En el Congreso Nacional se aprobó la Ley de Presupuesto 2016, estableciendo en la partida de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena una importante modificación que impedirá que dicho organismo pueda comprar terrenos tomados o que estén vinculados con algún hecho de violencia.

FOTO: DAVID CORTES SEREY/AGENCIAUNO.

Aplaudimos esta iniciativa. Durante los últimos años nos hemos visto enfrentados como región a innumerables hechos de violencia, que han alterado gravemente la convivencia, afectando la paz social, el desarrollo regional y, lo más importante, generando víctimas entre indígenas y no indígenas y, de paso estigmatizando al pueblo mapuche, que se ha caracterizado por ser dialogante, pacífico y que ha esperado por largo tiempo que el Estado de Chile, tenga la voluntad política de sentarse a conversar, no sólo con ellos sino con todos quienes vivimos en La Araucanía.

«La partida presupuestaria de la CONADI para 2016 impide comprar terrenos tomados o que estén vinculados con algún hecho de violencia» —Lorenzo Dubois, Fundación Aitué.

De acuerdo a estudios realizados por la Fundación Aitue, el 74% de la Población Mapuche de la Zona Sur (Bio Bio, La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos) estima que las acciones violentas para recuperar tierras ancestrales no son legítimas. Y al consultarles sobre si se sienten identificados con estas acciones el rechazo aumenta al 88,5%. A su vez un 95,7% declara que las acciones violentas han afectado la imagen del Pueblo Mapuche.

Hacemos un llamado para que todos los actores involucrados nos sentemos a conversar, para que desde la región y con la participación de todos, podamos encontrar los consensos que nos permitan vivir en un ambiente de paz, respeto y reconocimiento mutuo.

Director de Fundación Aitué