguridad energética.

De hecho, según el informe de la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena), “Costos de generación de energía renovable en 2022”, desde 2000, la energía renovable implementada a nivel mundial ha ahorrado al sector eléctrico 521 mil millones de dólares en costos de combustible.

Bárbara Yáñez confirma que el coste de los proyectos solares fotovoltaicos ha caído un 82% en los últimos 10 años y sigue bajando.

Actualmente, los proyectos solares están agrupados entre las regiones de Antofagasta y Atacama, afirmó, y agregó que una de las «razones» por las que la industria ha crecido tan rápidamente es que las plantas solares sólo tardan dos años en operar.

READ  Otro chileno arrestado como Montco blanco de 'bandas de ladrones sudamericanas' - NBC10 Philadelphia

Se establecieron originalmente en el norte de Chile debido a la intensa luz solar. Sin embargo, a medida que el costo de los módulos fotovoltaicos ha disminuido, los proyectos se están volviendo rentables en lugares con baja radiación, como la región central.

Ante la situación actual, Saldivia insiste en que es más favorable instalar plantas de energía renovable porque generalmente tienen un bajo impacto ambiental, y en el caso de los proyectos solares, «el impacto se debe principalmente al uso. Si no hay especies protegidas, si la tierra no es apta para la agricultura, tierra que realmente no tiene muchos usos alternativos.»

Según Generadores de Chile, se espera que la participación de la energía solar aumente en los próximos años. Para diciembre de 2023 se estarán construyendo más de 4,3 GW de esta tecnología, con lo que la capacidad instalada total ascenderá a 13,3 GW.

«Esto posiciona a la tecnología solar como una fuente importante de capacidad instalada, independientemente de su carácter no convencional», afirma el director general de la asociación profesional.

En resumen, el crecimiento de la energía solar es mucho más rápido que la desaparición de las centrales eléctricas alimentadas con carbón. En este sentido, Saldivia afirma que si bien se están reemplazando algunas centrales eléctricas a carbón, «todavía hay más energía renovable de la que se está retirando».

Según la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (Acera), el carbón representará el 17% de la generación eléctrica nacional al 2023.

Ante este escenario, la Coordinadora Nacional de Electricidad anunció el retiro de 20 termoeléctricas al 2025, lo que se traducirá en una reducción del 69% en la capacidad instalada a carbón. Generatores de Chile destacó que se trata de un «hito importante».

Este artículo fue elaborado con el apoyo del Observatorio del Clima de América Latina.

Patrimonio: A.G.